Wednesday, June 24, 2009

ARQ. CHEO MALANGA: EL SOLIMAR


“Edificio Solimar”

Por: Arquitecto Cheo Malanga
Fotos: Sargento Arencibia


Hoy visitaremos uno de los edificios más sensuales y peculiares de La Habana, el Solimar.


El edificio Solimar fue diseñado en 1944 por el arquitecto Manuel Copado. Es una joya arquitectónica por su original diseño que combina planos y sensuales balcones curvados. Los balcones semi-circulares de su fachada lo convierten en un acento dentro de la tipología arquitectónica de su entorno.

La edificación se encuentra ubicada en la calle Soledad #205, entre San Lázaro y Animas, municipio Centro Habana.


El edificio posee 50 apartamentos, siete en cada uno de sus 7 niveles, y un lujoso penthouse en su 8vo nivel, donde residía la propietaria del edificio. La circulación vertical se produce a través de dos elevadores, uno público y otro de carga, y dos escaleras, una pública y otra de servicios. En su construcción se emplearon nuevos materiales de la época, como el hormigón armado, lo que permitió erigir la ondulada línea de balcones, a la cual debe su notoriedad.


El edificio Solimar posee cuatro tipos de apartamentos:
Modelo 1: Cuatro habitaciones, sala, comedor, terraza, cocina y dos servicios sanitarios.
Modelo 2: Tres habitaciones, sala, comedor, cocina y un servicio sanitario.
Modelo 3: Dos habitaciones, sala, comedor, cocina y un servicio sanitario.
Modelo 4: Una Habitación, sala, comedor, cocina y un servicio sanitario.


El confortable y lujoso penthouse del 8vo nivel fue dividido y convertido en varios apartamentos.


Durante mi adolescencia tuve la oportunidad de recorrer sus pasillos y viviendas. En un cómodo y exótico apartamento de ese edificio vivía un gran amigo. Su hogar, de sala y habitaciones semicirculares, se convertía en mi amparo durante las marchas del 1ro de mayo. En él pasábamos horas jugando y disfrutando las fuertes emociones capitalistas que nos provocaba un viejo Monopoly, juego nada acorde con la conmemoración del día.


En el momento de su construcción, el edificio Solimar fue un ejemplo del vanguardismo durante la primera oleada del Modernismo en Cuba.

16 comments:

jecuevas said...

Desconocía que el edificio datara de 1944. Como siempre, gracias Arquitecto por sus buenos apuntes que nos enseñan cada día un poquito más de nuestra Habana, a la altura de las grandes ciudades del mundo en cuanto a plasmar ideas renovadoras. Edificaciones así no se empezaron a levantar en muchas ciudades de Europa (por lo que he estudiado y sobre todo en Madrid) hasta los años 60. Un saludo.

Zoé Valdés said...

Una joya el edificio y otra el post, me he reído mucho con lo del juego nada acorde con la fecha del primero de mayo.

Taoro said...

Recuerdo ese edificio. Lo veia cada vez que pasaba por la calle San Lazaro en la guagua de la ruta 2.

Laberintos said...

Excelente Cheo, tu siempre perspicaz!

Olga ADmiradora said...

ese edificio se hizo en plena segunda guerra mundial...
interesante diseño, pasaba mucho por alli, nunca entre, linda puerta en sus buenos tiempos... para mi esta entre el Art Deco y el Moderno...
me gustaria saber su distribucion en planta.
Gracias, Cheo, siempre interesante!

Eufrates del Valle said...

Pasaba poco por alli, pero cuando lo hacia, siempre me detenia a verlo. Creo que soy un arquitecto frustrado, estimado Cheo, porque la arquitectura influye en mi tal como influyen las artes plasticas. Los volumenes -en una y las otras- me resultan muy interesantes. Gracias por toda la informacion sobre este edificio que fue parte de aquella Habana elegante, moderna y atrevida. (Los Castro nunca tendran con que pagar tanta destruccion).

Anonymous said...

Y mire que pase yo por alla Arquitecto, gracias por la memoria. Ni la menor idea tenia acerca del edificio que tanto me llamaba la atencion. Otro aprendizaje que le debo.

Tuta

Anonymous said...

Bello edificio. ¡Cuánto nos han destruído, dios mío! Convertir el penhouse en cuartería es lamentable. Niobe.

Lazaro Gonzalez said...

Una de las tantas joyas arquitectonicas de Cuba en peligro de desaparecer como sucedio entre otros muchos con el edificio Alaska de La Rampa.

arq: Cheo Malanga said...

Muchas gracias a todos por pasar y dejar sus comentarios.

Cuevas:
Su comentario nos demuestra el temprano nivel de industrialización y desarrollo que gozaba nuestro país.
La Habana presenta muestras de alto valor de la arquitectura de los años 40, 50 y 60, donde se presentan todas las alternativas del Movimiento Moderno. Gracias por sus ya habituales y enriquecedoras visitas.

Zoe:
No se imagina como me divertía comprando casas y hoteles, mientras incumplía con mi deber proletario.

Taoro:
El edificio Solimar posee una volumetría que le impide pasar inadvertido.

Laberintos:
Gracias por acompañarnos en este recorrido por nuestro patrimonio arquitectónico.

Olga:
El nivel de terminaciones y detalles del edificio es bien elevado. Tengo extraviado en casa un plano con la distribución en planta. Le prometo hacérselo llegar cuando lo encuentre.

Eufrates:
Estoy convencido que usted hubiera sido un gran arquitecto.
Debo confesarle que me ha asombrado observar como el edificio Solimar mantiene un aceptable estado de conservación, comparado con su deteriorado entorno. Soy testigo de que sus inquilinos, en su gran mayoría doctores y personal de la salud, eran muy preocupados por su mantenimiento.

Tuta:
Y mire que la extrañé yo por acá. Un infinito placer tenerla de vuelta por El Imparcial.

Niobe:
El penthouse fue dividido en pequeños "apartamentos" y asignado a doctores, pero mas triste resultaba ver a estas personas subiendo 8 pisos de escaleras durante los constantes apagones. Nada, cosas que Manuel Copado nunca hubiera imaginado cuando diseñó su original y exclusivo edificio.

Abel said...

asi es, no pagaran nunca lo que le han hecho a la bellisima ciudad de La habana!, la han convertido en un estercolero, desgraciadamente, tanta desidia y tanta propaganda con el pedazo de casco historico restaurado,queriendo tapar el desastre que ocurre en el resto de la ciudad. No saben lo que eso me duele porque yo andaba La habana como si yo formara ,literalmente,parte de ella, para mi era algo vivo, eso no lo he vuelto a sentir mas, y no se los perdono. Adoro Miami,me encantan varias ciudades, pero no es igual.Que foto no reconocere yo!si casi que conozco cada sincon!
gracias
Abel

Anonymous said...

Ay, llegué tarde. Uno de mis edificios preferidos habaneros. Señor Cheo Malanga, usted siempre mete pesca'o. Sandokán.

Aguaya said...

La puerta de la calle debió ser muy bonita en su tiempo...

Se me está olvidando la Habana :-( no sé dónde es... :-(

Chez Isabella said...

Yo sí me acurdo, pasé muchas veces por allí y en un edificio de la acera de enfrente vivía una pareja de amigos míos que se mudó a España años después. Sí, otra joyita aquitectónica de La Habana. Gracias Cheo, por sus apuntes. Su anécdota sobre el juego de Monopolio con el amigo los primeros de Mayo ¡no tiene desperdicio! Saludos.

Isis said...

Qué maravilla, arquitecto Don Cheo.
Thanks a lot.

Freddy said...

Nunca habia visitado este sitio hoy me senti nostalgico y revizando algunas vistas de la habana llegue aqui , primero felicidases por la investigacion y sengundo gracias yo tengo 33 años y vivi 32 en ese edifificio que lo siento como mio en el apartamento 501 5 to piso que son los mas grandes con vista a San Lazaro , creci corriendo por esos pasillos q se comunican de un lado a otro jugar a los escondidos de niño ers un sueño , en los pasillos de los balcones aprendi a montar bicicleta , se jugaba baseball en el lobby y pasillos traseros , realmente nunca le dimos el valor de una joya porque quizas asi eramos de niño pero esta en mi corazon, ahora desde aqui miami siempre pienso que es mi hogar, aun vive mi familia alli y se han cambiado los ascensores por automaticos. Nada que gracias por la oportunida .