Wednesday, October 1, 2008

ARQ. CHEO MALANGA: LA HUELLA DE BACARDI EN LA HABANA

“Edificio Bacardí”

Por: Arquitecto Cheo Malanga

Fotos: Remigia Tuero

A finales del siglo XIX el Ron Bacardí gozaba de una enorme fama internacional. Su creador, Don Facundo Bacardí Massó, era un español radicado en Cuba, que utilizó su apellido como marca comercial de la compañía de bebidas alcohólicas. La empresa fue fundada en Santiago de Cuba en 1862.

En el año 1960, a pesar de oponerse al gobierno de Batista y apoyar antes de su triunfo al “timador en jefe”, la empresa fue nacionalizada por el nuevo gobierno y la familia tuvo que irse del país. La compañía trasladó sus operaciones a Puerto Rico, donde actualmente posee la destilería de ron más grande del mundo. La sede internacional está ubicada en Bermudas, aunque también posee oficinas en Miami y en la Isla del Encanto.


En el año 1920, Don Emilio Bacardí, hijo de Don Facundo, deseaba una sede digna de la calidad de su bebida y es así como comenzó en ese año la construcción de una impresionante joya arquitectónica representativa del Art Decó, corriente de moda en aquellos años: El Edificio Bacardí.


El edificio se encuentra situado en la Avenida de las Misiones #261, entre Empedrado y San Juan de Dios. Fue diseñado por los arquitectos Esteban Rodríguez Castells, con sus asociados de proyecto, los arquitectos Rafael Fernández Ruenes y José Menéndez. El edificio posee 12 pisos y su construcción costó alrededor de 400,000 pesos. En su momento, la punta de su torre central fue el punto más alto de Cuba. El arquitecto Esteban Rodríguez Castells ganó la competencia internacional para su construcción, con una propuesta neorrenacentista, pero después de haber visitado la Exposition Internationale des Arts Décoratifs et Industriels Modernes de 1925 en Paris, cambío su diseño por una expresión del estilo Art Decó.


El Art Decó fue un popular movimiento internacional de diseño, nacido en Paris en 1908, y que continuó hasta 1939. El efecto artístico del Art Decó es puramente decorativo. En ese tiempo era visto como elegante, funcional y ultra moderno. Es un símbolo de glamour y es el resultado de la convergencia de diferentes influencias como el Art Noveau, el Cubismo, la escuela Bauhaus y el futurismo italiano.


La fachada del Edificio Bacardí está lujosamente decorada con granito rojo de Bavaria marqueteado con imágenes en bronce. La parte alta del edificio tiene relieves de terracota esmaltada de diseños geométricos, flores y figuras femeninas.



Los detalles interiores incluyen espejos claros y azules, relieves de yeso, bronce pulido y texturado, pinturas murales, paneles de caoba y cedro, cristales de colores y mármol rosado, verde y negro de Alemania, Suecia, Noruega, Italia, Francia, Bélgica y Hungría. La belleza de su decoración interior está dada por la hermosura natural de sus mármoles y por la complementación de accesorios típicos del Art Decó como lámparas, herrajes, dibujos, etc. El color de las locetas de cerámica que tapizan los pisos superiores tienen un tono amarillo brillante en referencia a los rones blanco y dorados que en ese entonces la compañía exportaba.


La torre central está coronada por la figura de un murciélago, ícono del producto. Este peculiar símbolo surge a partir de una colonia de murciélagos que habitaban las vigas de la destilería original en Santiago de Cuba. En busca de una marca para el nuevo ron, la esposa de Don Facundo, Doña Amalia, sugirió usar un murciélago como imagen comercial para el producto.



En el año 2001 el edificio fue restaurado gracias a la cooperación de una firma italiana. Conserva en su interior la decoración original en muy buen estado, y así mismo sucede con el exterior del edificio. Actualmente radican en él representaciones de firmas turoperadoras y otras agencias.


El amplio espectro de elementos arquitectónicos y artísticos del Art Decó habanero revelan la naturaleza cosmopolita de la Habana, la cual estuvo abierta a las influencias del movimiento que comenzó en París y se desarrolló en New York.
CON EL PERMISO DE CHEO...

... porque el miércoles es el día de su columna, quiero agregar este link al post de hoy de Zoe Valdés, quien publica un sensual texto basado en la obra de uno de mis pintores cubanos preferidos, lamentablemente poco conocido entre nosotros.

14 comments:

Isis said...

Mil gracias al arquitecto don Cheo Malanga por esta entrega tan deliciosa, plena, culta.
Y todos mis saludos,
(Para Eufrates, too.)

Aguaya Berlín said...

Wow, cuánta información valiosa!!!! Ahora no me ubico mucho en el lugar. He oído hablar cientos de veces de él y me apena que como habanera no me acuerde exáctamente del edificio... qué pasó con los 30 an~os que viví en La Habana? :-(

Olga Admiradora said...

Gracias, estimado Cheo, ya me di mi paseo virtual por el edificio Bacardí, uno de los mejores exponentes del Art Decó en nuestra Isla, y camine por sus alrededores y sentí hasta la brisa del Mar, que linda mañana... Mientras Esteban Rodríguez Castell construía el Bacardí, buscaba lo que sucedía en el mundo arquitetónico y "L'Esprit Nouveau" comenzaba a nacer con Le Corbusier, Frank LLoyd Wright, Mies Van der Rohe ... generaban sus primeras ideas y proyectos del Movimiento Moderno, que época tan rica aquella que llega a nuestros días con tanta actualidad. No se si son síntomas de vejez ... pero no me agradan esas "mega torres histéricas" que andan haciendo hoy por Dubai y esos lugares lejanos... Síguenos deleitando con tus artículos que nos enriquecen tanto.
Muchas gracias de nuevo!

Zoe said...

Don Che Malanga, me ha dado por la vena del gusto. Viví en mi segunda errancia por La Habana Vieja, al doblar, en Empedrado 505, antes estuve albergada en el edificio justo junto al Bacardí, durante dos años. Uno de mis edificios preferidos. Gracias.

Anonymous said...

Bravo, Don Che Malanga, una bella visión habanera. Da gusto acercarse a la computadora para ver esto, y leerlo. Niobe.

Zoe said...

Cheo, perdón.

Anonymous said...

Gracias a Remigia Tuero y a Don Cheo. Sandokán.

GeNeRaCiOn AsErE said...

El edificio es majestuoso, un adorno imprescindible del cual nuestra ciudad no puede deshacerse fácilmente, porque ya es parte de su personalidad, como uno de los atributos que nos permiten identificar a la Habana.

Gracias Cheo por este post excelente, un saludo,
tony.

Ernesto G. said...

Don Cheo, mis saludos. Gracias por este escrito y las fotos. Me voy a tomar un trago de ron Bacardi en honor a este post y a tan bello edificio, y en honor al capitalismo cruel e inhumano que crea cosas tan maravillosas.

arq: Cheo Malanga said...

Muchas gracias a todos por pasar y dejar sus comentarios.

Isis:
Un gran saludo para usted tambien y mil gracias por no dejar de pasar.

Aguaya:
No se preocupe, a veces convivimos con muchas cosas por años y no reparamos en ellas.
Ya sabe, cuando regrese a la Habana no deje de visitar este edificio.

Olga:
Muchas gracias por su comentario. No se preocupe, no creo que sean síntomas de vejez sino de buen gusto.

Zoe:
Entonces sin proponérnoslo, hoy viajamos hasta su barrio.
Muy complacido de que le haya gustado este paseo.

Niobe:
Creo que mas gusto daría poder verlo en vivo.
Muchas gracias.

Sandokan:
Gracias por agradecer a Remigia sus constantes "aventuras habaneras" a bordo de bicitaxis, omnibus, taxis y camellos, tomando fotos para El Imparcial.

Asere:
Tienes mucha razón. !!!Cuanta belleza existe en ese patrimonio habanero!!!....en ruinas, pero igualmente bello.

Ernesto G:
Buena idea, no se me había ocurrido. Haré lo mismo que usted.
Un gran abrazo y saludos a su esposa.

Eufrates:
Gracias por el "link" al post de Zoe. Todo un paseo lleno de sensualidad y erotismo. La obra de Julio Zapata me fascina.

A Cuban In London said...

Millones de gracias tanto para Cheo como para Eu por este articulo tan rico en cubania. Me siento como si me hubiera tomado una humeante taza de cafe con leche electronica.

Saludos desde Londres.

Anonymous said...

Soy arquitecta camagüeyana y vivo en Miami. Llegué a este blog a través de Gaspar ,el Lugareño, que me lo recomendó. Me gusta mucho la manera en que se aprecia todo desde aquí, gracias por tanta información. En el '92 mi tesis de garduación tuvo el tema Art' Deco y soy una amante a este estilo.
Gracias a Cheo Malanga y a Eufrates

arq: Cheo Malanga said...

A Cuban in London:
Echale una linea de Bacardi a esa taza de cafe con leche.....

Arquitecta Camagueyana:
"Welcome on board".....un gran placer contar con sus visitas.

HBN said...

La joya del Art Decó cubano que tan prodigo fue en obras.
Excelente artículo, como ya es costumbre en Cheo