Friday, July 25, 2008

ARQ. CHEO MALANGA: MONUMENTOS NACIONALES

"El Yunque de Baracoa"
Por: Arquitecto Cheo Malanga
(Hoy comenzaremos una serie titulada "Monumentos Nacionales Cubanos". El objetivo es recorrer nuestra isla, visitando los monumentos más significativos de cada provincia.
Comenzaremos de Oriente a Occidente. Espero que disfruten este viaje. Ch. M.)

El Yunque de Baracoa se encuentra ubicado al noreste de la provincia de Guantánamo, aproximadamente a 10 Km. de la ciudad de Baracoa.
El Yunque constituye la elevación más famosa de la zona oriental. Tiene una altura entre 400 m y 575 m, presentando una forma similar a la de un yunque de trabajo para golpear metales, y sobresale como una verdadera obra artística de la naturaleza. Su cima es plana, aunque ligeramente inclinada, y muy rugosa, destacándose importantes campos de diente de perro, casimbas y pequeñas dolinas. En los bordes del casquete calizo, la pendiente remata abruptamente en un escarpe muy pronunciado, con formaciones agrietadas o pequeñas cuevas.
Fue declarado Monumento Nacional por ser un sitio de extraordinarios valores naturales y paisajísticos, con un alto grado de conservación y endemismo. Es visible desde cualquier punto de la ciudad de Baracoa.
Cristóbal Colón, en su diario de navegación, hizo alusión a este monumento natural, precisamente por el espectáculo que proporciona su paisaje.
En el Yunque la fauna es muy variada, aunque la más representativa es la de las aves, donde abunda el Tocororo, la Carta Cuba, el Cao y la Paloma Rabiche, entre otras.
La ciudad de Guantánamo posee otros sitios que constituyen Monumentos Nacionales, como son:

Los Monitongos,
Parque La Confianza
Lugar donde cayó Niceto Pérez
Alto de Palmarito
Playitas de Cajobabo
Realengo 18
Antiguo Cafetal La Indiana
Duaba
Antigua Villa de la Asunción de Baracoa.


11 comments:

Al Godar said...

Lindas fotos. Yo visité Baracoa hace como 40 años y me llamó la atenció el yunque. Esa zona oriental es muy bella y con un poco de desarrollo puede dar mucho en turismo.
Saludos,
Al Godar

Anonymous said...

Gracias Cheo, una vez - hace siglos- visite el Yunque.
Estoy de vacaciones, por eso no habia tenido oportunidad de leer los posts- ya escribo como Aguaya, la juventud se pega, ji,ji,ji- pasados, por eso aprovecho para decirle a Ud- y a Eufrates y Escolastica- que los hemos disfrutado mucho- con la familia.

Muchas gracias.

Tuta

Taoro said...

Visité Baracoa hace unos 20 años, bella ciudad, con el mejor Cacao de Cuba. Los Baracoenses viven muy orgullosos de su Yunque y de su rio Toa.

Anonymous said...

Don Cheo Malanga, usted siempre se sobrepasa. Un post sencillo y "natural". Mis saludos a Eufrates y a Escolástica. Niobe.

Isis said...

Muchas gracias, arquitecto Don Cheo, ya que nunca estuve ahí.

GeNeRaCiOn AsErE said...

aprendiendo con Cheo,
chequeaba hoy las fotos de Varela que tienes en otro post. Muy buenas.

arq: Cheo Malanga said...

Muchas gracias a todos por visitar El Imparcial y dejar sus comentarios.

Al Godar:
Coincido con usted , es una zona muy bella.
Visité Baracoa hace unos 25 años (cuando era un teenager todavia) y me llevé la impresión de ser una “Ciudad-Premio”. Los accesos por aire y tierra son peligrosisimos, la pista del aeropuerto comienza en el mar y termina en el mar, el acceso por el Viaducto La Farola es muy arriesgado y no admite equivocaciones. Pero despues que descubrimos la ciudad, obtenemos finalmente el premio y comprendemos que valieron la pena esos minutos de peligrosas aventuras.
Por cierto, el viaducto La Farola fué diseñado por el Ing: Maximiliano Isoba, el mismo que diseño la estructura del Coppelia.
Gracias por compartir la experiencia de su visita y acompañarnos en este corto viaje por Baracoa.

!!!!! TUTA!!!!!.
Se le extrañaba mucho por El Imparcial.
Nos alegra que haya conocido El Yunque.
Wellcome back.

Taoro:
Tiene razón....... “El mejor Cacao”. Aun recuerdo aquellas tabletas de peters marca Baracoa, eran una delicia.
Los cocos de Baracoa son muy famosos tambien. En esa zona llueve casi diariamente y la húmedad hace que la población de cocoteros sea casi infinita.

Niobe:
Muchas gracias por sus habituales y cordiales visitas.
Sus saludos al "creativo matrimonio", les serán dados.

Isis:
Gracias por su comentario. Muy complacido de que haya conocido “El Yunque” a traves de El Imparcial.

Asere:
Gracias, nunca les puedo saludar porque entran despues de mis comentarios. Por suerte, esta vez si tuve oportunidad de saludarlos y felicitarlos por su excelente blog.

Güicho said...

En los 80 visité Baracoa con mi hermano. Tengo una foto con el Yunque al fondo.

Nos pasamos cuatro días conociendo la villa más antigua y menos contaminada de la isla. Cuando aquello estaba aislada, pero en buen estado. Recuerdo que fuimos a saludar a un poeta local que tenía en su casa un zoológico privado. No tenía jirafas ni elefantes, pero sí muchos animales criollos. Era muy respetado en el lugar. Y para nuestro asombro nos invitó a almorzar, y hasta nos cantó unas décimas de sobremesa tomando café. ¡Coño, qué ingratitud la mía, no recuerdo el nombre!

En general los baracoesos resultaron ser gente generosa y hospitalaria. Hicimos amistad con unas cuantas personas. Pegamos la gorra otras tres veces aquí y allá. Unos tipos nos llevaron espontáneamente en su jeep a ver el Toa, el río más caudaloso de Cuba, cuyo solitario puente era una aventura de madera.

Nos hospedábamos en el único hotel con formato, llamado El Castillo y ubicado en... un castillo, claro. Allí había un restaurante con un combo que tocaba guarachas y sones. Realmente nos parecieron muy buenos. Les dijimos que nos dieran su tarjeta de presentación, que tal vez conseguiríamos interesar por ellos a alguien en La Habana. No era jodedera, al menos no del todo, pues nuestro progenitor era entonces asesor de un ministro, y conocía algunas gentes que organizaban cumbanchas y manejaban músicos. No tenían tarjetas. Entonces se aparecieron a la noche siguiente con su mejor ropa, tocaron como nunca en su vida, y nos entregaron una hoja de papel color cartucho con sus datos. Perdimos el papel antes de ver a mi padre. Seguro que fue mi hermano quien lo perdió.

También conseguimos organizarnos una moto con sidecar y chofer para desandar bien la ciudad. Al chofer de la moto lo convencimos de que fuera a pasarse la tarde con su novia, que sólo daríamos vueltas por el pueblo. Y nos fuimos a conocer La Farola, el viaducto serrano más espectacular de Cuba, en la Sierra de Cristal. Las curvas son para cagarse, y así íbamos. Por el camino nos pasó un camión lleno de guajiros. Nos gritaron a coro: “¡Locas!”, “¡Partíos!”, “¡Maricones!” Por lo visto no habían visto unos sujetos melenudos en toda su vida. No pudimos rodar el viaducto completo, claro, y para regresar tuvimos que pedir gasolina. Paró un camión. Y resultó ser el mismo de los insultos, aunque con menos gente. Nos regalaron el combustible, encantados de ver que no éramos homosexuales.

Llegamos a Baracoa de noche, y el chofer estaba esperándonos aún más asustado que nosotros en las curvas de la sierra.

Es uno de los lugares que tengo que revisitar en Cuba libre.

Aguaya Berlín said...

Yo nunca he visitado Baracoa, ni siquiera Guantánamo :-(

Y alguno de estos Monumentos Nacionales pudiera ser propuesto para el "New 7 Wonders of Nature"?? Sí, eh? Aquí les dejo el link, donde por ahora solo figura Viñales:

New7Wonders

GaviotaZalas said...

Ya sé donde buscar el Tocororo la próxima vez q vaya a Cuba, dije en una ocasión q no había nunca visto uno e me dijeron mentirosa,,,saludos Cheo bonitas las fotos y la historia,,,

Anonymous said...

Yo vivi 8 años en Baracoa y me considero baracoeso. Los cocos son de antologia y aun mas los cangrejos de tierra que se alimentan de esos cocos. Tienen fama por su sabor y la suculencia de su carne