Monday, July 14, 2008

COLUMNISTA INVITADA: ESCOLASTICA DE DEL VALLE


PADRINO, SU BENDICION

Por Escolástica de Del Valle

Un vídeo de diez minutos con una selección de grandes escenas de la película The Godfather me transportó 35 años atrás. Lo digo y no lo creo: “¡¿Han pasado tantos años?!” Y me contesto: “Pues sí, lamentablemente tantos...”

Recuerdo que estaba en octavo grado. El papá de mi amiga H., que trabajaba directamente con el -por aquel entonces- Ministro del Interior José Abrahantes, sacaba de la biblioteca personal que “Pepe” tenía en el octavo piso del MINIT, cuanto bestseller llegaba a esos estantes. La primera en leerlo, por supuesto, era mi amiga H. La segunda en la cola siempre era yo. Pero, como el libro no se podía perder, la lectura había que hacerla durante el horario de clases, y entregarlo a nuestra bibliotecaria ambulante en que se había convertido mi amiga H. al final del último turno. Ella, diligentemente, te entregaba el libro al otro día.


Así fue que pude estar actualizada con las novedades de las editoriales del enemigo capitalista, en aquel ya lejano principio de los setenta. Desde “El valle de las muñecas”, “Papillón”, “LoveStory”, “El Exorcista”, y todo cuanto publicaba Frederick Forsyth, hasta los picanticos libros de Xaviera Hollander. Pero, si tengo que escoger un título que represente esa época de mi vida, el elegido sería “El Padrino”.



Yo amaba con pasión ilimitada a Michael Corleone. Me creía Kay esperando a que él regresara de Italia. Lo odié cuando se casó con Apolonia. Secretamente lo admiré cuando se convirtió en cabeza de la familia. Y, luego... se exhibió la película, aquella cuyas escenas violentas dejaban sin respiración a los espectadores, ese filme que empequeñecía a la excelente novela en la cual se basaba.

Y mi vida nunca más fue la misma. En vano esperé por un Miguel de ojos intensos, reservado, amoroso, pausado, que no le temblaran las manos al encender un cigarro en un momento de tensión. No llegó, aunque hoy día me alegro, porque sino nunca hubiese tenido la fortuna de conocer a mi Eufrates.


Los dejó con el vídeo que me transportó a mi aula de octavo grado, sentada en la última fila, con el libro “El Padrino” debajo de una libreta, suspirando por el joven y distante Michael, en épocas de Víctor Corleone.




9 comments:

Al Godar said...

Buenas memorias señora Escolastica.
Yo acabo de adquirir ese tesoro y me preparo para disfrutarlo. Ayer en un "Garage sale" encontre alguien que quría deshacerse de los 6 casetes de "El Padrino" y los compré por 5 pesos.
Yo tambien recuerdo algo similar con "Tiburón", "Sala ocho", y otros libros que alguien me prestaba de una alta biblioteca.
Saludos,
Al Godar

Aguaya Berlín said...

Qué novela, qué películas, qué actores!!!!

Y así que los libros venían de la biblioteca de "Pepe"!! cómo será una biblioteca de esas ahora....

Saludos, Escolástica!

Anonymous said...

Escolástica, ¡magnífico! Una película que yo también he visto más de veinte veces, un libro que leí, también a hurtadillas. Niobe.

lola said...

Hola, cuando vi El Padrino, ya conocía la melodía de la banda sonora y me parecía tan romántica... pero cuando vi la película, entendí lo que me había comentado un compañero de trabajo al decirme que era un poco fuerte, la escena de la cabeza del caballo no he podido quitármela nunca de encima, aún así, creo que Marlon Brando hizo un papel magnífico y que la película es una de las mejores que se han hecho en los últimos 40 años. El libro no lo he leído y no creo que lo haga.
Un saludo

Taoro said...

Muy contento por tenerla de regreso.....!!!y que regreso!!!.
El Padrino es una de esas peliculas que nunca me canso de ver, una de las mejores peliculas norteamericanas de todos los tiempos.
Probablemente el libro lo tomaban prestado de la Biblioteca de Abrahantes, pero de un estante que decía..."Manual de Procedimientos".
Ya ve, nunca le llegó su seductor "italian guy" de la Cosa Nostra pero estoy seguro que salió ganando con su talentoso "cuban guy" de El Imparcial.
Saludos a Eufrates "Corleone" del Valle.

Claudia4Libertad said...

Leí la novela antes de ver la película porque mis padres no permitieron que la viera a causa de la violencia. Al ver la película me quejé que habían quitado escenas del libro pero no obstante, GF 1 y 2 son películas inolvidables. GF 3, no tanto. El libro es muchísimo mejor que la película.

Anonymous said...

Escolastica, que alegria leerla a usted, y siempre con esa delicadeza que la caracteriza. Mire que yo tambien sufri con los Padrinos, y si bien mis amores cinematograficos van un poco mas atras- ay, esos ojos de Delon!- tambien me enamore de la "mafia"

Yo tambien creo que la pelicula en su medio, es mejor que el libro en el suyo. Ya se que las comparaciones son odiosas, pero no puedo evitarlo

Demele un saludito a Eufrates, para que no se nos ponga celoso, ji,ji,ji!

Tuta

Isis said...

Woow, doña Escolástica. Me ha colocado en el "mood" padrinesco, del que nunca me canso.
Salúdeme, por favor, a su esposo.

GeNeRaCiOn AsErE said...

Me pase de sexto a noveno grado repasando ese libro, cazándole la pelea a tanda del domingo, para ver de nuevo esa gran secuela de películas.
Con la primera parte del Padrino me pasa como con el nombre de la Rosa… es una de esas raras ocasiones en que el filme está tan bueno como la novela.
saludos, tony.