Monday, October 5, 2009

UN PASEO POR HARLEM


Una amiga de visita en la ciudad me pidió que la llevara a conocer Harlem. Con el mapa visualicé un recorrido por algunas de las arterias principales de este barrio, para que, en el corto tiempo de 2 ó 3 horas, ella se llevara una idea del ritmo diario de los vecinos y contemplara el resurgimiento y revitalización del área.


Tomamos el tren 6 y nos quedamos en la estación de la 125th Street y Lexington, todavía el East Harlem o Spanish Harlem, y caminamos hacia el oeste por la 125th. Al cruzar la 5ta Avenida, ya pasamos al famoso barrio que siempre imagino en forma de saxo.



A lo largo de esta arteria tan importante, para quienes la conocimos hace 15 años o más, la revitalización es palpable. Bellos edificios totalmente renovados, tiendas con adornos étnicos en sus fachadas, pequeñas boutiques, comercios de víveres y productos orgánicos, y vendedores ambulantes en sus aceras.

Mi acompañante y yo íbamos conversando tan animadamente que fue en la intersección de la 125th Street y Lenox Avenue (o Malcom X) cuando caí en cuenta que pasamos por delante del legendario Apollo Theater y no le tomé fotos. Tampoco subimos mucho hacia el norte por Lenox Avenue, y no llegamos hasta la impresionante iglesia estilo gótico Abyssinian Baptist, donde los domingos se puede disfrutar junto al servicio religioso del coro de góspel. Por tal, regresaré próximamente a tomarle fotos a todos aquellos íconos de Harlem que pasé por alto en este paseo.


Hacia el norte sólo caminamos una cuadra hasta el histórico Sylvia’s Restaurant, que este año está celebrando su 47 aniversario. Sylvia Wood, la Reina del Soulfood, comenzó su aventura en 1962, comprando un luncheonette que consistía en un mostrador y dos cabinas.


Hoy día su fundadora no sólo posee Sylvia’s Restaurant, favorito de los turistas en Harlem por su renombrada fama, sino también es dueña de Sylvia’s Also, otro restaurante a pocos pasos del primero. Además, cuenta con la reconocida línea de alimentos Sylvia’s Food Products, un servicio de catering, dos libros de cocina publicados y una firma de bienes raíces.


Cruzando la 125th Street hacia el sur, nos detuvimos frente al Lenox Lounge, fundado en 1939 y en cuyo escenario se presentaron leyendas como Billie Holiday y Miles Davis, entre otros. Este ícono del jazz en Harlem fue renovado en 1999, devolviéndole su esplendor original. Lenox Lounge, además de ser un club de jazz, también ofrece servicios de bar y restaurante.


Otrora Nieuw Haarlem, el área comenzó siendo un asentamiento de holandeses dedicados a la agricultura; con la llegada del siglo XX, la zona prosperó y tuvo su clímax en las décadas de los 20 y 30, época conocida como Harlem Renaissance. Harlem se convirtió en el vecindario de la comunidad negra más famoso de los Estados Unidos.


A mediados de los noventa, durante el boom de bienes raíces, profesionales y artistas de la comunidad negra de New York comenzaron a comprar edificios y townhouses, reconquistando y renovando el área. A partir de ahí, Harlem empezó a atraer inquilinos de diferentes culturas, siendo hoy día un barrio donde se mezclan gentes de diversas razas, etnias e idiomas con sus residentes originales.


Para los amantes de la arquitectura de esta ciudad, pasear por el sur de Harlem se vuelve una delicia. Bellos brownstones que unos años atrás eran imposibles de admirar por su mal estado, hoy vuelven a lucir su elegancia de antaño.





Finalizamos nuestro recorrido turístico a Harlem en el mercado africano de la 116th Street.


Regresaré a este barrio con una lista detallada de las atracciones que no he mencionado, como una continuidad de este post. Es que, un paseo por Harlem también vale una misa.



Fotos: Eufrates del Valle.

11 comments:

Zoé Valdés said...

Hermosísimo reportaje. Me ha dado por la vena del gusto hoy. Me fascina Harlem hispano, viví en él.

Aguaya said...

Me hubiera encantado pasear con ustedes! Con las fotos ya tengo un adelanto, pero qué va, nada como haberlos podido acompan~arrrr.....

Güicho said...

Muy interesante. Harlem es un polo de historia afro-americana. Y ya parece menos peligroso que Opa-Locka.

Taoro said...

Ufff, me duelen las piernas despues de este delicioso paseo.
Es impresionante la renovación que ha recibido Harlem.
Esperamos por ese segundo post.

Olga ADmiradora said...

prefiero los Bronwstones de Brookling...
gracias por tus siempre interesantisimos reportajes!

Anonymous said...

La zona ha cambiado enormemente, y visto con usted es una delicia. Niobe.

Anonymous said...

¡Lindo barrio! Es en el que vivo, aunque pienso mudarme pronto; no porque yo lo desee. Sandokán.

JULY DEL RIO said...

SI QUE VALE UNA MISA
LO CONOCI EN LOS 60
ADEMAS DE QUE BAILE EL NOCTURNO DE HARLEM MUCHAS VECES
DISFRUTE EL RECORRIDO.

Abel said...

en mi visita a New York quede sorprendido por esta renovacion, vi esa elegancia y belleza en muchas fachadas, nos informaron que se debia al boom y que muchos afroamericanos con posibilidades economicos y de otras razas y etnias se estaban mudando para la zona. Me encanto, tengo muchas fotos de alli, entre ellas el Apolo y el "famoso"? Hotel Teresa?(dond estuve Fidelona. Una grata sorpresa!
Pienso regresar el proximo mes a New York,pero no se preocupe Eufrates que no le hare la visita!(una broma muy seria!!)
saludos

Yosi said...

Nunca he ido a NY, pero con estos post uno pasea como si estuviera alla. Gracias !!!

Chez Isabella said...

Eufrates, que bello! En algunas partes se parece a Montreal. Gracias por este singular recorrido.