Tuesday, April 7, 2009

EL MAL ECO


La imagen me llegó vía email, sin su debido crédito. Qué pena me da ver el malecón, al que siempre consideré como la sonrisa de bienvenida de la Habana, con sus piezas ausentes o careadas, convertido en improvisada “playa” o bañera de un barrio donde escasean el agua, los techos seguros y las ilusiones.

15 comments:

Cubano Sol said...

Y "ese" es el malecón??? qué parte, Eu??? no me ubico...

Isis said...

Cuán lacerante, es espantoso.
Un símbolo de la destrucción total, de la m....por todas partes.

Olga Admiradora said...

Me da dolor...
es la imagen de lo que se ha convertido Cuba en estos 50 años miserables.
La gran obra de la cochina revolución... de su ineficiente kagandante y su hermanito el pajarito que ahora quiere ser el dueño "assoluto"...

Anonymous said...

Jamás he visto un malecón así y eso que estuve en la Habana hace un año, donde eso? no es una foto retocada?

Eufrates del Valle said...

Anonimo de las 10:22am, la foto me llego por email. Habia otra, tomada desde otro angulo, con la misma destruccion. Antes de publicarla la amplie totalmente y revise hasta donde mis conocimientos digitales dan, y no me parecio retocada. Gracias por comentar.

Rosa said...

Pues si la foto es real, mete miedo. En noviembre del 2006 no estaba así, pero en fin, todo puede ser, la isla se nos hunde cada vez más, y los dinosaurios siguen ahí. Que triste...

Zoe said...

Uf, qué tristeza, como dice Olga Admiradora, la gran cochinada... Terrible.

Güicho said...

Sí, ese es el malecón... de Port-au-Prince!

Anonymous said...

Ay que pena! Esa foto me duele

Tuta

Anonymous said...

He llorado con esta foto. Sandokán.

luisc said...

Más allá de lo destruido que está todo luego del demoledor castrismo concentrado, creo que vale la pena intentar una aclaración: a mi entender, no es "el muro" del malecón lo que figura en primer plano en las fotos, sino el arrecife que delimita las pocetas que a esa altura del malecón habanero se encuentran. Lo asombroso es que se ha convertido en una playa pública, algo que estaba prohibido hace varias décadas, pero que con los años más y más gente de Centro Habana usan como piscina natural.
Eso sí, coincido con los comentaristas que se lamentan de la imagen empobrecida que ofrece la otrora orgullosa rivera. Es decadente, tal y como con todo en la isla (ahi están los nombres de los peloteros, por si queda duda).

Anonymous said...

Es el muro, absolutamente carcomido y negro, que nunca le han dado una mano ni de saliva. Niobe.

jecuevas said...

Permitanme indicarles que esa foto pertenece al arrecife que queda por debajo del muro del Malecón, a partir de la calle Galiano hacia el Castillo de la Punta. En muchos lugares se ha picado en la roca para crear "piscinas". Pueden ver una vista de las que están publicadas en Google Earth tomada desde arriba
http://www.panoramio.com//photo/6599237

Aguaya said...

Entonces el muro queda a la derecha de la foto? Y cómo baja la gente a los arrecifes? habrá escaleras, no? Y el agua? Me han dicho que ya no está tan sucia pero, oye, yo allí no me metería...
Saludos, Eu!

Eufrates del Valle said...

Saludos a todos y gracias por los comentarios, que siempre complementan cada post.

Cuando amplie la foto para ver que no estaba alterada, me di cuenta de la perspectiva, como bien aclaran luisc y jecuevas. Quizas no se note desde un automovil por el Paseo del Malecon, pero supongo que desde un barco entrando a la bahia debe ser una imagen funesta de bienvenida.

Como dice luisc, es asombroso que se haya convertido en una playa publica. Asombroso y desagradable. Una imagen que nos iguala a Port-au-Prince, como bien dice Guicho, a una desmedida pobreza material y espiritual. A donde nos ha llevado la dictadura putrefacta de los Castro!