Monday, March 23, 2009

EUFRATES PHELP

Paparazzo: Alfredo Pong

Me sumerjo y vuelvo a salir a la superficie. Me paro, y mientras me ajusto los espejuelillos, observo la hora en el gran reloj. Frente a mí, la carrilera de veinticinco metros se mece con el movimiento del agua producido por otros nadadores. Tenso los músculos del cuerpo, me inclino, y casi simultáneamente con los pies contra el muro de la piscina impulso mi cuerpo. Silencio, salvo el rítmico chapoteo de las brazadas.

La vida se detiene. Mi cerebro pierde autoridad; levita, contemplando la sincronización de brazos, piernas y abdomen. El cuerpo ahora es un robot, y su cuerda imaginaria queda casi encima del ombligo, pero por dentro. Un punto visceral relacionado con la física, que convierte lo corporal en un objeto mecánico.

Estoy aquí, pero puedo estar nadando en cualquier parte. Nadar es como tirarse en la cama y mirar para el techo. Te le escapas al cuerpo y viajas al pasado o al futuro, o a esa vida inventada y paralela, y luego regresas cuando se te antoje.

Paparazzo: Alfredo Pong

Estoy aquí, pero a ratos siento el sol de una Habana sin nubes quemándome los hombros mientras me esfuerzo por no ser el rezagado del equipo, con el Malecón a un lado y las muchachas de nado sincronizado al otro.

A los primeros cien metros me detengo a hacer bombas. Oxigeno mis pulmones maltratados, aunque yo siga por allá, por el Vedado, oliendo salitre mezclado con cloro. El Vedado, aquel micromundo que me era suficiente, regresa también a esa posición horizontal y a la cadencia de las brazadas.

Quizás ni estoy ya en la piscina del Parque Martí, sino en el éter. Y me pongo a escribir este post.


Paparazzo: Alfredo Pong


14 comments:

Anonymous said...

Eufrates, con permiso de Escolástica, está usted muy bien de músculos. Niobe.

Anonymous said...

Ja, no he parado de reirme desde que llegue al trabajo hoy, y lo mejor es que el texto es una maravilla, Eufrates, usted nos sorprende cada día, y ese Pong es tremendo, cada vez que veo a sus Coma andante, ji,ji.

Tuta

Zoe said...

Así que Eufrates es nadador, es usted una cajita de sorpresas. Un texto muy, muy bueno. Cesta de bombones suizos para usted.

mr. burns said...

That's funny, dude!

Olga Admiradora said...

Qué lindo! Qué agua tan clara!

Isis said...

Qué sana envidia, Eufrates Phelp.
Y también lo envidio por tener un paparazzo como Alfredo Pong, hábrase visto. Usted se las gasta muy bien.
Por ese camino, va a cruzar el Canal de la Mancha antes que el otro cubano que se propone hacerlo por primera vez.

el amigo de sumi said...

Don Eufrates, no sabia que usted era poeta tambien: me transporto a la piscina del SEDER hace un burujon de tiempo

Taoro said...

WOW Eufrates. Este post de hoy es una mezcla de todo. Humor, añoranza, poesía y sensibilidad...mucha sensibilidad.
Mi primera reacción al ver la obra de Pong fue una gran sonrisa, pero luego fueron cambiando las emociones, me traslado hasta la Habana, al Martí y al final casi me arranca una lagrima. Bello post.
Gracias.

Garrincha said...

euf,
cuente cómo hace para tener los bigotes intactos debajo del agua.

Anonymous said...

La carita que le han hecho vale un millón de pesos, bravo por el señor Pong. Sandokán.

Chez Isabella said...

Don Eu, ¡Excelente post! Las caricaturas de Pong, ¡simplemente geniales! Ud. de gracias que hoy nada en una piscina allá en la Gran Manzana, porque si para entrenarse tiene que ir a la del Parque Martí... Mire, si tiene que chocar con "áquello" ahí si que se le caen todos los músculos de su apolíneo cuerpo ;-) ¡Saludos desde Montreal!

Belkis Cuza-Malé said...

Yo le tengo pànico al agua, pero estas zambullidas de nuestro Eufrates casi que me animan. Un campeon, por lo que veo. Al menos de la famosa Playita de 16.
Serà buen cocinero tambièn?

Bendiciones para el nadador y el Pong (tremendo)
Belkis
www.belkiscuzamale.blogspot.com

Ernesto G. said...

jajajaja!!!!

Aguaya said...

Me encantó el post!!!!!

...y saber que es nadador! Yo nunca pude dar dos brazadas seguidas del estilo mariposa :-(

El cuerpo en un lugar y la mente en otro... en otro...