Thursday, January 15, 2009

FOSTER’S FRIENDS


Recién mudado a New Yok conocí a dos cubanos. ¡Voilà! Grité de alegría, bailando mi happy dance. Pero, el entusiasmo duró poco. Uno de ellos sólo maldecía el frío, y un año después se despidió camino a Miami. La otra, me dijo con entera convicción que la arquitectura neoyorquina era tediosa, aburrida, monótona. No tuve más remedio que ampliar mis horizontes, buscar nuevos amigos.


Era 1994, año en que la cadena NBC estrenó una de las series televisivas que, por los próximos 10 años, sería uno de los programas más seguidos nacional e internacionalmente. Así fue que los seis protagonistas de Friends se volvieron parte de mis más íntimo grupo de amigos.


De pronto Rachel, Phoebe, Monica, Ross, Chandler y Joe eran la gente que más tenían que ver conmigo. Lo que les pasaba a ellos también me sucedía a mí: salvo Ross, que siempre vivió independiente, el resto –yo incluido- vivíamos con roommates, teníamos leases turbios, búscabamos abrirnos paso en una ciudad competitiva, contábamos con un café en la esquina de la casa donde hacer “medias”, y nos enamorábamos y desenamorábamos de semana en semana.


Como toda amistad en estreno, un día mostraron fotos de su adolescencia. No pude evitar una risa incontrolable cuando vi que Monica tenía un pasado de obesidad, y Ross su misma cara de sapingo, pero más acentuada.


A veces traían invitados al programa. Aquel en que apareció Brad Pitt (aun casado con Jennifer Aniston en la vida real) como un viejo amigo de escuela de Monica y visceral enemigo de Rachel, fue uno memorable. Así como lo fue el de la despedida de soltera de Monica, donde el stripper contratado para amenizar a las damas fue Danny de Vito.


Si veía a Phoebe con su guitarra, el primer estribillo que me venía a la mente era “smelly cat, smelly cat...”, y si iba al Museum of Natural History, inevitablemente me acordaba de Ross. De alguna manera, durante una década, crecí con ellos; sus referencias fueron las mías, así como sus pasiones, éxitos, desilusiones e ilusiones.


Les confieso que todavía los veo. Cuando Escolástica cae rendida en los brazos de Morfeo, me escapo a esos canales que suelen retrasmitirlos tarde en la noche. Es como ver viejos vídeos de una época de mi vida qué, pensándolo bien, tantos y tantos cubanos bien podríamos compartir ya como una parte de la memoria colectiva, como a ratos hacemos con aquellas Aventuras de la infancia, o aquellas telenovelas con que matábamos la inopia.


Imágenes tomadas de:



14 comments:

Zoe said...

Soy fan de las series americanas, de esa en especial. Lindo post, ah, la amistad, es uno de los grandes valores.

luisc said...

Muy lindo, Don Eu... En la isla, cdo era más fiñe, me hice fan de una serie televisiva británica que, según había leido en algún lado, había sido un fracaso en UK. Sin embargo, en otras latitudes era todo un éxito. Hablo de "Un hombre en casa". Diría que una versión "setentona" de Friends.
Hoy mi hija adolescente es la que sigue a "Friends". Le encanta. Yo me reservo para "24 Hours".

Anonymous said...

Frivola que soy yo a veces, estimado Eufrates, me complace saber que usted y yo veiamos el mismo programa, yo todavia disfruto los re runs cuando tengo chance,ji,ji

Tuta

Eufrates del Valle said...

Estimado Luisc, ya veo que tenemos en comun otras cosas, mas alla del dolor por nuestra isla: yo tambien era fan de "Un hombre en casa"!!!! Me he empatado con algunos capitulos viejos, si mal no recuerdo, en BBC on Demand, un feature que tiene el servicio de tv que uso. Y todavia me divierte como antes.

Dilectas Zoe y Tuta, ya veo que tambien nos une el Fan-Friends.

A Cuban In London said...

Cogi 'Friends' a partir del '97 aqui en GB y como tu me converti en un fan. No hay muchas series que puedan encapsular tantas caracteristicas de la personalidad humana como esa. Y quien no ha tenido un amigo como Joe o Phoebe, mis dos personajes preferidos?

Gracias por el regalo, eu.

Saludos desde Londres.

Isis said...

Un post que expresa la deliciosa esencia de Eufrates.

Eufrates del Valle said...

Ya sabia yo, estimado Cubaninlondon, que con tantos anos fuera de la isla, de alguna manera los cubanos hemos creado sin darnos cuenta otra memoria colectiva... y, viniendo de ti, voy corriendo a corregir el nombre de Phoebe... LOL! Thanks a lot!

luisc said...

Tanto me gustaba la serie que me enganché con "Robin´s nest", aunque ésta no era tan divertida como la anterior, en donde Robin no solo le cocinaba a sus dos "roommates" sino que también lidiaba con Harry y los Ruppert´s.

Taoro said...

Vamos Eufrates, no me va a negar que esas escapaditas nocturnas eran tambien para disfrutar de la sensual belleza de Jennifer Aniston...(Esco, it's a joke)

Bello post. Es asombroso descubrir como podemos llegar a sentirnos identificados con una serie de TV, una pelicula, un libro, una melodia, etc.

Olga Admiradora said...

mi amigo de la tv al llegar aqui fue Emeril Lagasse, me encanta el "gordito cocinero" y el arte que hace de la cocina... Iron Cheff of America y el canal del "design" HGTV jugando a comprar casas en cualquier parte del mundo, en general no veo tv, casi al dormir, de dia nunca...
por supuesto que tambien tengo mis frivolidades como dice Tuta...

Garrincha said...

la lis y yo tenemos la serie completa y hacemos balance de vez en cuando.
enganchados, te digo.

Anonymous said...

Una serie de la que hace rato tengo nostalgia. Niobe.

Joaquín Estrada-Montalván said...

Los seguía cada sabado en la tarde en la tv cubana, luego aca los veo a menudo ...


saludos

Aguaya said...

Yo no la he visto pero sé de ella, cómo no. Aquí las ponen y la última de la que aún se habla, es "Sex and the city".
Ah, y casi siempre quieren hacer las versiones alemanas, pero qué va, nada como las originales.