Saturday, June 28, 2008

MAÑANA: "NYC GAY PRIDE PARADE"


Mañana la comunidad gay de New York desfila por la Quinta Avenida de Manhattan, como es la tradición por estos lares cada último domingo de junio desde su primera edición en 1970. Mañana el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, junto a políticos municipales homosexuales, presidirá la fiesta donde los gays manifiestan su orgullo en la parada más creativa y divertida del año.


El movimiento gay en New York se pronunció hace 39 años contra la discriminación a la que estaban sometidos por sus preferencias sexuales, en unas revueltas espontáneas ocurridas en el Greenwich Village a finales de junio de 1969.



Todo comenzó en Christopher Street, en este local que muestran las fotos anterior y posterior, que hasta hace unos cuantos años era el legendario bar Stonewall, hoy día un pequeño y acogedor hotelito. A finales de la década de los sesenta, lesbianas y gays neoyorquinos solían encontrarse allí, bajo una temperatura social de cero grado de tolerancia. Stonewall era un oasis para los homosexuales de la ciudad.


Durante una redada policial efectuada en Stonewall entre los días 27 y 29 de junio de 1969, los Finest municipales encontraron una de las más peculiares resistencias: Los clientes de Stonewall se defendieron con cuanto tuvieron a mano contra la violencia policial, protagonizando una revuelta donde la sangre llegó al río. Fue así que Stonewall se convirtió en la cuna de la liberación de los homosexuales de la historia moderna.


Justo frente a la estatua del General de la Guerra Civil Americana Philip Henry Sheridan, que preside el Sheridan Square, los gays y lesbianas neoyorquinos abrieron las puertas de la comprensión y tolerancia al resto de los homosexuales del país y del mundo. En este curioso parque, que más que un cuadrado es un triángulo, un conjunto de cuatro estatuas que representan dos parejas, una de dos hombres y la otra de dos mujeres, conmemoran el orgullo de la comunidad gay y aquellos sucesos de 1969.




Tradicionalmente el Gay Pride Parade neoyorquino baja de norte a sur por la Quinta Avenida, luego atraviesa pequeñas calles del Village y termina en Christopher Street, calle que es símbolo del orgullo gay, donde muchos comercios adornan sus fachadas con la bandera multicolor de la coalición del arcoiris durante los doce meses del año, con sus acogedores cafés, restaurancitos, sexshops y boutiques.



Mañana, mientras los gays y lesbianas neoyorquinos adornan la Quinta Avenida y el Greenwich Village con su desbordada imaginación y contagiosa alegría, recordaré que en mi otra isla los gays cubanos trataron de desfilar abiertamente el pasado día 25, sin Marielas ni partido manipuladores, y fueron reprimidos por la misma dictadura que los ha amordazado a ellos como comunidad, y al resto del país por cinco décadas.



La foto anterior muestra fachadas de algunos negocios de Christopher Street. La próxima imagen es del bar gay Monster, frente al Sheridan Square, y la que le sigue, el bar de lesbianas Rubyfruit, en Hudson Street, en el West Village.




La placa que conmemora las revueltas de 1969 está ubicada en la entrada del hoy The Stonewall Inn., otrora el bar donde los gays y lesbianas neoyorquinos lucharon por sus derechos.



(A todos mis amigos gays y lesbianas; en especial, a Huguito Martínez, donde quiera que esté...)

9 comments:

Isis said...

Gracias, Eufrates. Una vez más, nos muestras lugares míticos de New York, ahora, el Stonewall. Seguro el Gay Pride de New York debe ser inolvidable.
Y los gay cubanos no pueden hacer su marcha, la verdadera, la única, no esos amagos propagandísticos del régimen, encabezados por Mariela, que pretenden usurparlos. A quién logra engañar la Mariela ?

Ernesto G. said...

A nadies, Isis, a nadie. Gracias Don Eufrates por mantenernos conectados a New York.

Anonymous said...

New York, como siempre, líder del mundo. Ahí empezó todo.

Siracusa.

Anonymous said...

Si no sólo los gays cubanos, que ya hicieron su reciente intento, abortado por la Seguridad del estado, pero todos, o al menos una parte de los cubanos, tuvieran esa rebeldía de los gays newyorquinos en 1969, otro gallo cantaría.

Judy Garland

Aguaya Berlín said...

New York es mucha New York...

Eu, te irías tú para alguna otra ciudad??? Cada esquina tiene su historia, eh?

Saludos, Eu!!

Joaquín Estrada-Montalván said...

reucerdo que a un par de meses de llegar aca, visite San Francisco, y entre los lugares que me llevaron a conocer fue la calle de los gays, y es hasta el momento la unica calle que conozco que se nombra Castro, (cosas de la vida)

saludos

Anonymous said...

Los gays cubanos como no marchen con la Internacional los veo muy jodidos. Niobe.

Joaquín Estrada-Montalván said...

sobre el tema ahora recuerdo un buen libro: "Gay New York , Gender, Urban Culture, and the Making of the Gay Male World, 1840 - 1940" by George Chauncey. NY, Basic Books , 1994

saludos

bustrófedon said...

Don, Eu:

Admiro su “ancho de banda”, capaz de cubrir los tópicos más disímiles, pero siempre al tanto de las barbaridades que aún acontecen en la isla. Gracias por incluir en este post a los gays cubanos, huérfanos de todo tipo de derechos.