Wednesday, January 21, 2009

ARQ. CHEO MALANGA: PALACIO VIZCAYA

“Palacio de Vizcaya”

Texto y fotos: Arquitecto Cheo Malanga

Recién llegado a estas tierras, observé una recepción organizada en honor al Rey Juan Carlos de Borbón en el Palacio de Vizcaya durante su visita a Miami. Las breves imágenes de dicha ceremonia, en un noticiero local, fueron suficientes para que me sintiera atraído por la belleza de aquella mansión y sus idílicos jardines. Hoy viajaremos hasta este bello palacio italiano, en suelo miamense.


En el año 1916, un poderoso industrial de la ciudad de Chicago llamado James Deering se encontraba aquejado por una severa anemia. Su médico le aconsejó establecerse en un lugar con clima cálido y húmedo, para así librarse del duro invierno del norte. Deering escogió la ciudad de Miami y ordenó construir su residencia de invierno en un terreno de 13 hectáreas a orillas del mar, frente al Cayo Bizcaíno -conocido hoy como Key Biscayne- y descubierto en 1513 por un grupo de conquistadores españoles al mando de Juan Ponce de León.


El diseño de la casa y el jardín fue un proyecto conjunto de tres arquitectos: F. Burrall Hoffman fue el diseñador del edifício; el arquitecto colombiano Diego Suárez diseñó el jardín y Paul Chalfin fue el Supervisor General Artístico de toda la obra. La casa demoró 2 años en ser construída y los jardines no fueron terminados hasta 1921, debido a la Primera Guerra Mundial. En los tiempos en que se construyó Vizcaya, la población de Miami era de apenas 10,000 habitantes, y 1,000 de ellos participaron en la construcción de este Palacio.


El Palacio Vizcaya es de estilo Renacentista Italiano, y posee 34 habitaciones distribuidas en dos niveles. James Deering realizó múltiples viajes a Europa para comprar todos los elementos necesarios para construir, amueblar y decorar su mansión. El salón principal de la recepción exhibe molduras de yeso en el techo pertenecientes al siglo XVIII, las cuales fueron extraídas del Palacio Rossi de Venecia.




Las numerosas habitaciones poseen una diversidad de estilos que van desde el rococó, barroco y neoclásico hasta el renacentista. El diseño de los jardines combina elementos del Renacimiento Italiano y diseños Franceses, y en ellos podemos encontrar 150 valiosas estatuas que Deering trajo de Europa, fuentes con senderos y hermosas vistas hacia la bahía. Estos hermosos escenarios naturales son aprovechados hoy por numerosas quinceañeras y parejas para tomarse fotos.





James Deering falleció en 1925 y la residencia quedó deshabitada hasta que, en la década del 1950, se transformó en El Museo Palacio Vizcaya, propiedad del condado Miami Dade.




El Palacio es visitado anualmente por 200,000 personas, incluyendo líderes mundiales como el Presidente Ronald Reagan, el Papa Juan Pablo II, la Reana Isabel de Inglaterra, el Rey Juan Carlos I y la Reína Sofía de España. En 1994 acogió al Presidente Clinton y 34 líderes del Hemisferio Oeste durante la Cumbre de las Américas.



Durante años, la humedad, el salitre y numerosos huracanes tropicales han dejado su huella en esta edificación, por lo que actualmente se encuentra sometida a una profunda renovación planificada desde hace varios años, que se pagará mediante una emisión de bonos de $50 millones aprobada por los electores, así como por donaciones federales y privadas.


El Palacio Vizcaya está clasificado por numerosas guías turisticas como el mejor ejemplo del Renacimiento Italiano en los EE.UU.

14 comments:

Olga Admiradora said...

qué gusto el de James Deering!
qué maravilla nos dejó...
Gracias, Cheo, los miércoles espero con mucho agrado tu post.

Isis said...

Woow, cómo he aprendido. Gracias, arq. don Cheo Malanga.
Y saludos al incontournable Eufrates.

GeNeRaCiOn AsErE said...

Me acuerdo cuando hacían el "Renaissance Fair" allí. That was the best!

saludos, albert.

Zoe said...

Bello lugar, creo que cheo Malanga tiene un libro fabuloso en la mano, pero ya se lo dije. Igual que Güicho, en otra tesitura.

Marta G. said...

Gracias Cheo,James Deering, apenas pudo disfrutar de su palacio, una de las cosas que más me gusta es su rompe olas en forma de barco, me alegra que lo estén renovando, siempre que lo he visitado he lamentado las condiciones en que se encuentran sus jardines y fuentes, pero me explicaron que no tenían suficiente presupuesto para mantenerlo. Para los que quieren ahorrar en el verano se que a finales de mes hay un día que la entrada es gratis.

Anonymous said...

Gracias por la información, volveré, un artículo que agradezco mucho. Niobe.

Neysa G said...

Bellisimo querido Cheo, Muchas gracias por este reportaje. Lo he disfrutado mucho.

Anonymous said...

Un poco tarde, pero es que ando en una nube, Don Eufrates y mi estimado Arquitecto, pero muy agradecida, he estado varias veces en ese Palacio y lo siento como una parte de mi, asi que imaginese Arquitecto, me dio por la vena del gusto con este trabajo, muchas gracias.

Tuta

Eufrates del Valle said...

Estimado Cheo, si mal no recuerdo, la ultima reparacion general que se le hizo al Palacio Vizcaya fue en los 80. Creo que fue un artista cubano-espanol quien hizo el trabajo de las rejas: Luciano Raffat. Los Raffat eran tres hermanos artistas, uno se dedicaba a hacer joyas de plata. No recuerdo bien si el otro era pintor. Se que Luciano se dedicaba a trabajar el hierro. De el tengo -desde hace muchos anos- una preciosa mesa.

Anonymous said...

Esplendoroso en las fotos y en el artículo. Nunca estuve, ahora intentaré. Sandokán, el tigre... ya saben.

arq: Cheo Malanga said...

Muchas gracias a todos por pasar y dejar sus comentarios.

Olga:
Tiene razon, muy buen gusto y gran talento.
Gracias por sus infaltables visitas.

Isis:
Como disfruto los paseos y comentarios de la Reina.

Albert:
Los jardines del Palacio Vizcaya son el lugar perfecto para celebraciones, por su belleza y elegancia.
Saludos a la tropa.

Zoe:
Muchas gracias por sus comentarios. Es un gran honor contar con sus visitas.

Martha:
Por suerte el Palacio esta siendo remodelado en estos momentos. Se encuentra rodeado de andamios, vallas y trabajadores de la construccion. Por ese motivo no pude tomar nuevas fotos.

Niobe:
Gracias por pasar y volver siempre.


Neysa G:
Sabia que disfrutaria este post porque usted fue la inspiradora de el y de otros que vienen en camino.
Saludos a Don Ernesto.

Tuta:
Nunca es tarde si la "visita" es buena.
Gracias por pasar.

Eufrates:
Que interesante eso que nos cuenta, lo desconocia. Gracias por su aporte.

Sandokan:
Dentro de su apretada agenda maritima, saque un tiempo y visite este bello lugar.

Delio Regueral said...

Visito con mucha frecuencia el palacio por motivos de trabajo, como bien cuenta Cheo se usa a menudo como escenario para bodas y quinceañeras.
El interior del palacio se presta para otro post, aunque no se si en visitas regulares se pueden tomar fotos pues en las seciones de quinceañeras y bodas no esta permitido pasar al interior.
Por otra parte me sorprende que los fondos para la restauracion salgan de bonos y donaciones de otro tipo ya que la entrada cuesta $12.00 para las visitas regulares y $125.00 para las sesiones de fotos que no son pocas, aveces cuando yo llego y firmo la lista de los profesionales hay en un solo dia mas de 100 sesiones.
Saludos,
Delio

Belkis Cuza-Malé said...

Gracias, Cheo, por estos extraordinarios articulos, que traen siempre una vision fresca y muy informativa.
Tengo una sugerencia: que los reunas en un libro. Sería estupendo.

Un saludo y muchas bendiciones,
Belkis

www.belkiscuzamale.blogspot.com

Aguaya said...

Qué lugar tan bonito. Debe ser muy tranquilo... Los jardines, preciosos...