Wednesday, December 3, 2008

ARQ. CHEO MALANGA: MONUMENTO AL PRESIDENTE GOMEZ


“Monumento a José Miguel Gómez”

Por: Arquitecto Cheo Malanga

Fotos: Sargento Arencibia (desde La Habana)

Hoy visitaremos uno de los monumentos más importantes de La Habana por sus valores escultóricos y arquitectónicos, el Monumento a José Miguel Gómez.

Muchas veces sentí la tentación de subir por sus amplias escalinatas y caminar entre sus columnas, las que por su forma y disposición me recordaban la lejana e inalcanzable columnata de la Plaza de San Pedro, en Roma. Nunca lo hice, me fui de Cuba y penosamente hoy sólo lo puedo visitar a través del lente del Sargento Arencibia.


El monumento está ubicado en la calle G, más conocida como La Avenida de los Presidentes, por contar con varias obras monumentarias en honor a presidentes cubanos.

En el año 1925 se acordó construir un monumento al presidente José Miguel Gómez. Para esto se realizó una colecta nacional, cuyo aporte máximo era de veinte centavos. El conjunto fue diseñado por el escultor italiano Giovanni Nicolini en 1926. Debido a varios retrasos e incumplimientos durante su construcción, no se inauguró hasta el 18 de Mayo de 1936, a un costo de 125,000 pesos.


El monumento está compuesto por un cuerpo central, con una estatua de José Miguel Gómez rodeada por una exedra de columnas de órdenes clásico cubierta por bóvedas. El conjunto posee terrazas, escalinatas, dos fuentes y dos grupos de figuras alegóricas rematando los laterales del conjunto. Las figuras de un grupo representan La Historia y el Tiempo, con la Libertad al centro, mientras que el otro representa el Derecho y la Ley con la Paz al centro. La exedra está ubicada conformando el fondo del cuerpo central y está construida en mármol de Carrara y piedras de capellanía.



El cuerpo central está realizado en granito rosa de la canteras de Rávena; cuenta con una figura del presidente de 3.5 metros de altura presidiendo el conjunto. La estatua está rodeada por varias figuras de bronce y dos de mármol, que representan la fuerza y la magnanimidad. La parte inferior de la base posee altorelieves que simbolizan la obra del Mayor General del Ejercito Libertador y Presidente de la República.



El remate del cuerpo central está compuesto por un conjunto escultórico formado por seis figuras que representan las antiguas seis provincias del país.

Al triunfo de la revolución se retiró la estatua de José M. Gómez, la cual fue restituida luego de una restauración realizada por la Oficina del Historiador de la Ciudad.

La calle G posee un amplio repertorio de obras escultóricas a lo largo de su recorrido, las que le confieren un alto valor y carácter simbólico, distinguiéndola del resto de las calles del Vedado y haciéndola portadora de uno de los más importantes conjuntos escultóricos de la ciudad.


El Monumento a José Miguel Gómez es el más significativo de la zona y constituye un hito debido a su emplazamiento y majestuosas proporciones. Es considerado uno de los monumentos de más valor del Vedado y por esto fue declarado como “Grado de Protección I” con vistas a asegurar su conservación.


13 comments:

Isis said...

Exquisito, arquitecto don Cheo Malanga.
Yo pasaba todos los días por el monumento, y sí, una o dos veces subí las escalinatas.
Saludos a don Eufrates.

Olga Admiradora said...

es como caminar por la palma de mi mano...
Gracias que se les ocurrió restituir la estatua de José Miguel Gómez
el siempre esperado miércoles...
Thank you, colega Cheo y especiales al Sargento Arencibia!

Anonymous said...

Alguna vez pase por alli hace siglos estimado arquitecto es que entre la suciedad, la oscuridad del lugar y los "disparadores" habituales, la memoria que me trae ese lugar no es muy agradable, lo siento. Recuerdo que habia grafitti y pintadas en todas las paredes del monumento, en fin...
Pero parece que lo han mejorado: increible en la historia de desastres del pais.

Tuta

Aguaya Berlín said...

Cuando nin~a viví a dos cuadras de allí, por la calle 27!!
Un monumento bello, al que tampoco subí, ni de grande, porque, lamentablemente, más sucio no podía estar ese ban~o ocasional, además de que era blanco de exhibicionistas y acosadores sexuales.
Una pena, pues desde bien arriba la vista de toda la calle G debe ser preciosa...
Saludos desde Berlín!
AB

Eufrates del Valle said...

Estimado Cheo, si supieras... cuanto enamore (y me enamoraron) con el Presidente Gomez de chaperon... Uno de mis monumentos preferidos de La Habana. He disfrutado mucho este post. (BTW, tank is low...LOL). Un abrazo.

A Cuban In London said...

"Descubri" este monumento tarde, después de terminar la universidad. Tuvo la mala suerte de estar justo al cruzar de la parada del M1, el camello que iba para Alamar. Yo no pienso que los habituales de esos lares no hayamos dado cuenta nunca del clase de patrimonio que pisabamos.

Sin embargo en la década de los 90 este grandioso monumento fue lienzo de uno de los mejores graffitis que he visto en mi vida, no por la ilustracion (no habia ninguna) sino por el mensaje, conciso y profundo:

"Las inundaciones no surgen porque el rio se desborde sino porque el el pais se hunde" (Alberto 10/9/1994). Esto dio pie a un poema que escribi 10 an-os después en el 2004 y cuyo encabezamiento es una foto que tomo mi esposa del susodicho graffiti:

"Las inundaciones no surgen porque el rio se desborde sino porque el el pais se hunde"

Y porque cosen las heridas del país con agujas contaminadas
Porque a la gente se le acaba las ganas de seguir saltando los baches de la demagogia
Porque le siguen echando la culpa a los que le suministraron los neumáticos a los balseros
Porque ya no me llaman “compañero” sino “señor”
Porque los bebés siguen produciendo buenas cifras
Porque ya nadie le presta atención a las eficientes zafras
Porque el dólar se transformó en dolor, pasada la euforia y alegría
Porque ya no se piensa con el corazón, sino con el bolsillo
O con los huecos en él
Porque la misma era, que estaba pariendo un corazón, lo abortó
Por aquello de ahorrar electricidad y por los apagones
Porque mi generación padece de amnesia forzada
Recordar es llorar
Porque cuando te paras en la ventana que da al mar
No lo ves salpicando a dos amantes que viajan cogidos de la mano
Por tierras que solamente ellos conocen
Sino lo ves, bravo y furioso, tratando de limpiar
O despojar, como dijera aquella santera, a esta ciudad
Que nunca decidió su futuro
Y que ahora extraña a sus hijos
Al que se quedó en Angola
O al que duerme en el fondo del mar entre el Mariel y Miami.

Porque si piensas, pecas,
Y en el reino de Dios
Sólos los flojos pecan
Los fuertes soportan
Como el muro soporta las olas
Como la pared soporta el graffiti.

© Agosto 2004

Muchas gracias, don eu por este magnifico reportaje y siento mucho que nunca hayas podido visitar el monumento. Confio en que algun dia podras hacerlo.

Saludos desde Londres.

un filologo said...

Disparadores, ja, no oia o leia ese termino hace siglos tambien...buen recorrido

arq: Cheo Malanga said...

Muchas gracias a todos por pasar y dejar sus comentarios.

Isis:
Fue un inmenso placer que haya disfrutado este viaje.
Ya incluí esta visita en mi "Cuban bucket list". Cariños.

Olga:
Gracias por su comentario. Este monumento tuvo no pocos detractores y su diseño fue muy cuestionado por su monumentalidad, aunque finalmente fue aprobado.
Sus saludos al Sgto Arencibia seran dados.

Tuta:
Es cierto, los alrededores de aquel monumento eran famosos por su perversidad y suciedad.
Que bueno que lo recuperaron, algo menos a rescatar. Saludos.

Aguaya:
Coincido con usted, la vista desde ese lugar debe ser preciosa. Por cierto, pronto tendremos un paseo gráfico por toda la calle G, desde este monumento hasta el Malecón (cortesía del sgto Arencibia).

Eufrates:
Sospecho que con su elocuencia, sensibilidad y gallardía, pocas eran las negativas a sus propuestas amorosas.
Ha sido un gran placer que haya evocado esos inolvidables recuerdos a traves de este post.

Cuban in London:
Viví durante 3 años muy cerca de este monumento y al pasar tambien fui testigo de varios graffitis en sus paredes.
Muy bello su poema, lo felicito. Saludos.

Filólogo:
Me hizo mucha gracia tambien ese termino, hacia años no lo escuchaba.
Gracias a la querida Tuta por recordarlo y a usted por pasar.

Zoe said...

Llego tarde, pero llego. Yo también pasaba mucho por ahí, es cierto, estaba lleno, de noche de disparadores. Bello monumento, y como es habitual, Cheo Malanga, lo enaltece.

ric said...

Ese monumento tiene un aire muy parecido, y muy en escala menor, al monumento a Vittorio Emanuelle II en Roma, y siempre he creído que debe haberse inspirado en él. Míralo aquí:

http://images.google.com/imgres?imgurl=http://i1.trekearth.com/photos/6992/vittorio_emanuelle_ii_monument.jpg&imgrefurl=http://www.trekearth.com/gallery/Europe/Italy/photo467538.htm&usg=__s_BNSSF7jgnqx3S1mMhJDSdlapQ=&h=614&w=800&sz=115&hl=en&start=14&um=1&tbnid=3tEpEusoqmK3iM:&tbnh=110&tbnw=143&prev=/images%3Fq%3Dvittorio%2Bemmanuelle%2Bmonument%26um%3D1%26hl%3Den%26sa%3DN

Es el mismo caso de la Manzana de Gómez, que está tan copiada de, precisamente, la Galleria Vittorio Emanuelle II de Milano.

MARISELA said...

Eufrates:gracias por poner esas fotos de Cuba, yo la recuerdo de cuando era niña y me llevaban a La Habana, al Hospital C. J. Finlay, mi madre siempre nos daba una vuelta por los monumentos.Éramos una guajiitas de Pinar del Río pero conocíamos todos los lugares interesantes gracias a mi madre. Ahora no recuerdo casi nada,llevo 15 años fuera y me fallan los recuerdos de una forma preocupante.Te enlazo a mi blog,pues escribes muy bien,con facilidad y yo diría,gallardia.GRACIAS Y HASTA OTRA

Alba said...

¡Muchas gracias por este magnífico post, Don Cheo! Yo viví durante años en la calle 29 y pasaba por allí obligatoriamente para ir a mi secundaria, la Felipe Poey, antigua Anexa a la Universidad. Luego, después de pasar el pre en el Guiteras, me tocó transitar otra vez por aquellos caminos repleticos de disparadores y natilleros, como bien señala Aguaya. Pero ya para aquel entonces en que asistía a Artes y Letras no me asustaban aquellos tipos que siempre andaban con el miembro enhiesto como rifle en mano -casi todos eran reclutas-.

(Por cierto Agua, ¡es del barrio de donde nos conocemos entonces!)

Creo que contemplar el deterioro de ese magnífico monumento, entre otras bellezas arquitéctonicas de nuestra Habana, ayudó a definir mi camino profesional porque actualmente me estoy doctorando en museología y patrimonio.

Si les interesa tener otras imágenes, tengo varias fotos en colores y en b/n del mismo que tomé hace años, en la época en que aún tenía los grafittis que menciona el Cuban in London.

Don Eufrates, le escribí una nota a su email hablándole de un proyecto en el que menciono su trabajo de blogger. Quizás le entró por "correo no deseado".

Saludos cordiales y ¡gracias por tan magnífico desempeño!

Isbel

Eufrates del Valle said...

Estimada Alba, gracias por su comentario. Definitivamente entro por correos indeseados su email, pues no lo he visto. Podria volver a mandarmelo, y en el subject poner ALBA, SOBRE MONUMENTOS o algo que pueda identificarlo? Estare pendiente. Me gustaria mucho leerlo. Gracias otra vez.