Wednesday, May 26, 2010

ARQ. CHEO MALANGA: BIBLIOTECA VARONA DE MARIANAO (II)


"Biblioteca Enrique J. Varona (II)"

Por: Arquitecto Cheo Malanga
Fotos: Remigia Tuero


Hoy viajaremos por los interesantes espacios interiores de la Biblioteca Enrique José Varona, ubicada en la Avenida 41 entre las Avenidas 43 y 51 en Marianao.

La edificación posee dos niveles y un espacio interior fluido, con desniveles entre los diferentes salones que enriquecen la calidad espacial.


El acceso principal a la biblioteca por la Avenida 41 se concibió como un punto focal, procurando alargar el recorrido a partir de una ubicación en ángulo con la fachada. La entrada anticipa la experiencia de los espacios interiores con su contraste entre puntales y un espacio que se expande en todos los sentidos.



En la planta baja se encuentra una Sala de Teatro, a la que se accede por un interesante corredor marcado por el ritmo de ventanas casetonadas.



La iluminación del escenario se lograba con luz natural obtenida a través de un tragaluz piramidal ubicado encima del mismo; lamentablemente en la actualidad se encuentra tapiado.



El mobiliario del teatro es permanente y su terminación es de enchapes cerámicos del mismo color del piso, aportándole una interesante unidad cromática.



En la planta baja también están ubicados un salón de lecturas infantiles y otro de lecturas juveniles. La diferenciación entre los espacios y salas se logra mediante desniveles de piso.


A la planta alta se accede por una singular escalera, ubicada al final del corredor de acceso, con muros dispuestos de forma irregular que acentúan la perspectiva.


En la planta alta encontramos otro salón de lectura de elevado puntal, que está destinado para adultos. Un gran ventanal permite la entrada de luz cenital, mientras que las ventanas fueron concebidas a escala de los niños.


El edificio de la biblioteca Enrique José Varona es sin dudas una joya de la arquitectura funcional, nacida del talento de dos jóvenes arquitectos cubanos.


La semana próxima tendremos una entrevista con uno de los proyectistas de la Biblioteca E.J. Varona, el arquitecto Reinaldo Togores Fernández.









11 comments:

Yosi said...

Curiosos los asientos del teatro y las ventanas.

Taoro said...

A pesar de la destrucción y la falta de mantenimiento se nota que es una edificación con una gran calidad espacial.
La estructura, columnas y vigas tambien son interesantes protagonistas del espacio.

Eufrates del Valle said...

Estimada Yosi, si, muy curiosos. Yo le veo al teatro, las ventanas y la sala que le antecede cierta influencia de Frank Lloyd Wright.

Dilecto Taoro, es una lastima que este tan descuidada esta construccion. Sin embargo, para el desastre actual de Cuba, podriamos decir que este edificio esta "bastante conservado".

Inigualable Cheo, agradezco mucho esta serie, pues me ha permitido conocer una obra que veia de lejos como una cajita, sin imaginar su valor arquitectonico.

Olga ADmiradora said...

gracias que aun no ha cambiado la función para la que se hizo el proyecto y sigue siendo una biblioteca...
... un proyecto muy interesante, el uso de la luz natural, los materiales, el piso, las vigas estructurales, muchos elementos cuidadosamente diseñados
... aun es "rescatable" en medio de tanta destrucción
Eufrates, estimado amigo, a ésto es a lo que se le llama A+D... donde la Aquitectura y el Diseño van juntos... inseparables...
Gracias, Cheo, espero la próxima semana la entrevista con el Profesor Togores

Eufrates del Valle said...

Gracias Olga por la explicacion. Siempre he estado rodeado de arquitectos, y lo que mas admiro de esta profesion es la capacidad de combinar la tecnica con el arte. Hay un balance entre las dos cosas que es muy dificil encontrar en otras profesiones. Ese balance (libra que soy) es lo que me fascina de la arquitectura.

Alfredo Pong said...

Las presentaciones artisticas o culturales en el teatro de butacas ortopédicas no pueden durar más de 30 minutos pues no creo que haya alguien que aguante una hora en una butaca fria y dura.Sacrificar función por diseño no es una feliz elección. Con el resto coincido con mi amiga Olga, y creo que el talento y profesionalidad de Togores está más que probado, Reynaldo que es mi amigo desde 1973cuando trabajabamos juntos en el Dpto. de Diseño Básico, yo como alumno ayudante y él como profesor guía, todos bajo al dirección del desaparecido arq. Elmer López.

Ambar said...

Mi estimado Cheo, muy interesante esta segunda parte.
Pero no puedo dejar de disfrutar esas butacas del teatro!Qué incómodas deben ser jaja. Están buenas para ponerles un poco de cemento a cada una e ir sentando desde la primera fila por ahí pá llá (al decir de los cubanos) al Innombrable, al hermanito y así hasta llenar el teatro, sentar a toda la comparsa, y en el escenario ponerles una mesa redonda de las que duran tres horas.Ojalá el Diablo leyera mi comentario!

Eufrates del Valle said...

Voy a defender las butacas: en una sociedad normal, a esas butacas se les pone unos cojines del mismo tamano de la parte donde uno se sienta, no muy altos, pero si comodos, que pueden jugar con el color terracota y listo... por supuesto, en la Cuba actual los cojines no durarian 24 horas.

(Le pido disculpas a los arquitectos de la obra si he dicho una barrabasada, pero pienso que la incomodidad se puede resolver)

Arq: Cheo Malanga said...

Muchas gracias a todos por pasar y dejar sus comentarios.

Yosi:
Los asientos del teatro han soportado 47 años, las ventanas no corrieron igual suerte. Saludos.

Taoro:
El arquitecto Togores consideraba las secciones de los elementos estructurales algo desproporcionadas, pero viendo las fotos en el tiempo ha reconocido su precisa armonía con los espacios.

Eufrates:
También veo cierta influencia de Frank Lloyd Wright o quizas Alvar Aalto.

Olga:
Coincido con usted en que esta obra es una joyita del buen diseño y posee un profundo estudio de iluminación y ventilación natural.
Nos vemos la semana próxima.

Pong:
Welcome back colega. Un placer tenerlo por la columna de Cheo con sus siempre enriquecedores comentarios.
Coincido con usted en que el talento y la profesionalidad del arq. Togores están más que probados. Saludos.

Ambar:
Creo que el "innombrable" merece peores castigos.
Mientras, hoy esta sufriendo quizas el peor de los castigos a su descomunal ego...la indiferencia de su propio pueblo.
Saludos.

ISOLDA said...

!Ay que tarde me cogio hoy para el Imparcial...! casi doy las buenas noches, jajaja.

Arquitecto Cheo le digo que me encanto el interior de la biblioteca, ojala le den una manito de pintura por lo menos.

Lazaro Gonzalez said...

para mi siempre ha sido una referencia, algunas veces tambien estudie alli. no se si conoces la secundaria de El Cano -"el 1er pueblo socialista de america"-, cuya arquitectura es muy similar a la de la biblioteca de 100 y 51.