Monday, March 29, 2010

RESPONDIENDO CON LA MISMA TROVA


“Pobre del cantor de nuestros días
que no arriesgue su cuerda
por no arriesgar su vida...”

“Pobre del cantor que un día la historia
lo borre sin la gloria
de haber tocado espinas…”

“Pobre del cantor que sus informes
le borren hasta el nombre
con copias asesinas…”

“Pobre del cantor que no halle el modo
de tener bien seguro
su proceder con todos…”

Fragmentos de la canción “Pobre del cantor” de Pablo Milanés (1967-1968)

7 comments:

Lisset Vázquez Meizoso said...

Pobre del cantor, que aprendió que fingiendo se vive mejor allí en la isla. Pobre del cantor que es también capaz de firmar sentencias de muerte, que a cambio de silencio se guarda los millones, pobre del cantor al que un día en mi juventud... por ignorancia, admiré.. pobres todos los cubanos...

Olga ADmiradora said...

como anillo al dedo la cancioncita... pero de las hienas no vale la pena hablar... ellas se alimentan de la carroña...

Taoro said...

Hasta a esos dos perros ya les preocupa el daño que pudiera sufrir su imagen internacionalmente por seguir apoyando la opresiva dictadura de los Castros.

Anonymous said...

Pobre Silvio se convirtió en una farsa de sí mismo y ya nos lo decía:
Desde una mesa repleta cualquiera decide aplaudir
La caravana en harapos de todos los pobres
Desde un mantel importado y un vino añejado
Se lucha muy bien
Desde una mesa gigante y un auto elegante
Se sufre también
............esta canción le pega mejor a Silvio pues actual contradicción de su puño y letra
(oigan muy bien su: Canción en Harapos)

Eufrates del Valle said...

Saludos Lisset, Olga y Taoro!

Anonimo 12:22pm, si supieras, pense en esa cancion. Sin embargo, fui fiel a mi primer instinto: cuando lei sus declaraciones en DiariodeCuba, inconcientemente me puse a tararear "Pobre del cantor..." y asi salio este post.

Abel said...

pobre del cantor..

Alina. said...

Un saludo estimado Eufrates, estoy de vuelta después de tres meses en el mundo real. Aquí otra vez, entre pobres cantores y todo lo que ya sabemos.
Un abrazo.