Wednesday, July 2, 2008

ARQ. CHEO MALANGA: LA HABANA DE TACON


“Miguel Tacón y Rosique”

Por Arquitecto Cheo Malanga

Mi primer contacto con este personaje histórico fue durante un trabajo investigativo sobre Arquitectura Colonial; comencé a elaborarlo bajo el habitual manto de fastidio que nos cubre cuando lo cotidiano queda desplazado ante la obligatoria investigación histórica. Sin embargo, el fastidio fue cediendo ante la seducción del descubrimiento de una contradictoria personalidad, Miguel Tacón, a quién la crueldad no impidió crear mucha de la belleza patrimonial que hoy exhibe orgullosa nuestra sensual Habana.



Don Miguel Tacón y Rosique nació en la ciudad de Cartagena, Colombia, el 10 de enero del año 1775. Participó en el combate de Trafalgar y fue gobernador de Popayan (Nueva Granada) en 1810.
En el año de 1834, fue ascendido a Teniente General y se le nombró Gobernador de la Isla de Cuba. Gobernó por espacio de cuatro años y su labor fue muy controvertida por la dureza con que ejerció su cargo: fue uno de los Capitanes Generales más déspotas y represivos que padeció nuestra Isla. Pero, hay que reconocer que bajo su mandato, La Habana experimentó unos de los mayores avances sociales y de obras públicas desde su fundación.
Al tomar posesión de su cargo, la situación de Cuba, y específicamente de La Habana, eran penosamente desastrosas. No existía seguridad ciudadana, los robos y asesinatos formaban parte de la vida cotidiana de los habaneros, las fuerzas del orden público no funcionaban, los carruajes y ciudadanos eran asaltados diariamente, los animales domésticos habitaban en las calles ante la falta de cuidado de sus dueños, la escasez de alimentos era general y el contrabando crecía día a día.



Ante esta situación, Tacón se propuso firmemente poner fín a todo aquello, y en muy poco tiempo sus medidas dieron los siguientes resultados:
● Puso en orden el Sistema de Justicia, ordenó perseguir a los vagos y maleantes, eliminó los policías corruptos, persiguió el contrabando, prohibió portar armas, y los robos y asesinatos fueron castigados.
● Organizó el inexistente Servicio de Limpieza de la ciudad.
● Creó los Cuerpos de Serenos y el Servicio de Bomberos.
● Realizó el primer Censo de Población.
● Creó el primer sistema de alumbrado público.
● Emprendió un plan urbano renovador y acelerado, trazando los ejes fundamentales de la expansión de la ciudad.

La Puerta de Monserrate

● Ordenó la construcción de una nueva puerta en la Muralla de la Habana, “La Puerta de Monserrate”, ya que las existentes resultaban insuficientes para el fuerte tránsito generado por la rápida expansión de la ciudad extramuros.
● Construyó el primer ferrocarril de Cuba, mucho antes de que el mismo llegara a España.
● Construyó un nuevo Malecón en el puerto y el Paseo Militar.
● Construyó la Cárcel Nueva o de Tacón, donde sufrió prisión nuestro apóstol José Martí durante un año.
● Construyó nuevos mercados, el de Pescadería, el de Cristina, Santo Cristo y La Plaza del Vapor, para aliviar el único existente hasta ese momento.



● Se empedraron la mayoría de las calles de La Habana y se construyó el sistema de desagües de la ciudad.
● Construyó El Teatro Tacón, inaugurado en 1838, en el lugar que hoy ocupa El Gran Teatro de La Habana García Lorca, conocido como El Centro Gallego, en las calles Paseo del Prado y San Rafael. Este teatro competía en capacidad (2,500 espectadores ) y elegancia con el Real de Madrid y el Liceo de Barcelona.



Aunque en muy poco tiempo sus medidas dieron resultado, ubicando a la Isla en la primera línea de adelantos y seguridad, durante su gobierno mostró una total y absoluta falta de tacto político, utilizando medios muy drásticos, e imponiendo un férreo sistema de represión contra los autonomistas. Decretó una guerra sin cuartel contra las ideas emancipadoras y contribuyó de manera decisiva a la expulsión de los delegados cubanos de las Cortes Españolas en 1837, por considerar que alentaban a la rebelión.
Sus formas bruscas y dictatoriales le granjearon la enemistad de muchos, excepto del gobierno español, quién valoró su gran labor concediéndole los títulos de Marqués de la Unión de Cuba y Vizconde de Bayamo.

El Campo de Marte

Ya en el año de 1838, cansado y castigado por las enfermedades causadas durante su dura carrera militar, le pidió al gobierno español ser relevado de sus funciones. Regresó a España y aún así, el gobierno español decidió no prescindir de sus servicios, nombrándolo Gobernador de las Islas Baleares. Murió en Madrid, en el año 1855.Padeció una egolatría patológica, manifestándose en obras que se autodedicó, como el Paseo Tacón, la Cárcel de Tacón, la Pescadería Tacón, el Teatro Tacón, etc.



Aún hoy, no logro identificar por qué me seduce tanto este controvertido personaje. Acaso todo el bienestar social y patrimonial que fue capaz de darle a nuestro país en sus escasos cuatro años de gestión gubernamental, o la contundente demostración de que la gestión presidencial de un gobierno absolutista y rígido, no tiene porqué venir acompañada del fracaso económico y la destrucción patrimonial de un país.......me pregunto, ¿cuánto progreso hubiera alcanzado Tacón para Cuba en 49 años de gobierno?



Cartas para el Arq. Cheo Malanga.

16 comments:

Isis said...

Don Cheo, algo conocía de Tacón, desde luego, de la mano de la historia del Gran Teatro...Pero este post de hoy me ha enriquecido. Te agradezco.
Saludos al querido Don Eufrates.

Aguaya Berlín said...

Interesantísimos datos, Arq.

Ah, qué pregunta al final! Ni en Escriba y Lea la adivinarían...

Saludos desde Berlín para ustedes,
AB

Anonymous said...

Falto la "Orden Tacon de Zapato" que se le otorgo al general Tortolo en Granada en 1983, por la estampida heroica de este payaso de las FAR.

NC said...

Para añadir a la excelente semblanza del arquitecto, les sugiero que lean La novela de mi vida, de Leonardo Padura, una revisión de doscientos años de historia cubana, en la que los personajes de Tacón y José Maria Heredia remiten a la pregunta capciosa que se hace Malanga al final de su artículo.

Este es un fragmento de la novela que describe una entrevista entre el poeta y el autócrata

“La insana curiosidad por conocer al hombre terrible que tenía en jaque a los dueños del país mientras llenaba la ciudad de plazas y monumentos donde sus simpatizantes se reunían para dar vivas a su nombre, se mezclaba con la repugnancia que me provocaba encontrarme con un implacable censor de toda idea liberal, el ejecutor del poder que se arrogaba el derecho a regular mi relación con Cuba, el militar despiadado que había expresado su odio contra todo lo americano. De él, como suele ocurrir, se contaban historias y leyendas tan típicas de los personajes de su especie que casi no vale la pena anotar: desde que podía vivir sin dormir, trabajando noches enteras, hasta que poseía una memoria insólita y severa para recordar cada orden o deseo. De igual modo se hablaba de su potencia sexual, de sus iras incontenibles, y su paranoia de orden y poder, así como su amor a los uniformes y los grados, de los que no se despojaba nunca.” (Pp.376-7)

La común similaridad entre déspotas de todos los tiempos, hace que sea un ejercicio de fácil ejecución intercambiar nombres y grados y pensar en un Comandante en Jefe, en lugar de un Capitán General del siglo XIX.

Gracias Cheo, gracias Eu.

Anonymous said...

Como se aprende en este Imparcial, caballero! Toda la vida pense que Tacon era espanol, mira tu!
Muchas gracias Eufrates y Cheo Malanga.

Tuta

Taoro said...

Cheo:
Antes de salir de Cuba y en uno de mis frecuentes paseos por la Habana Vieja, pasé por la calle Tacón en el justo instante en que reemplazaban los viejos adoquines de madera por nuevos. Le pregunté al jefe de obras si podía conservar para mi uno de aquellos viejos adoquines recien removidos y accedio gustosamente. Lo pude sacar de Cuba y aun lo conservo como algo de mucho valor. Para muchos es un viejo adoquin de madera pero para mi son siglos de pura historia impregnada en cada fibra de esa madera.
Gracias y saludos a Don Eufrates.

arq: cheo malanga said...

Muchas gracias por pasar por El Imparcial y dejar sus comentarios a Eufrates y Cheo.

Isis:
Gracias por sus siempre gratos comentarios.
La envidio, estoy seguro que usted ha recorrido cada espacio de ese bello Teatro.

Aguaya:
Gracias por sus estimulantes comentarios.
Usted me hizo volar la imaginación....... se imagina a los doctores Gustavo Dobouchet, Maria Dolores Ortiz y Enrique Sosa nerviosos, frunciendo el seño y dirigiendo su mirada hacia arriba mientras Cepero Brito y el reloj los desafían a responder esa capsiosa pregunta cuanto antes.... !!!de alquilar balcones!!!.


Anonimo 8:16:
Me has hecho reir como un "marine" mientras observaba a Tortoló rompiendo records mundiales de atletismo. Quizas esa orden permanece hoy en la sede de la 82 División Aerotransportada, la misma que Tortoló estuvo a punto de desintegrar en pedazos en sus fantasiosos partes militares.

n.c:
!!!Dios mio!!!!....
Estas seguro que sacastes ese fragmento del libro de Leonardo Padura y no de la biografía del comediante en jefe, de Ignacio Ramonet?.
Increible, cuanta semejanza entre estos dos crueles personajes de nuestra historia.
Muchas gracias por traernos este curioso fragmento del libro de Padura y tu valioso comentario.

Tuta:
No se preocupe, yo tambien pensaba que Tacón era español. Gracias por sus siempre divertidos y refrescantes comentarios.

Taoro:
Conserva ese adoquin con mucho amor. Yo logré sacar de Cuba una teja francesa del año 1876 que “tome prestada” durante una remodelación en la que trabajé, en La Quinta de Los Molinos, antiguo Jardin Botanico de la Habana.

Muchas gracias a todos.

Güicho said...

Amigos,
el Marqués-Vizconde Tacón no era peninsular, pero sí español. Tenía 35 años, y más de 10 sirviendo en el ejército, cuando por primera vez algunos paisanos pensaron en ser otra cosa que español.

Hasta entonces, e incluso mucho después también, no ser español en Hispanoamérica era ser o indio o negro o cholo o zambo o caboco o mulato o calpamulato o castizo o chamiso o chino o lobo o mestizo o zambaigo o morisco. Creo que el general Tacón lo tenía muy claro: ¡olé!

Aguaya Berlín said...

Arq., yo no me perdía un programa de Escriba y Lea........

A Dobouchet lo vi tantas veces bajar y subir la loma de la Universidad camino del comedor Machado o viceversa......... con paso corto, pausado... siempre pensé "la próxima vez lo saludo y le digo algo, que no me pierdo un programa, que lo admiro mucho, qué sé yo!", pero yo era muy tímida :-(

Eufrates del Valle said...

Toda la razon, Guicho! Desconocia que Tacon habia nacido en Colombia, me entere con el articulo del Arq. Malanga, pero, por supuesto, que era Colombia en esa epoca?

Tengo una amiga de Aruba, cuya lengua materna es el dialecto de la isla, pero ella es holandesa, su pasaporte -antes de la UE- era de Holanda. Ahora de la comunidad europea.

Querida Isis, deberias contarnos un dia tu historia en ese Gran Teatro...

NC, si bien los dos personajes seran recordados como despotas en nuestra historia, al menos al despota de la colonia espanola lo miramos con respeto porque en solo 4 anos puso a la Habana en el camino de la luz y el progreso. Pero al despota que nos toco a todos nosotros se le recordara por haber sido el destructor de lo que comenzo a construir Tacon.

Taoro, Cheo, buenos recuerdos! Se los goloceo!

Saludos a todos. Gracias Cheo!!!! Tus post le dan mucha vida a El Imparcial Digital. Tu fan # 2, despues de Tuta...

Eufrates del Valle said...

Aguaya, era de los pocos programas que yo veia en la TV cubana. A mi me encantaba tambien.

Anonymous said...

Gracias a Don Cheo Malanga por este post sabio y enriquecedor. Gracias por los comentarios. Niobe.

GeNeRaCiOn AsErE said...

Mr. CheoM,
Lamento que estoy en vacation, pero prometo volver con tiempo y leer sus siempre bien ponderados POST.
Mis respetos, tony.

RICARDO RIVADENEIRA said...

Don Cheo: Gracias pro su información. Sabe Usted dónde puedo ubicar un retrato (datos del archivo, libro o referencia) de don Miguel Tacón y Rossique. Mil gracias.
Ricardo Rivadeneira

RICARDO RIVADENEIRA said...

Don Cheo: Muchas gracias por su información. Sabe Usted dónde podemos ubicar un retrato de Miguel Tacón y Rossique (archivo, museo, publicación, etc.).
Nuevamente muy agradecido,
Ricardo Rivadeneira

Arq: Cheo Malanga said...

Estimado Ricardo:
Para obtener un retrato de Miguel Tacón y Rosique puede efectuar una búsqueda en Google Images u obtener un pequeño e interesante libro, de la arquitecta Felicia Chateloin, titulado "La Habana de Tacón", publicado en 1989.
Saludos.