Monday, April 28, 2008

COLUMNISTA INVITADA: ESCOLASTICA DE DEL VALLE


A petición de mi estimada Tuta, y de otros lectores que me han contactado por email, nuevamente tenemos como columnista invitada en El Imparcial Digital a mi media manzana, Escolástica de Del Valle.



DE MI DUDA CULPEN A ELENA RUZ

Por Escolástica de Del Valle

Mi madre no los preparaba cuando éramos pequeñas. Si a ella tengo que asociarla con tareas culinarias, esa es la única imagen que me llega: Torpe con el cuchillo, cortando los panecillos por el medio, poniendo cada tapa en el horno empotrado de nuestra cocina. Luego venía el segundo capítulo, la preparación: abundante queso crema en una de las tapas, confitura de fresa en la otra, y en el medio finas lascas de pavo. Aquellos sandwichs Helena Ruth eran la gloria.



Y los llamé Helena Ruth, porque así lo grabé fonéticamente de mi madre, quien siempre pronunció muy correcto el idioma inglés y se enfurecía cuando nos burlábamos de ella cada vez que pedía el scotchtape.

Luego vino mi hermana a retomar la idea cuando andábamos en la adolescencia. Sobre todo aquellas tardes que regresábamos de la Playita de 16 o del Cubanaleco, según lo que estuviese de moda, y ella me cambiaba cualquier tarea doméstica que tenía pendiente por la esperanza de un Elena Ruz, aunque ya entre nosotras dos al nombre del sandwich le habíamos dejado la h muda y convertido la zeta suave del “th” en una vulgar ese.

Mi hermana sustituyó el pavo –que en los años Setenta era una carne totalmente extinguida en Cuba- por pollo, y la confitura de fresa por alguna mermelada llegada a casa sabe Dios por qué vía, el queso crema Nela conocido, y de pan, aquella flauta que todavía era diaria, y rica.

Cuando abrieron la cafetería del teatro Karl Marx, antiguamente Teatro Blanquita, que estuvo abandonado y corroído de salitre por años, para nuestro asombro en el menú estaba el sandwich Elena Ruz. Aunque, para ser honesta, no recuerdo si en el menú de aquella cafetería, a la que llamábamos El Capital (por lo cara que era en aquella época para nuestros bolsillos de estudiantes), estaba escrito Elena Ruz o Helena Ruth.



Y luego llegué a Miami. ¡Qué alegría volver a encontrar el sandwich familiar, con todos sus ingredientes originales, como los de mi madre! Sin embargo, lo del nombre no me quedaba todavía claro. En las cafeterías de Miami Beach, por ejemplo, lo leía Helena Ruth. En las de la Calle Ocho, Elena Ruz.

Hasta que un día, conversando con la genial Paquita Madariaga, a quien Eufrates le dedicó unos de sus primeros post, salió a colación dicho sandwich, y yo aproveché para de una vez y por todas salir de mi duda. Y le pregunté a Paquita quién era la americana que había inventado el Helena Ruth.

Paquita abrió aquellas almendras que eran sus ojos negros, aspiró profundamente del cigarrillo, y me soltó una de sus carcajadas:

“¡Qué americana ni americana! Ese sandwich lo inventó Elenita Ruz, amiga de mi familia desde hace miles de años!”

Buscando en internet datos de Elena Ruz y del sandwich de mi vida, he hallado estos comentarios dejados por personas que, coincidentemente, han tenido durante su vida la misma duda medio inútil que yo. Y algunos, hasta emparentaron a la joven de la alta sociedad habanera, Elena Ruz, con-quien-ustedes-saben.

13 comments:

GeNeRaCiOn AsErE said...

pues nada, tendremos que intercambiar recetas, amigo mio.
saludos a todos,
maylin.

Aguaya Berlín said...

Bueno, pues debo decir que nunca me he comido un Elena Ruz! Tendré que ir por Miami... ;)
Saludos, Eu, y un compliment a Escolástica por la anécdota. Me ha entrado un hambre!!!!!!
Saludos desde Berlín!

Los Miquis de Miami said...

eufrates, ¿ustedes llegaron a probar las super Zas? ¿aquellas hamburgueas con el refresco de cola que comenzaron a venderse en el 90?

Eufrates del Valle said...

No, miquis, ninguno de los dos. Pero nos han contado.

Ahora, ustedes si tiene que conocer el Elena Ruz viviendo en Miami, no?

Anonymous said...

Querida Escolatica, que alegria verla reaparecer por estos predios, y la verdad es que no tengo ni la mas p eregrina idea de esos sandwiches, ni en la isla ni en la peninsula, pero en cuanto llegue a casa voy a preparar unos para los muchachones y para mi- que no tengo la boca cuadrada, como decia mi suegra.

A ver que tal- con pan integral, porque no quiero perder la figura, ja!

Y que me recomienda para beber con eso? Materva o Jupinna? Digo yo, ya que estamos en la maquina del tiempo.

Tuta

Belkis Cuza-Malé said...

Me encanta cmo escribe Escolastica. Y gracias mil por el paseito a la hermosa Habana de los tiempos de El Carmelo y su Elena Ruz/
Adoro ese delicioso invento de la señora Elena Ruz. Si no fuera porque no quiero ponerme vieja y fea (qué horror!)estaría comiéndolos a diario, jaja.
Con una media naranja como Escolástica, que escribe tan bien y tiene dotes de experta cocinera, Eufrates se sacó la lotería. Felicidades a los dos!!
Gracias y bendiciones,
Belkis
www.belkiscuzamale.blogspot.com
www.lacasaazulcubana.blogspot.com
www.belkiscubanparadiseart.blogspot.com

Escolastica said...

Gracias amigos. Es un sandwich muy sencillo de preparar, en lo links esta la receta.

A la blogger de Berlin: no tienes que esperar a visitar Miami. Mientras puedes prepararlo en tu propia casa. Es muy facil.

Gracias Tuta, por su entusiasmo, se que siempre pregunta por mi. Maylin, preparaselo a Tony. Veras como le gustara.

Miquis, gracias a Dios que no pasamos por esa etapa. Pero uds. si tienen a los Elena Ruz a mano.

Oh, querida Belkis! que feliz me hacen sus palabras, viniendo de una escritora tan genuina, y admirada por mi por tantos y tantos anos. Su libro de poema lo tengo en la mesa de noche y a ratos vuelvo a el.

Gracias a todos!

Joaquín Estrada-Montalván said...

como dice un amigo la civilizacion surgio en Cuba

--------------------

otro amigo sufrio fractura de craneo en una "bronca" en una cola de super Zas

---------------------

Escolastica disfruto la lectura de sus post,

----------------------

fraterno Eufrates felicidades

saludos

GeNeRaCiOn AsErE said...

Escolastica del Valle, tengo que confesar que nunca lo he probado y dado este post tendré que hacerlo una prioridad en mi próxima visita a Miami; lo que sí comí mucho, dada las cuatro varas de hambre que teníamos en Cuba, fue el pan con guayaba y queso crema...a que sabrá si le ponemos un pedazo de carne de puerco???

albert

Isis said...

Don Eufrates, salúdame de mi parte a la carnal Escolástica, y como Tuta, yo tampoco sabía nada.
Gracias!

La Cabezona said...

Escolástica es un genio, besos a ella, y al elegante Eufrates.

Anonymous said...

En la cafeteria q esta en la esquina de 26 y 7ma, q se llama creo Pan.com, habia una variante exactamente como la q menciona un comentario anterior pero con pollo, es decir, queso crema, pasta de guayaba y pollo. Mi hermana mayor era una "fan" del Elena Ruz original. Buen articulo. Gracias por las memorias.

Taoro said...

Coño Eu, no habia leido este post de Esco. Esta buenisimo.
Soy fanático del Elena Ruz, lo conocí en Miami y su origen ahora con este post. Los mejores los he comido en los Latin American restaurants.
Ya son las 11.00 pm pero ahora no puedo acostarme sin preparame uno, por suerte creo que tengo los ingredientes....