Wednesday, May 5, 2010

ARQ. CHEO MALANGA: EL FAUSTO


"Cine Teatro Fausto"

Por: Arquitecto Cheo Malanga
Fotos: Remigia Tuero


Hoy visitaremos uno de los exponentes más importantes del estilo Art Decó en la ciudad de La Habana, el Cine Teatro Fausto.

El Cine Teatro Fausto se encuentra ubicado en la calle Prado #211 esquina a Colón. Fue diseñado por el arquitecto Saturnino Parajón y construido en 1938.


En la concepción del teatro se utilizaron de forma integral los códigos artísticos del estilo Art Decó, conjugándolos armónicamente en la concepción de la planta, el decorado, el mobiliario y el equipamiento.

El teatro posee excelentes condiciones acústicas debido a que las paredes fueron revestidas con materiales aislantes y espacios de aire entre ellos, lo cual contribuye también a mejorar sus condiciones térmicas.


Las fachadas fueron revestidas con cemento blanco y polvo de piedra. La fachada principal posee un estilo sencillo y elegante, con tres elementos verticales sobre la entrada principal. La fachada lateral hacia la calle Colón se decoró con bajorrelieves de diseños florales simplificados y formas geométricas propias del estilo Art Decó.


La estructura es de acero y está compuesta por columnas forradas en hormigón. La cubierta es ligera, con paneles de asbesto cemento, y soportada por armaduras metálicas.


Uno de los principales atractivos con que contaba el teatro era la exhibición de tres tubos de acero inoxidable en la fachada de la calle Prado. Los tres medios tubos de acero inoxidable ocultaban cada uno cuatro líneas de luz de gases incandescentes de distintos colores que le aportaban distintas tonalidades a dicha fachada. En la parte inferior de la marquesina existían cuarenta y seis luces que cambiaban de color en sincronía con los tubos.


El teatro posee una capacidad de 1,640 butacas y fue el primer teatro en Cuba en disponer de aire acondicionado.


En el año 1941 el Cine Teatro Fausto obtuvo la Medalla de Oro del Colegio Nacional de Arquitectos por su elaborado diseño, belleza, funcionalidad y por responder a las modernas exigencias en su concepción general.

El teatro Fausto es una joya del estilo Art Decó y el único premio Medalla de Oro del Colegio Nacional de Arquitectos ubicado dentro del perímetro de la Habana Vieja.




13 comments:

jecuevas said...

Muy emotivo el poder contemplar este edificio y que, en mis recuerdos, no lo tenía bien ubicado. Otra de las joyas arquitectónicas de nuestra ciudad de La Habana. Gracias por traerlo hoy.

Javier de Castromori said...

Excelente trabajo como nos tiene acostumbrados monsieur l'Architecte. En ese cine vi muchas viejas peliculas, recuerdo su sala de una manera bastante lugubre y no propiamente porque sea una sala oscura que es como debe ser un cine. Felicitaciones y espero seguir leyendo cosas tan agradables como estas. Un saludo a todo el equipo de El Imparcial.

ISOLDA said...

Que pena me da ver nuestras joyas arquitectonicas en tal mal estado de conservacion.

Arquitecto Cheo, usted me va a matar del corazon!

Yosi said...

Hace unos años ponian solo obras del centro promotor del humor, fui varias veces y tengo bonitos recuerdos sobre todo por su ubicacion en Prado. Buen articulo.

Taoro said...

Bello Teatro, por supuesto ya no quedan tubos lumínicos ni marquesina con 46 luces.

Olga ADmiradora said...

En La Habana hay muchas joyas arquitectónicas del Art Deco, algunas en extinción y otras mantenidas. Tengo un amigo arquitecto que vive en su casa Art Deco en plena calle 23 en El Vedado, espero aun la mantenga hasta con sus muebles de la época... va y Remigia le toma unas fotos y Cheo le dedica un post...

Ambar said...

Coincido con Isolda, qué pena me da ver esos edificios tan lindos sin que nadie se ocupe de restaurarlos!

HBN said...

Genial, genial!! Muy buen edificio y muy buen artículo

Khotan LOPEZ-BLANCO. said...

Muy interesante, como dice Ambar e Isolda, Que pena!!Ya todo se derrumbo!!
Saludos! desde San Francisco, CA

Eufrates del Valle said...

Estimado Cheo, me uno al entusiasmo por este post. Particularmente, no recuerdo haber visto el Fausto, posiblemente pase por ahi muchisimo, pero "nunca lo vi". Recuerdo su nombre en las carteleras de los cines, eso si.

Un placer conocer sobre su historia y su repercusion en la arquitectura habanera. Gracias Cheissimo!

Arq: Cheo Malanga said...

Muchas gracias a todos por pasar y dejar sus comentarios.

Extrañé mucho este espacio durante estas dos semanas y a los habitantes de San Nicolas del Peladero que pasan cada Miércoles por aqui.

JECuevas:
Ha sido un gran placer viajar juntos y que haya podido ubicar finalmente esta bello edificio.

Javier:
Gracias por su visita y compartir sus vivencias del lugar. Saludos.

Isolda:
Tiene razón, resulta muy triste ver estas joyas de nuestra arquitectura en semejante estado.
No deseo matarla del corazón.
Esta es la triste realidad, el resultado de medio siglo de revolución.

Yosi:
Que afortunada fue usted al visitar el teatro Fausto en varias ocasiones.
El Teatro tiene una ubicación privilegiada. El intenso tránsito vehicular de las calles Prado y Colón originó un enorme reto tecnológico a la hora de aislar acústicamente la sala.
Gracias por su compañía.

Taoro:
Los tubos de acero inoxidable se conservan, pero su iluminación y la marquesina desaparecieron.

Olga:
Existen varias joyitas como esas en La Habana que tal parecieran estar detenidas en el tiempo. Bien merecen varios posts sobre su historia y los sacrificios de sus propietarios para conservarlas en excelente estado.

Ambar:
Existen actualmente instituciones oficiales, como la Oficina del Historiador de la ciudad, encargadas de devolver todo su esplendor a estas edificaciones. Fundamentalmente en el área de la Habana Vieja, donde se encuentra ubicado este teatro.
Se han logrado recuperar muchas, pero es tan elevado el nivel de deterioro y abandono por medio siglo que no será una tarea fácil.
Y que pasará con el resto de la Habana?. Esa que no esta incluida en los escasos kilómetros cuadrados de casco histórico.

HBN:
Gracias estimado HBN. Es un gran placer tenerlo hoy por acá. Saludos.

Khotan:
Esperemos que el tiempo este de nuestra parte y no se pierdan estas joyas de nuestra arquitectura.

Eufrates:
Que pena que lo haya conocido ahora, cuando no viste sus mejores galas.
Ya vendran tiempos mejores.
Muchas gracias por responder los comentarios durante estas dos semanas de ausencia.

Abel said...

mi abuela vivia a dos cuadras de alli, en Refugio entre Prado y Morro, corretie mucho toda esa zona cuando era un nino. Recuerdo peliculas y tambien teatro, es una joya ,sin dudas.
Me gustaria verlo mejor conservado. Ademas esta en un paseo unico en esta America, creo yo.

Omar Martinez Be said...

Muy interesante, Don Cheo, usted siempre "metiendo mikimbin"...
con estos paseos semanales se moriran de hambre las agencias de viajes a Cuba!! hehhehe..
Un abrazo!