Friday, July 18, 2008

EN EL DISTRITO DE LA CARNE: SALOON Y FUTURO


Esta es la esquina de Washington Street y la 13th Street del oeste de la Isla. Si observan bien, a la izquierda de la foto ven la entrada de Scoop NYC, uno de los nightclubs más chick de la ciudad en estos momentos. Pero, muchos años antes de que Scoop abriera sus puertas, cuando todavía el Meat Packing District olía a carne y sus calles eran oscuras y solitarias, esta esquina tenía ya su historia.



Dogs and Heifers Saloon. Descubrí este sitio en 1994, cuando el barrio comenzaba a ponerse de moda a un nivel, más bien, underground. Sólo los locales sabíamos llegar hasta allí; todavía las celebridades no traspasaban aquellas fronteras y el ambiente de la poca vida nocturna del área era decadente y provocador a los vicios ocultos. Como en botica, allí se encontraba de todo... Parado en esa esquina una noche, terminando mi cigarrillo Marlboro Lights, aclaro, vi una escena muy curiosa: Un grupo como de 6 personas se paró justo frente a mi, y entre risas y gritos se pasaron un join despreocupadamente. En medio de aquello, una pareja se les acercó para pedir fósforos, y no sólo encendieron sus cigarrillos, sino también terminaron compartiendo el join de marras.



Después que traspasas el umbral de Dogs and Heifers Saloon, establecido en dicha esquina desde antes de que surgiera la famosa cadena de los Coyote Ugly Saloon, al momento te olvidas que estás en una de las ciudades más sofisticadas del mundo. El ambiente del local, las bartenders bailando encima del mostrador de vieja madera, la música country, las paredes tapizadas de antiguas publicidades, letreros y otrora placas de carros, raídas banderas, una mesa de billar en un rincón, y esos asiduos que se comportan a la usanza de los salones de las películas del oeste, definitivamente te nublan la entendedera.


Sí, no vio mal. La foto anterior es un amasijo de brassieres, colgados por toda la pared frente a la barra, para que las damas que se sientan incómodas cuando empieza el apogeo de la noche, tengan donde lanzar una de sus más íntimas prendas de vestir. Hasta Julia Roberts tiró el suyo una noche en los noventas. Todas estas fotos del interior del bar las he tomado en distintos momentos, clandestinamente. En cada ocasión, cuando las bartenders se han dado cuenta de lo que estoy haciendo por la luz del flash, me han prohibido continuar.




Sin embargo, una cuadra al sur de este rinconcito campesino del Meat Packing District, se construye a ritmo acelerado el futuro de este barrio. Como verán a continuación, por encima de las viejas líneas de ferrocarril por muchas décadas en desuso, se construye este edificio moderno y alardoso arquitectónicamente, que desde ya, junto con el Hotel Gosevoort, le cambia el panorama a este vecindario en pleno proceso de revitalización.






7 comments:

Aguaya Berlín said...

Eu, aclárame algo, y los 'ajustadores' hay que tirarlos? o cada quien que los tenga y los quiera soltar va hasta la pared y los cuelga?? No hay una pared para prendas masculinas?

Cuántos rincones por visitar en NY!!!

lola said...

Hola,
La banderita que está junto a los sujetadores, como que choca un poco ¿no?
saludos!

Anonymous said...

Nada Don Eufrates, lo dicho, tendre que irme a Nueva York para mover un poco el esqueleto y tirar mi ajustador en esa pila, ji,ji,ji.
Gracias por el recorrido, y que tenga un buen week-end

Tuta

Taoro said...

Eufrates, definitivamente usted acabará por convencernos de ir a NY. Imposible soportar esta tentación por mucho tiempo mas.
Excelente cronica. Muchas gracias.

Eufrates del Valle said...

Aguaya, la cosa es tirar el brassier y que quede enganchado en la pila... eso si, ahi se queda.

Lola, no me he fijado en la banderita, voy para alla.... gracias Taoro y Tuta, esa es la idea, de que pasen por aca.... la diversion esta garantizada....

Anonymous said...

Ay, Eufrates, lo que me gustan a mí estos reportajes. Gracias! Niobe.

Isis said...

Eufrates, debieras reunir los reportajes neoyorquinos en un libro.