Thursday, April 9, 2009

HABLANDO DEL MALECON…


A propósito del post del martes pasado titulado El Mal Eco, recibo vía email esta imagen, firmada: Pedro y Serge. Obviamente es un montaje. Pero, la misma me reafirma que no era yo el único preocupado por el estado de deterioro de nuestro malecón capitalino. Ahora bien, en honor de la verdad, tampoco es esta una solución que me gustaría. El malecón debería seguir siendo lo que fue y no una playa. Visualizando una sociedad productiva y competente en la Isla, con un transporte público efectivo y cómodo, no habría necesidad de ello, con las tantas y bellas playas cercanas a la ciudad.

10 comments:

Anonymous said...

Creo que al ser una bahía no podría ser una playa, pero que vuelva a ser el cordón litoral de la bahía, tal como era, que lo pinten de blanco, tal como estaba, y que se alegre y anime como los malecones de tantas ciudades españolas y del sur con bahías, sería un gran acierto. Pero es espantoso en el estado en que se encuentra. Niobe.

Olga Admiradora said...

Coincido, Eufrates, que no sea una playa. El Malecón habanero tiene su propia identidad y nunca fue playa, ni lo toquen y le dejen tal cual fue. Cada vez que ponen una mano es para distorsionar, como es la "Tribuna Antimperialista", obra tan ridícula, el horrible Hotel Meliá al lado del maravilloso Hotel Riviera y el triste caso del Malecón de Matanzas que le hicieron un "pedraplén" y acabaron con una bahía tan linda y pintoresca.
...

Zoe said...

El montaje es buenísimo. Pero el Malecón es y será siempre el Malecón. Sólo necesita que lo amen, como él ha dejado amar a tantas personas en sus muros.

Ludus said...

Pues a mi me parece estupenda la idea y mil veces más bella y libre que un muro que sólo delimita el mar de la tierra. Con ese mar cristalino nuestro es una pena tener que desplazarse a buscar una playa, (claro habría que tener en la Habana un sistema de filtros de nivel y no todo el Malecón sino varias zonas). Bravo por Pedro y Serge, algún día cruzaré el Nacional y llegaré en bikini a plantar mi sombrilla.

Anonymous said...

Es que sentarse en el muro del malecón es tan romántico, la última vez que lo hice manché mi jeans nuevo de una brea maloliente. Sandokán, el tigre de la malicia.

Anonymous said...

Si que es romántico .-) pero pensámdolo bien, en algún que otro pedacito no vería mal algunas playitas, limpiecitas, atendidas y sin moloteras

Anonymous said...

De cualquier manera estimado Eufrates, a La Habana- no solo al Malecon, hay que darle una entrecogia de salfuman y pinaroma, para eliminar la miasma del castrismo ese, yo me propongo para la limpieza.
Buen fin de semana para todos.

Tuta

Güicho said...

Bueno, al menos el nombre se cae de la mata: Copachabana.

Isis said...

"Sólo el recuerdo de..." aquel malecón, pero qué va, " que no me baño en el Malecón, porque en el agua hay un tiburón". Por lo tanto, cien por ciento de acuerdo con Eufrates: nada de playa!

 gil said...

hello friend, i love your site!!! shall we xlinks??^__^