Wednesday, August 20, 2008

ARQ. CHEO MALANGA: MAQUETAS URBANAS


“La diminuta Habana”

Por: Arquitecto Cheo Malanga

Para aquellos habaneros que han soñado con poder contemplar su ciudad, en toda su magnitud, desde las alturas, ya su sueño se ha hecho realidad gracias a dos impresionantes obras de arte. Desde hace varios años la Ciudad de la Habana y la Habana Vieja poseen sus maquetas, como las de New York, Moscú o Estocolmo.


Dos ángulos diferentes de la maqueta de la Ciudad de New York.

La maqueta de La Habana fue concebida como instrumento en el planeamiento urbano de la capital. Se encuentra ubicada en Miramar, en la calle 28, entre Primera y Tercera.

Fue construida en escala 1/1000, abarcando una superficie de aproximadamente 220 metros cuadrados, convirtiéndola en la segunda más grande del mundo, sólo superada por “The Panorama of the City of New York” ubicada en el Queens Museum of Art........muy cerca a la segunda isla de Eufrates.

La maqueta de La Habana surgió a partir de un proyecto que comenzó en 1987. Está conformada por 39 tableros cuadrados de 2m x 2m ubicados sobre una estructura metálica que, mediante rieles, facilita su mantenimiento y limpieza. La dimensión total es de 22 metros de largo por 10 metros de ancho, pesa seis toneladas y se confeccionó en 10 años. Un equipo integrado por nueve diseñadores, maquetistas y arquitectos materializaron esta curiosa propuesta. Los pequeños edificios están confeccionados con madera de cedro.


La maqueta muestra, mediante diferentes colores, las diversas etapas históricas y de transformación que ha sufrido la ciudad. Las edificaciones correspondientes a la época Colonial, desde los siglos XVI al XIX, se distinguen por el color marrón. El período de 1900 a 1958 se distingue por el ocre y las edificaciones construidas a partir del 59 por el color marfil. Las edificaciones en proyecto aparecen incorporadas en color blanco. En la entrada de la bahía una pequeña luz parpadeante, desde el faro del Morro, se encarga de darle vida a la maqueta.


Para albergar esta ciudad en miniatura fue construido un Pabellón. El gran espacio posee una rampa que lo rodea y mientras va descendiendo permite, mediante telescopios, observar cada detalle de la diminuta ciudad como edificios, calles, parques y hasta tanques de agua en las azoteas.



En el año 1999 se inauguró en la Habana Vieja la maqueta del Centro Histórico. Se encuentra ubicada en el antiguo almacén de la farmacia Taquechel, en Mercaderes entre Obispo y Obraría. El edificio posee además salas de exposiciones, tienda, cafetería y un pequeño cine con capacidad para 32 personas.

La maqueta del Centro Histórico consta de 8 paneles de 16 metros cuadrados cada uno, requirió 3 años de trabajo y representa un área de 2.14 km2 en escala 1/500. Aparecen representados, aproximadamente, unos 3500 edificios y posee un sistema de sonido, luces y proyecciones que permiten vivir plenamente la vieja ciudad, simulando el ciclo del día y la noche.



La maqueta fue inaugurada el 16 de noviembre de 1999, en ocasión del 480 Aniversario de la Fundación de la Ciudad y en presencia de su majestad la Reina Sofía de España, quien formaba parte del recorrido de las Primeras Damas Iberoamericanas por la Habana Vieja.


Ambas maquetas fueron elaboradas por el arquitecto Orlando Martorell (ya fallecido) quien trabajó durante 48 años como maquetista. Realizó más de dos mil maquetas, entre ellas, la del Túnel de la Bahía, la de la Lonja del Comercio y la del Casco Histórico de Alcalá de Henares, en España. A él, a mi amigo Rumayor y a los que dedican su vida a esta apasionante profesión, pocas veces reconocidas en su justa dimensión, es dedicado este post.


11 comments:

Aguaya Berlín said...

Qué interesante! Me han hablado de ellas pero no las he visitado aún. Espero hacerlo algún día.

Me llaman la atención las maquetas. Las alemanas que muestran cómo quedaron algunas ciudades después de la guerra y cómo son ahora, son impresionantes.

Gracias, Arq.!! Saludos, y a Eu.

A Cuban In London said...

Si mal no recuerdo fui a ver la maqueta cuando aun estudiaba en el ISPLE en los 90, o quizas fue después cuando nos pasaron para el Varona. El ISPLE quedaba en la esquina de donde estaba situada la maqueta. Es uno de esos patrimonios que lo llenan a uno de orgullo de ser habanero y que quiero ensen-arle a mis hijos cuando vayamos de nuevo.

Gracias, eu.

Saludosde desde Londres.

Isis said...

Woow, don Cheo Malanga, ahora sí. Muchísimas gracias.

Anonymous said...

Es importante, para la reconstrucción precisa, aunque sea del recuerdo. Gracias, Don Cheo, un artículo no sólo bueno, necesario. Esos detalles alimentan el alma del exiliado. Niobe.

HBN said...

Exelente artículo. La de la Habana Vieja no la he visitado, pero la de Miramar si tuve la suerte de ir varias veces, y el privilegio doble de ver a Coyula, ese gran conocedor de la Habana, contar como fue, como ha sido, como podría ser, etc. Ademas ha servido para frenar algunos proyectos que habrían afectado demasiado a la ciudad, al contrastarlos en la propia maqueta.

Muchas gracias Cheo por este reportaje

Eufrates del Valle said...

Estimado Cheo, debo confesarte publicamente que este es uno de mis post preferidos, entre los muchos tuyos que atesoro. Nunca se me habia ocurrido pensar en una maquete de la Habana. Interesantisimo!

Anonymous said...

Yo tambien vi la maqueta de Miramar y solo ahora, despues de leer al sapiente Cheo, caigo en la cuenta de que aquello no era un disparate mas - al estilo de las barredoras de nieve- que caracterizan el socio-castrismo vernaculo.
Tal vez sea algo util en el futuro. Y coincido con Eufrates. Gracias Arquitecto, muchacho, tu siempre "dando la hora".

Tuta

GeNeRaCiOn AsErE said...

Cheo y Eu,
No veo el momento en que se arreglen las cosas y pueda caminar por mi ciudad de nuevo.

nos vemos, tony.

Constancio Baraguá ( alias Cuco) said...

Tony, cuando menos te lo imagines sonamos una Habana Nueva que nos caemos pa tras!...que no te quepa la menor duda!..Abrazos.

arq: Cheo Malanga said...

Muchas gracias a todos por pasar y dejar sus comentarios.

Aguaya:
No deje de visitarlas.
Nuestras maquetas poseen alguna similitud con las alemanas, solo que es un proceso inverso. En ellas se puede apreciar la ciudad actual y luego comprobar la penosa realidad de una bella ciudad destruida por 50 años de "caprichos y egos".

Cuban in London:
!!! Good idea !!!, no deje de llevar a sus hijos. Es una experiencia única e inolvidable, la van a disfrutar, se lo aseguro.
Como me llena de felicidad que personas como usted siempre piensen en sus hijos a la hora de rememorar nuestra cultura e identidad. Felicidades......no deje de presentarles al Bola.

Isis:
Gracias por sus siempre dulces comentarios para Cheo. Cariños.

Niobe:
Gracias por su infaltable visita. Coincido con usted, muchas veces estos pequeños detalles son un deleite espiritual para los que hoy no tenemos a La Habana.

HBN:
Que suerte la suya de contar con la explicación del mismisimo Coyula en su visita a la maqueta. No deje de visitar la maqueta del Casco Historico, es una pequeña ciudad con vida propia.
Gracias por pasar...... y por todo lo que haces por nuestra HaBaNa y su bello patrimonio arquitectonico.

Eufrates:
Ojala algun dia podamos visitar juntos esas maquetas........y asi poder ver nuestro querido San Nicolas del Peladero desde las alturas. Lo invito.

Tuta:
Gracias.
Las maquetas habaneras tienen un poco de todo, son herramientas de planeamiento urbano, atracción turistica, etc. Pero lo mas importante es que inmortalizan nuestra hermosa ciudad.

Tony:
No te preocupes Asere , ese dia esta mas cerca de lo que muchos imaginamos.

Cuco:
I'm agree with you.......

Anonymous said...

Orlando Martorell no ha muerto sigue vivo en su Habana de siempre y trabajando arduamente aun con sus maquetas y dejando su legado en America y Europa.