Friday, April 30, 2010

LA LEY SECA, LOS HOMBRES Y LAS MUJERES… Por Ámbar


“Sobre La Ley Seca en Estados Unidos”

Por Ámbar

Entre los principales promotores de la Ley Seca en Estados Unidos estuvieron organizaciones cristianas femeninas como Prohibition Party y el Movimiento por la Templanza (o Temperancia) que veían el alcohol como la principal causa de los males sociales de la época: pobreza, violencia doméstica, prostitución y hasta enfermedades mentales.

Pero mírenlas bien y ¿díganme si con esas caras los hombres iban a dejar la bebida?


Predicaban en iglesias, en actividades sociales y ponían letreros en cuanto sitio podían.


Personajes como Carry A. Nation y activistas del Movimiento por la Templanza eran capaces de atacar tabernas con un hacha y destruir las botellas que allí encontraban.


Ya desde 1914 estos movimientos, principalmente de origen metodista y protestante, pedían moderación en el comer y en el beber. Luego exigieron la prohibición total del consumo de alcohol, y finalmente del alcohol, especialmente de la industria que lo producía y vendía.


La Ley Seca rigió en Estados Unidos entre 1919 y 1933. Fue establecida por la Constitución, e implementada por el Acta Volstead. No prohibía el consumo de alcohol, pero hacía difícil su consumo porque prohibía la manufactura, venta y transporte de bebidas alcohólicas. Aunque la producción comercial de vino estaba prohibida, no así la venta de jugo de uva, que se vendía en forma de “ladrillos” semi-sólidos y era utilizada para la producción casera de vino.


Muchos de los delitos más serios de la década de 1920, incluyendo robo y asesinato, fueron resultado directo de esta ley. En lo que duró la prohibición, 30,000 personas murieron por ingerir alcohol metílico y otras destilaciones venenosas; 100,000 personas sufrieron lesiones permanentes como ceguera o parálisis; 45,000 personas fueron sentenciadas a prisión y más del triple fueron multadas o retenidas de forma preventiva. Un 34% de los agentes encargados de hacer cumplir la ley fueron expedientados, y un 10% fueron expulsados por extorsión, robo, falsificación de datos, hurto, tráfico y perjurio; mientras el crimen organizado alcanzó su máximo auge.


El alcohol continuó siendo producido de forma clandestina y también importado clandestinamente de países limítrofes, provocando el auge considerable del crimen organizado. Ejemplo de esto fueron Al Capone y otros jefes mafiosos que hicieron millones de dólares mediante el tráfico y la venta a espaldas de la ley.


Pero en la década de 1920 la opinión pública dio un giro y se constató que había sido peor el remedio que la enfermedad. Finalmente, en marzo de 1933 Roosevelt firmó el Acta Cullen-Harrison que legalizó la venta de cerveza que tuviera hasta 3.2% de alcohol y la venta de vino. Ese mismo año se ratificó la Enmienda XXI, que le puso fin, aunque algunos estados continuaron aplicando leyes locales para prohibir la venta de alcohol.


Pero, volviendo al inicio del post, creo que los esposos de dichas promotoras de la Ley Seca hubiesen preferido la botella…



13 comments:

jecuevas said...

Yo, hasta de gualfarina. Una vez vi esa foto y creí que era un chiste, pero por lo visto no.

Bromas aparte, el Crimen organizado siempre se valdrá de las cosas prohibidas para engrosar sus arcas. Incluso hoy dia existen gobiernos y guerrillas que se nutren de igual manera.

ISOLDA said...

Que tontas, bebiendo con sus hombres habrian tenido caras mas satisfechas. Muy bueno Ambar!

Taoro said...

No sabia el origen de la Ley Seca.
Ambar, sus articulos se tornan cada vez mas interesantes y este en especial se merece un whiskysito...alla voy, salud.

José A. Fernández said...

Movimiento por la des-templanza debía haberse llamado, que al fin y al cabo era lo que andaban buscando.. o necesitando... LOL Con esas caras no digo yo! Hasta alcohol de farmacia si se me pone delante con tal de no dormir ni cerca de una de ellas... LOL
Muy interesante artículo. Al menos yo solo sabía de la Ley Seca por las películas de mafia, y ni idea de los motivos originales.
Saludos abstemios (que a mi casa si me gusta llegar... LOL)

Olga ADmiradora said...

si hubieran nacido en Cuba, esas "señoras" hubieran sido dirigentas del sindicato, federacion de mujeres... similares a esas caras vi a unas cuantas... horror!!!

Eufrates del Valle said...

Amigos, como me he reido con las reacciones de ustedes.

Estimado Cuevas, pero tu conociste la gualfarina? Ya existia en los 60 en Cuba? Y, si existia, tenias edad para empinar el codo? Creo que no, eh? LOL! que tu y yo somos del mismo ano.

Querida Isolda, diste en el clavo! Si uno las mira bien, no son tan feas, el problema es la amargura que "destilan". LOL!

Taoro y Jose, yo tampoco conocia los origenes de la Ley Seca. Incluso, hay un detalle interesante que expone Ambar, y es que el consumo no estaba prohibido, sino la fabricacion y comercio, si interprete bien.

Levanto un whiskysito contigo estimado Taoro, porque el dilecto Jose A. no nos puedes acompanar, si no quiere verse bajo el filo de un hacha... LOL! Brindamos por ti tambien Jose!

Querida Olga, te imaginas a las cederistas y federadas sin alcohol? Menos mal que al menos eso no ha faltado del todo, aunque si escaseado en sus epocas. LOL!

Ambar said...

No sé en qué año salió cada cual pero en los 90 hubo un invento etílico llamado popularmente "chispa e'tren".
Había que ir con la libreta y daban un pomo por casa. Me enteré que ahora hay otro llamado "Bájate el blumer"...Qué país!
Me alegro que se hayan reido con estas mujeres tan intransigentes como feas! Claro, y que hayan disfrutado la historia. Saludos y más tarde vuelvo por aquí.

jecuevas said...

Recuerdo que le pusieron ese nombre como el del producto matarratas que se puso de moda por aquella. De hecho la bebida era tan mala que recuerdo casos de gente que se "cocinó" el hígado enseguida. Pero todo este conocimiento etílico proviene de que los "fiñes" estábamos pegando oreja a lo que contaban los mayores... como en todos los tiempos :-)

Raul said...

Interesante artículo, pero confieso que he reido más con los comentarios de Ambar que con cualquier otro. Yo fui testigo presencial de como se colaba la gualfarina cuando sólo tenía 5 añitos. Han existido otros nombres para designar la misma sustancia, p.e: hueso ´e tigre, rompedientes, saoco de guayacol, matufarina, etc. Un saludo para Ambar desde Montréal.

Abel said...

muy bueno el post!

Abel said...

"el chispa'e tren" era una aberracion, supongo el "bajate el blumer" es un equivalente.
saludos

Abel said...

la verdad que no se quien tendria ganas de tocarlas,no son tan feas como tan amargadas, que para mi seria decir malcogidas!

Violette said...

Seca la Ley y sequitas de besos, a juzgar por la foto, se quedaron las bocas de estas señoras.
Amiga Ambar, recuerdo que otra beneficiada fué la coctelería cubana por el auge que tomó en esta época, donde miles de turistas americanos se arrimaron sedientos a la isla para disfrutar de las combinaciones etílicas existentes, en su mayoría elaboradas con el genuino ron cubano!
Este post es toda una invitación tácita a vivir...tiempo tendremos en nuestro reposo eterno de sequedad y cordura.