Tuesday, January 8, 2008

ATERRIZANDO EN MIAMI...


La semana pasada viajé a Miami con urgencia para despedir a mi amigo Hugo Martínez. Sobrevolé la Costa Este de norte a sur sumido en una profunda tristeza. El único recuerdo placentero que guardo ahora de esos días de dolor, es ese momento en que desde el avión comencé a ver Miami, esa patria a donde siempre regreso para abrazar a los míos, un amigo me espera en el aeropuerto, hay una anécdota nueva que oír, un hombro para llorar.

Comparto aquí con ustedes estas imágenes que disfruté durante mi aterrizaje en Miami. También comparto mi emoción de cuando empecé a ver en detalles los edificios de Miami Beach, los expressways, la claridad, la amplitud, el mar, sabiendo que en unos minutos, sin quitarme el polvo del camino, estaría tomando mi primer café cubano del viaje en el Versailles.













Agradezco profundamente a los lectores que dejaron comentarios de solidaridad y afecto en el post donde anuncié el fallecimiento de mi amigo Huguito.

7 comments:

Tuta said...

Que alegria saber que estuvo por aca, aunque me parece que se trajo todo el fricando de Nueva York: chiflo el mono, que digo el mono, chiflo la jungla completa.

Espero que el calor de sus amigos le haya abrigado. Y que tenga el mejor de los annos del mundo, querido Eufrates

Su lectora numero 1

Tuta

A.T. said...

Eufrates: Vacilo tus posts fotograficos. La nota de Huguito fue muy tirste.

el amigo de Sumi said...

Muy buenas fotos Eufrates: el que sabe sabe! Linda la segunda ciudad desde los cielos, el suelo es ya otra cosa, no?

Me alegra tenerte de vuelta en la blogosfera, se le extrano, man, se le extrano!

el amigo de Sumi

William Navarrete said...

Hola Eufrates, a mí también me provocan algo raro esas vistas desde el avión antes de aterrizar en Miami. Siempre me digo: ¿y esto qué tiene que ver conmigo y mis recuerdos? Y luego, cuando recibo la primera oleada de calor, el primer acento cubano de una empleada o de un viajero en el aeropuerto, y me tomo el primer café con un pastel de guayaba en el puestecito que el Versailles tiene en alguna (siempre difícil de encontrar) de las puertas, me siento, de pronto, un poco como en casa. O sea, en una de esas tantas casas que uno lleva a cuestas desde la primera morada en La Habana.

Eufrates del Valle said...

Gracias por tan calida bienvenida, estimada Tuta y estimado correligionario "el amigo de sumi".

A.T., la imagen siempre es tan poderosa! Me alegra mucho que las vaciles. Lo mismo me pasa cuando las estoy tomando.

William, a mi me pasa lo mismo cuando empiezo a escuchar el acento cubano por donde quiera. Me encanta conversar con cuanto cubano se para a mi lado a tomar cafe en el puestecito del Versailles. Es lo mas cercano que tenemos a esa primera morada en Cuba, como bien dices.

A todos gracias, y un placer tenerlos por aca de nuevo.

William Navarrete said...

Eufrates, olvidé lo más importante. Yo no conocí a tu amigo Hugo, pero sí conozco a su hermana Lourdes Pagani, y puedo decirte que es una gran familia. Y Lourdes una incansable luchadora por la libertad de Cuba. De esas que no necesitan ni quieren aparecer en las fotos, pero cuyo trabajo diario es impresionante. En el caso de Lourdes, durante años, Net For Cuba ha sido (junto con Ahmed Martel) una fuente de información y de apoyo muy grande para disidentes, presos y víctimas de la barbarie. Y ella lo ha llevado día a día, sin descanso y sin quejas.

Eufrates del Valle said...

Gracias, William, asi mismo es Lourdes. Ella y sus hermanos son, despues de tantas decadas de amistad, como esos primos-hermanos con los cuales siempre estamos en hush-hush. Y el trabajo de Lourdes, informando sobre la situacion en Cuba, ha sido silencioso y constante desde hace anos.