Tuesday, August 5, 2008

MIEL DE OCHUN PARA MARIA BETHANIA


Si mi memoria no me falla, María Bethania estuvo en Cuba durante el Festival de Varadero de 1986 o el de 1987. Verla cantar en vivo a sólo escasos metros de distancia, fue el paroxismo del éxtasis para este Eufrates enamorado de la música brasilera en aquella época.

El conjunto que formaba su voz potente y grave, la lírica de las letras de las canciones –María Bethania no compone, como hace la mayoría de los músicos brasileros de su generación, pero es una intérprete muy selectiva con su repertorio-, y la plasticidad de su figura andrógena entregada con pasión ilimitada en el escenario, a muchos nos puso a gotear el corazón como una botella exprimible de ketchup.


Grabadas tengo unas anécdotas sobre el paso de la cantante por Cuba, las cuales recuerdo más por la voz popular del ambiente de delegados, artistas, prensa, organizadores y, mis preferidos, los colados al Festival, que por haberlas comprobado yo personalmente.


Al llegar María Bethania al aeropuerto José Martí de La Habana, se encontró con la noticia de que sus maletas no aparecían. Con el mal humor que provoca el que le roben a uno sus pertenencias, fue trasladada a Varadero, donde exigió habitación aparte para sus santos en el Hotel Oasis, santos a salvo de la tragedia del “maniguiti”; por último, le mandó a decir con su representante a los periodistas nacionales, de que se olvidaran de una conferencia de prensa o de posibles entrevistas.


El robo de la maleta y la habitación para los santos son las anécdotas no comprobadas personalmente. El que ni miró a la prensa -quizás consciente de que ¿para qué serviría?-, me consta, ya con mi corazón de ketchup cicatrizado a estas alturas. Quizás la estimada Tania Quintero, que también andaba en las andanzas festivaleras y culturales del país durante los ochenta, recuerde otros detalles.


Lo que sí visualizo ahora, mientras me dispongo a contárselos, es a su madrina santiguando el escenario segundos antes de que la cantante brasilera se presentara ante el público. No tengo noticias de que María Bethania haya regresado de nuevo a Cuba. Puede que la voz popular con respecto al robo de sus maletas estuvo en lo cierto.









Fotos: Archivo de El Imparcial Digital

12 comments:

Anonymous said...

Bellas fotos. Sí, recuerdo estas anécdotas de su visita. Ahora acaba de sacar disco con Omara Portuondo, pero no es bueno. Sin embargo, querido Eufrates, seguramente conoce el dúo con Jeanne Moreau que hizo sobre una versión bellísima del poema de Baudelaire: "Oh, mi amada, que ojos tus ojos..." Niobe.

Aguaya Berlín said...

O va y dijo "algo no deseado", quién sabe... allá tú sabes que a muchos artistas les hacen una cruz cuando pasan un pie más allá de la rallita de lo permisible.....

Saludos, Eu!

Isis said...

Divino, Eufrates.
Qué manera de ser usted inagotable.

Anonymous said...

Me gusta mucho la musica brasilenna, Eufrates y Maria Bethania y su hermano son de mis preferidos.
No la vi en Cuba, no la recuerdo, quizas yo andaba en el despelote con Oscar D'Leon, ji, ji.

(Aunque, pensandolo bien, no estoy segura si fue en el mismo Festival)

Tuta

Taoro said...

Gracias Eufrates, por traernos esta grande de la música brasileña.
Muy buenas las fotos.

Jorge A. Pomar said...

Sí, caro Éufrates, Maria Bethania, encarnación del eterno femenino y quintaesencia de la hembra carioca más lánguida y refinada, es una bruja conturbadora.

Como a Gal Costa, la adoro y me quedo corto. Soy feliz poseedor de varios de los mejores discos de ambas. Y qué decirte, Ecobio: de no ser por el pastón, habría dado yo también un Picasso, y hasta un Velázquez del Louvre o el Prado, por un pañuelo de aquella sublime "coroa", como le dicen los brasileños a las tembas.

No me extrañaría que el autor del robo de las maletas con semejante ajuar de prendas íntimas haya sido un aduanero enamorado, un fetichista criollo de la diva brasileña que aún hoy, envejecido, se embelesa de noche con sus "requiebros y maneras" (Gal), mientras aspira el aroma de mínimas bragas y sostenedores de seda o terciopelo adquiridos en una boutique de Río o Bahia. Aterra imaginar que puede haber sido un vulgar ratero.

Saludos,

El Abicú

Eufrates del Valle said...

Querida Niobe, no la he escuchado a duo con la Moreau, lo buscare sin falta. Casualmente hoy mismo me regalaron las canciones con Omara Portuondo, total desilusion.

Gracias Aguaya, Taoro e Isis; mi estimada Tuta, el festival de Oscar D'Leon, si no me equivoco, fue mucho antes, creo que el del ano 1983.

Dilecto Abicu, que manera de reirme con tu comentario. Lo probable, aterrador como dices, es que haya sido un vulgar ratero...!!!! LOL!

GeNeRaCiOn AsErE said...

Oye EU, lo que tienes en ese archivo fotografico es para comer y llevar...
;)

Alina. said...

Me encanta ella,tengo varios discos y cuando escucho el que es en vivo no puedo dejar de escuchar dos veces seguidas Lua Branca...
Las fotos son preciosas.Gracias Eufrates.
Un beso,
Alina.(es mi tercer intento de comentario,por algun misterioso motivo no quiere salir)

Alfredo Pong said...

No existe en nuestro idioma la sensualidad, las frases calientes y la carga sabrosa de erotismo que transmiten las letras de las canciones de Maria Bethania, sobre todo en sus discos Talisma, Alibi, Mel...sus imagenes son inigualables, en Cuba muchos de mis mejores momentos y recuerdos tiene de fondo, esa voz causi-masculina que lo llena todo.Yo tengo toda la coleccion de sus discos, y son un tesoro, no manchare la misma agregando a la agente Omara Portuondo cuya voz es tan grande como su militancia y labor de comisaria para la inteligencia cubana desde siempre.

bustrófedon said...

Don Eu:

Gracias por este post. Me encanta Maria Bethania y es una pena que no pude verla en su visita a la isla. A propósito del título de este post, mi canción favorita de Bethania (que he estado tarareando desde hace un par de días, no sé por qué) se titula Mel (miel, en portugués). Sospecho que conoce esa canción. Creo que es de Caetano. Es preciosa.

Un abrazo,
B.

Glosa said...

Eufrates... Que hermosos recuerdos, que gloria tan grande poder estar presente en un recital de Maria... Una mujer tan intensa!!.
Es mi artista preferida, yme encanta encontrar anegdotas sobre ella,ya que aqui en Argentina, no consigo mucha info.
Un fuerte abrazo y a bençao Maria Bethania!!! sarava!!