Tuesday, August 19, 2008

PRACTICANDO EN EL SOBGÜEI


Ni se imaginen que es fácil. Eso pensaba yo. Tomar fotos en el subway de New York es la experiencia más ambigua que he tenido con una cámara en la mano. De más está decirles que era un sueño que había acariciado desde que llegué a estos lares, pero nunca me había decidido.


La semana pasada, aprovechando que regresaba de Brooklyn después de unas reuniones relacionadas con mi trabajo, y unas vueltas a la manzana por su Downtown tomando fotos para un post futuro sobre el área, con la adrenalina en ebullición como me sucede cuando estoy detrás del lente, me dije que era el día.


Como dirían mis amigos cuban-americans, tenía “maripositas” en la barriga. Desde el 11 de septiembre del 2001, una persona sola en medio de las multitudes, tomando fotos que no son las tradicionalmente turísticas, podría ser motivo de sospecha. Lo comprendo perfectamente. Por otro lado, desde que la gente te ve enfocando para su espacio, por mirada te envían alfileres.


La ambiguedad disminuyó cuando la balanza se inclinó por el cosquilleo interior que provoca el challenge. Así fue que improvisé una técnica que en momentos dio resultado: Medir bien el objetivo, enfocar para los carteles de publicidad o el techo, bajar la cámara lentamente y apretar el obturador cuando el lente pasaba por el objetivo escogido. Como estaba usando flash –ya sé, fotógrafos profesionales... que suelte el flash, pero por algo tenía que empezar la práctica- cuando aquellos que se molestaban por el rayo de luz miraban buscando de dónde venía el mismo, ya la cámara estaba escondida y yo desviaba mi vista para otro lado.


Otro ejemplo: Para poder tomar la foto de la señora que estaba scratching el cartón de la lotería, puse en guardia mi cara salamera, que es la que desarma a mis interlocutores, y le pedí permiso para retratar sus manos. La señora me hizo esperar por la respuesta hasta que terminó con toda su calma de raspar una de las casillas, elevó los ojos, y me miró por encima de sus espejuelos para decirme: Why? Me deshice en explicaciones sobre el arte que descubro en la vida cotidiana e incorporé una parrafada sobre la magia del mundo digital, hasta que ella se encogió de hombros y me contestó: I don’t care.

Aquí están viendo una pequeña e imperfecta selección de mis primeros pininos en la fotografía subterránea neoyorquina. Seguiré arriesgándome; continuaré mostrándoles y seré receptivo a sus comentarios. Quizás, algún día, logre una gran foto. Si no, me quedará el placer de la diversión.




Fotos: Eufrates del Valle

12 comments:

Aguaya Berlín said...

!!! esos momentos me enseñan la vida en movimiento: los instantes que la cámara capta la más normal de las acciones, miradas, en fin, me gustaron tus fotos Eu. Hay unas caras...... que bueno, te imagino tratando de convencer a la del ticket... habrá pensado "un loco más". :-)

Anonymous said...

!Que arriesgado es usted, Eu! Yo no he oido muy buenas cosas acerca del Metro en Nueva York, pero las fotos muestran una imagen bastante normalita, creo yo.

Ayer hable del tema de Cocodrilo con una amiga que nacio y crecio en Isla de Pinos y ella no podia creerlo!

Tuta

nc said...

Contrario a lo que piensan muchos, los neoyorquinos en general son comunicativos y amables. Hace un rato que no voy por alla, pero mi ultima vez fue una fiesta. Anduve la ciudad de arriba abajo, cogi metros y guaguas como un loco sin lios, camine como demente en fin la pase de maravilla.

Tuta, usted tiene que llegarse por Manhattan, dejeme decirle que es el unico lugar del mundo- y yo he dado algunas vueltas por ahi- que me recuerda a La Habana

Si tiene la suerte de que Eufrates y Escolastica le acompanen, se saco la loteria.
Buenas fotos, colega.!

Constancio Baraguá ( alias Cuco) said...

nc seguro no ha estado en Cádiz!...
o Barcelona vaya(las trazó el mismo arquitecto, si no pregúntele a Malanga)...la verdad, de Gadir no estoy muy seguro.
Don Eu y si te tiras en el metro del DF mejicano...divino, divino, divino!!!. Saludos, Cucodrilo.

Isis said...

Eufrates, todas tus fotos son grandes fotos.
Gracias por este reportaje.
Neoyorquina de adopción,
Isis

Taoro said...

Bravo Eufrates, al fin nos presenta el NY subterraneo, no tan bello como el NY superficial pero igual de apasionante.
Muy buenas las fotos que tomo.
El Metro de NY no me pareció peligroso, pero si muy sucio y descuidado.
Por cierto Eufrates, sería interesante que alguna vez escribiera sobre el exito de Giuliani en eliminar la violencia de las calles de NY...a que se debió?.
Saludos a Escolástica.

Ernesto G. said...

Me gusta mucho la ultima. Siga con esas fotos. Asi viajamos sin gastar, no?

Belkis Cuza-Malé said...

Bueno ¿y cuándo vamos a tener nosotros, tus amigos y ¨fans¨de El Imparcial Digital, de ver una foto del rostro del querido Eufrates? Esa que tú mismo nos describes con tanta gracia: ¨¨ puse en guardia mi cara salamera, que es la que desarma a mis interlocutores¨¨¨¨¨
Jajaja, Eufrates, tus admiradoras que suman miles, según he sabido, ya claman por un autoretrato. Que no se ponga celosa Escolástica, todas te queremos espiritualmente por esos formidables posts.
Muchas bendiciones, Don Eufrates,
Belkis
www.belkiscuzamale.blogspot.com
www.lacasaazulcubana.blogspot.com

GeNeRaCiOn AsErE said...

Hola EU,
No he visto nada igual en nuestra bloguera aun. El metro de NYC es una gran incógnita para nosotros, quienes siempre hemos querido conocer ese mito que es la arteria principal de la jungla urbana más exuberante de la tierra. Todo un reto para aquellos que crecimos en una islita del Caribe. Gracias!!!

Saludos, Maylin

GeNeRaCiOn AsErE said...

allí estamos contigo, en el mismísimo metro de la gran manzana, husmeando en las manos de una mujer que se rifa la suerte en la Capital del Occidente... !FUACATA! otro click a los vagones donde el tiempo se escapa entre paradas, sin que nadie mire para el lado.
Me quedo con la cara inexpresiva de esa gente que anda por la vida como curada de espanto... al parecer el mundo ya les ha dado varias vueltas a su cuentamillas.

oye, como me gusta que sigas intentando la foto compadre, es una forma de romper la inercia, de cambiar vida para regalarnos algo interesante que a su vez nos cambie la nuestra. ¿No es eso lo mejor de bloguear?

un abrazo,
tony.

Anonymous said...

Estupendas fotos, siempre me asombra usted. Me fascina el metro de NY. Me encanta cogerlo en Hoboken e irme a Manhattan. Besos, Eufrates, cómo le agradezco este trabajo. Niobe.

ric said...

Bellas las fotos de NY bajo la lluvia que le enviaste a Zoe...