Monday, July 28, 2008

CUCHARETA CON DISCULPAS


Antes de meter la cuchareta, pido disculpas a mis lectores y amigos blogueros. A los primeros, porque no tuve tiempo para responder algunas preguntas dejadas en los comentarios de diversos posts, y a los segundos, porque apenas pude dar mis rondas nocturnas por sus ciber-casas, ni tiempo aun para dejar mis acostumbrados comentarios. Como decía la calcomanía de una camioneta manejada por Forrest Gump, shit happens: Escolástica andaba por Europa, y yo enredado con mi trabajo, el hogar y asuntos familiares.

Pese a ello, El Imparcial Digital siguió su ritmo, gracias a la opción agregada recientemente en la plataforma de blogspot, que permite programar automáticamente la salida de los posts, y la invaluable colaboración del estimado Arquitecto Cheo Malanga, quien moderó los comentarios en medio de planos y cartabones, desde su oficina en Miami.


Ahora, quiero meter la cuchareta en la última lipidia de la cubanidad, la cual traspasó nuestras ciber-fronteras durante las dos últimas semanas.
Al ponerme al día en los aconticimientos del cubaneo, leí con detenimiento el artículo firmado por Ileana de la Guardia en El País. Supongo que los españoles que leyeron dicho texto deben haber quedado muy confundidos sobre la realidad cubana. Y eso me preocupa.

Como bien sabemos, El País es uno de los diarios de la lengua española más leídos del mundo, tanto en su formato tradicional como en el digital. Si pocas veces un cubano tiene la oportunidad de denunciar a la dictadura de los Castro -causa común, y si es esa la intención- en dichas páginas, con decenas de miles de lectores ya garantizados, debería medirse bien el mensaje para que esos lectores entiendan nuestra primera y más importante tarea: denunciar realmente la dictadura de los Castro.

Foto encontrada en distintos sitios de la Internet. A la derecha, Tony de la Guardia.

Después de leer el artículo de Ileana de la Guardia, hija del coronel Antonio “Tony” de la Guardia, y sobrina del general Patricio de la Guardia (suponiendo que yo fuese un lector que poco conoce del intrígulis de la dictadura cubana durante cinco décadas) concluiría lo siguiente:

● Que Zoé Valdés es una escritora que pide venganza contra los militares que fueron altos oficiales de la dictadura cubana, y no sólo contra ellos, sino también contra los hijos de esos militares, a quienes les pide que se callen. La opinión de Zoé Valdés preocupa más a Ileana de la Guardia y debe ser más conocida en el mundo que, por ejemplo, lo que sufrió el escritor René Ariza. Hago aquí copia textual de lo expresado por Ileana de la Guardia: “...la escritora cubana Zoé Valdés mostraba en su blog el testimonio del suplicio del escritor René Ariza, injustamente encarcelado en Cuba, a partir de 1971, durante ocho años y que murió en el exilio en 1994. El testimonio es conmovedor, pero lo preocupante son las conclusiones de la escritora. Valdés afirma que...”

● Que, como el totí, la escritora Zoé Valdés es culpable por tratar de mancillar el honor de la familia de Ileana de la Guardia. He aquí otras palabras textuales de la articulista, refiriéndose a la Sra. Valdés: “…pretende enlodar la memoria de mi padre, que fue fusilado, y de mi tío, condenado a 30 años de reclusión....”

● Que hay dos versiones sobre la farsa del show montado por los hermanos Castro contra su padre el coronel, su tío el general, el también general Ochoa y los otros caídos en desgracia.

Una: Castro quiso limpiarse de las acusaciones del tráfico de drogas, y le echó la culpa a su padre y comparsa; y que su tío, al no colaborar en contra de su hermano gemelo, cumple reclusión (detalle que no debe pasarse por alto, no estamos hablando de prisión como la que cumplen los disidentes).

La segunda versión, extraída textualmente del artículo de Ileana de la Guardia: “Otra, la más creíble: estos oficiales cansados de guerrear en distintas latitudes -algunos de ellos acababan de regresar de la guerra de Angola-, bajo la influencia de los aires de perestroika que soplaban desde la Unión Soviética y, sobre todo, ante la permanente crisis de la situación cubana y la ausencia de las libertades más elementales, comenzaron a criticar (esto me consta) en sus círculos más allegados a la dirección del país. Teniendo en cuenta su nivel de responsabilidad militar y temiendo que sus comentarios pudieran llegar a convertirse en una corriente de opinión en el seno de las Fuerzas Armadas, Fidel y Raúl Castro decidieron sacrificarlos”.

Uno de los Jimaguas De la Guardia con el chileno Max Marambio, conocido por El Guatón.

● Que Raúl Castro, aunque pocos, ha hecho cambios en Cuba, porque según la articulista “...la firma por Cuba del Pacto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y también el de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas tiene su importancia, así como la tienen algunas de las tibias medidas que ya permiten a los cubanos entrar en los hoteles, comprar un DVD o contratar una línea de telefonía celular. Por lo demás, una necesaria valorización de los salarios también está en curso. ¿Suficiente? Por supuesto que no, pero la existencia de una dinámica de cambio es innegable”.

Los miles y miles de lectores de El País pensarán que el padre abatido a balazos frente al pelotón de fusilamiento, y el tío condenado a reclusión –pobres hombres- han caído en la lengua viperina de una tal escritora llamada Zoé Valdés. Y no se enterarán de que esos oficiales cubanos caídos en desgracia en junio/julio de 1989, nunca conocieron “...la permanente crisis de la situación cubana y la ausencia de las libertades más elementales...”, porque ellos mismos eran militares de alto rango encargados por los Castro de velar que en Cuba no hubiera libertades elementales para el pueblo cubano. Y vivían en un micromundo capitalista, con todas sus necesidades –y lujos- resueltos, a cambio de sus servicios secretos (y entiéndase por secretos, servicios sucios como el tráfico de drogas, lavado de dinero y terrorismo) nacionales e internacionales.

Los lectores de El País no se enterarán de que el tío general y el padre coronel de la articulista Ileana de la Guardia, por 30 años, lideraron el terrorismo de izquierda exportado por los hermanos Castro, tanto en América Latina como en Africa. Que “...estos oficiales cansados de guerrear en distintas latitudes...”, además de dirigir personalmente esas guerras de ingerencia cubana en Africa, planeaban sus batallas principalmente desde Luanda, y por las noches –a costa del hambre y la opresión del pueblo cubano- hacían orgías con jovencitas llevadas especialmente de La Habana, y además de ser los ejecutores del tráfico de drogas ordenado por los Castro, también contrabandearon piedras preciosas y colmillos de elefantes en el continente para las cuentas bancarias del Comandante en Jefe en Suiza.

Patricio de la Guardia.

Tampoco los lectores de El País conocerán cuánta sangre inocente manchó las manos de los playboys habaneros conocidos como los Jimaguas de la Guardia. Al vuelo me llega el recuerdo de aquellos cubanos que pidieron asilo en la sede del Vaticano en La Habana a finales de los ochenta, y la operación militar para sacarlos de allí dirigida por uno o ambos hermanos De la Guardia.

Ni olvido a una señora, ya fallecida, estrechamente relacionada con uno de los Jimaguas, que un par de años antes de yo salir de Cuba me contó en susurros una tarde, cómo Patricio de la Guardia guardaba fajos y fajos de dólares de billetes de $50 y $100 en la gaveta del buró de su oficina del MININT, para sus necesidades, y que ella estaba horrorizada de lo que estaba pasando dentro del Ministerio del Interior, donde los Gemelos eran seres estratoféricos protegidos por el Dios de la barba en la Isla.

Qué Fidel Castro los utilizó como chivo expiratorio, eso es más que sabido. Que el juicio a los Jimaguas De la Guardia fue una farsa preparada por Castro I, y apoyada por Castro II al frente del ejército, nadie se lo cuestiona, todos conocemos de sobra al monstruo que nos tocó en desgracia.

Carlos Lage, Norberto Fuentes y uno de los Jimaguas.

Pero, el artículo de Ileana de la Guardia, leído por mí desde la distancia que otorga el no conocer a la autora como ser humano, pero si como alguien que sabe bastante de los desmanes de los hermanos De la Guardia por tres décadas en Cuba, me parece más un ajuste de cuentas personal contra Zoé Valdés, que una intención de denunciar la tiranía cubana o una preocupación por el futuro de la Isla.

Si a ello sumamos la miopía con que Ileana analiza a Castro II, y su fé en un diálogo donde incluye a la dictadura, más todos los cabos sueltos que deja a los lectores de El País sobre el verdadero papel que jugaron su padre y su tío en la misma, entonces me atrevería a decir que Valdés en algo tiene razón: al menos esta hija de oficial cubano debería de callarse, si no va a utilizar efectivamente el espacio de un periódico tan leído. Por el bien de todos los cubanos.

(Nota aclaratoria: No conozco personalmente ni a Ileana de la Guardia ni a Zoé Valdés. No estoy a favor de la venganza, pero si de la justicia.).

21 comments:

Isis said...

Muy bueno, Eufrates. Welcome back fully! Le pongo un link en mi blog.

Anonymous said...

BRavo, Don Eufrates. Gracias. Niobe.

Goudron said...

Vaya, Eufrates, usted está qué corta. Elocuente, diciendo la verdad.
Lo felicito por este post.

Anonymous said...

Entro por primera vez a este blog, y estoy de acuerdo en todo lo que dice usted. Luciano.

Anonymous said...

Ileana de la Guardia no es escritora, ese artículo se lo escribió otra persona. Y totalmente de acuerdo con sus puntos de vista. Que se calle un rato. Rolando.

Kapp said...

Lo que más me llama la atención es como aparentemente Ileana de la Guardia se quiere congraciar con el raulismo. Y entonces la "coge" con Zoé Valdés. Qué casualidad.

Liborio Libre said...

¿ Cual es el problema de la venganza?, acaso ¿No tiene la victima el pleno derecho de vengar el crimen de sus allegados, padres, hermanos, e hijos vilmente asesinados con total impunidad?, vienen ahora los pusilanimes, cristianitos de porra, progres, humanistas de pacotilla que conviven con asesinos y olvidan los sufrimientos en nombre de lo "politicamente correcto", No! es un derecho pleno del hombre vengar con toda sus fuerzas, a todos y cada uno de los criminales que han hundido el pais y su historia en la mas irreconciliable oscuridad, ¿No fue venganza la destruccion de Berlin por los sovieticos?, ¿ No sintieron un alivio todos los familiares de los caidos emboscados en Pearl Harbour, cuando fueron reducidos a polvo los sanguinarios japoneses ?, acaso, ¿Es un crimen aplastar a los musulmanes terroristas a sangre y fuego?, entonces- ¿ De que justicia me hablan? Venganza es un derecho de la victima con su victimario, justicia a lo que quede despues que la rabia, la impotencia y el odio acumulado se calme, esa es la historia del hombre, y no la van a cambiar canticos de sirena y santurrones amanerados refugiados en Biblias de conveniencia, cuidado, que en la Biblia esta muy clara la Ley del Ojo por Ojo y Diente por Diente, a veces las reacciones de venganza son la cura para el espanto futuro, cada accion trae sus consecuencias, y los socialistas, comunistas agazapados en un proceso de reciclaje estan tratando de convencernos, que la venganza es inmoral, pues al final del viaje es la unica puerta que les queda para salvar el pellejo y compartir y disfrutar sus botines con hijos y parientes.Espero que mi opinion por no estar en la "corriente" no sea censurada, pero sinceramente cuando veo lo que pasa hoy en España, Nicaragua, Chile, Rusia,Argentina, no puedo dejar de pensar que la misericordia es el mejor alimento para los proximos asesinos de nuestros descendientes.

Anonymous said...

Extraordinario Liborio Libre. Luciano.

Anonymous said...

Te la comiste, Liborio Libre, absolutamente de acuerdo. Rolando.

Taoro said...

Eufrates:
Podría agregar muchas cosas mas a mi comentario sobre su excelente post, pero creo que su "cuchareta" ya fué suficiente para el exótico matrimonio "de la Guardia-Masetti", quienes arrastraran de por vida el pesado lastre moral de poseer los apellidos de los mayores asesinos y terroristas internacionales que ha conocido este hemisferio.
Lo único que puedo sentir por ellos no es "ni furor ni delirio"....sino lástima.

Anonymous said...

Oiga Eu, bienvenido- o bien hallada yo- pero veo que vino por la goma- aunque no comente nada el dia de la pelota porque no queria delatar mi edad (ji,ji)soy una fan furibunda, del beisbol y del Imparcial, como no!
Espero que ya todo ande bien por su casa.
Un saludo para Escolastica y el Arquitecto.

Tuta

Anonymous said...

Es cierto que si bien Zoe Valdes, se equivoca, sengun mi parecer, por pedir los perdones que pide (porque si empezamos una nueva Cuba algun dia con esa idea de yo hice , tu me hiciste, pideme perdon, entonces que me lo pida tu hijo y etc etc, no llegaremos a nada mas que a una guerrita civil completamente incivilizada..)mas aun se equivoca Ileana de la Guardia por pintar al padre como un pobre martir asesinado sin despejar la incognita de como llego a tener el cargo de general, gracias a que llego a esos grados, cuantas personas delato, cuantas humillo, porque que no nos venga con el cuento que para ser del Minint hay que ser honrado e idealista, mucho hay que pisotear y apabullar para llegar a esas esferitas grandiosas y celestes...

Anonymous said...

En el caso cubano, tantos años de dictadura, la más larga de la historia, ya; el perdón sería muy saludable. Entre otras cosas porque el horror castrista no ha sido debidamente reconocido. Pero además, es mejor que pidan perdón antes que el pueblo les arranque la cabeza.
Laurence Juflú.

Anonymous said...

la loba capitalina dice: con lo cagá que está ileana de la guardia, ¿se le olvidaron ya sus vacaciones en angola?

Jorge Salcedo said...

Eufrates, la claridad. ¡Cómo se agredece!

Güicho said...

Estoy convencido de que sin venganza los cubanos seguirán siendo perros. Y se canibalizarán delincuenterilmente entre sí, como hacen hoy los salvadoreños o los negros sudafricanos. Porque ¿quién @&$%§@ le va a tener respeto a la ley, si los grandes criminales no son destripados, descuartizados y quemados?

No se trata sólo de saldar las justas cuentas del pasado, sino también de salvar el futuro. No castigar a los especímenes castristas sería la absoluta proclama: "¡A singar, robar y matar, moninas, que no hay justicia!"

Créanme, los moninas no van a entender otra cosa. Y ya son mayoría.

Belkis Cuza-Malé said...

Querido amigo Eufrates. Hace días que no dejo un comentario aquí. Ocupada como estoy no me ha quedado tiempo. Pero su texto de hoy merece aplausos. Es usted justo sacando a la luz toda esa basura (no es la palabra adecuada, pero prefiero no subir el tono)que rodeó a los gemelos y a los otros. De eso no se salva Norberto Fuentes, quien estuvo visitándonos en casa durante 3 días seguidos antes de que la Seguridad del Estado nos detuviera a Heberto Padilla y a mí. Siempre se prestaba para estos trajines, antes ¨cazando bandidos¨, luego escritores.
No obstante, fue Heberto quien generosamente lo defendió luego escribiendo sobre él en El Herald, cuando no lo dejaban irse de Cuba, tras hallarle también dinero escondido que pertenecía a los gemelos, según dicen.
La reciente historia de Cuba necesitaría ser escrita por las víctimas. Y sí, los victimarios mejor no dárselas de lo que no son, y menos de acusar a Zoé Valdés quien, como escritora, tiene derecho a decir lo que le plazca. ¿Por qué no se callarán? Lo malo es que encuentren un hueco en El País, un periódico serio, para colocar todo ese veneno. Saludos y bendiciones,
Belkis

www.belkiscuzamale.blogspot.com
www.belkiscubanparadiseart.blogspot.com
www.lacasaazul.org
www.lacasaazulcubana.blogspot.com

bustrófedon said...

Don Eu:

Muy bien dicho. Tiene toda mi solidaridad.

Para más detalles sobre la barbarie castrista y la necesidad de un futuro con justicia, donde los perpetradores de tantos crímenes respondan por sus actos, lo invito (al igual que a sus lectores) a que visite la página del Archivo Cuba (http://cubaarchive.org), un proyecto que documenta el costo en vidas humanas de esa catástrofe comúnmente conocida como la revolución cubana.

Bejucal cuando guste y entre tanto, reciba un abrazo de,
B.

suspicaz said...

oye, en este blog nadie quiere a la ileana esa y todo el mundo adora a la tal zoe, digo yo... cierto desbalance, no?

Eufrates del Valle said...

Estimado "suspicaz", en este post no hay ninguna "suspicacia". Lo que he querido decir, dicho esta claramente. Si los comentaristas aca coinciden con lo que he escrito, es la opinion de cada comentarista. Lea el articulo de El Pais (tiene link en mi post), luego lea mi texto de nuevo, averigue bien sobre el tema que tratamos, y luego pase y comente si desea.

Es muy doloroso que ahora los Jimaguas de la Guardia vayan a parar en heroes, cuando ellos por 30 anos jugaron un papel represivo dentro de la Isla, mas el resto de sus fechorias por el mundo. Sugiero que se documente mejor.

Anonymous said...

Suspicaz en Jefe, el problema no es el querer. El asunto es a quien representa Ileana de la Guardia. Cómo, si usted es tan suspicaz todavía está detrás del palo? Dolores Molamogollón.