Friday, December 5, 2008

NYC, TARDE CUALQUIERA


Me parece muy bien. Una sociedad donde quepan todos. Espacios. Abiertos. Cerrados. Donde quepan todos.


Respeto, tolerancia. Y cada uno a sus asuntos. Lástima que esa tolerancia, respeto, no sean correspondidos en los países donde ese dios (o su interpretación) es la ley, y la última palabra.
Y pensar que en nombre de ese dios que él venera libremente, en plena calle de New York, muchos de sus seguidores no descansan en destruir. Este hombre, libre y tolerado, le reza al dios por el cual destruyeron el World Trade Center en el 2001, a sólo unas escasas cuadras de donde hoy se trata nuevamente de construir.

Fotos: Eufrates del Valle

(Les recomiendo poderosamente este reciente artículo de la escritora Isis Wirth, La Reina de la Noche)

6 comments:

Taoro said...

Que dicha la de estas personas de vivir en una sociedad civilizada.
Ironicamente, su adaptación al modo de vida occidental es increiblemente rápido, a pesar de odiarlo.

Isis said...

Amén, Eufrates. Cuánta elocuencia la tuya.
Y qué ojo.
Muchas gracias por el link.

Zoe said...

Un ojo supremo el suyo, como dice su Majestad, La Reina de la Noche. Díganme si esto mismo nos estaría permitido a los cubanos, o sea equivalente, dar un bembé en pleno NY, o si la gente no vería con malos ojos a un cristiano con tapetico en la cabeza, reclinatorio portátil, y cruz con Jesucristo rezando en plena calle. Cómo les gusta a esta gente el espectáculo, ¡bah!

Anonymous said...

Eufrates, usted sí que está claro, y lo dice de una manera que no queda lugar a dudas, pero nadie le puede decir nada. Qué maestría.
Goudron.

Al Godar said...

Muy acertado Eufrates.
Es lamentable que esa libertad no sea reciprocada.
El odio solo engendra dolor.
Es con fuerza y sabiduria que hay que combatir el odio.
No debe emplearse el odio.
Saludos,
Al Godar

Olga Admiradora said...

Me da miedo esa escena...
que fotografo eres! mas alla de eso un gran comunicador a traves de tus fotos.