Monday, June 29, 2009

THOTH, EL EXTRAÑO ANGEL DEL TUNEL


Llevo años viéndolo, escuchándolo. En cada uno de mis paseos veraniegos por Central Park, justo frente a la Fuente de Bethesda, y debajo del Túnel del Angel, allí está Thoth con su violín y su voz de falsete, danzando, rodeado de curiosos.



Su nombre es Stephen Kaufman, nacido en Queens, New York, de padre ruso-judío y madre negra nativa de Barbados. Es graduado de San Francisco State University y cursó estudios de violín clásico, aclaro, para que comprendan que no hay nada casual en su ecéntrica vestimenta, ni en los aparentes quejidos de su música. Detrás de cada elemento de su performance –o pray-formance, como él llama- se encuentra su mundo mágico y filosofía.


Su héroe es su alter ego, un ser hermafrodita nombrado Nular-in, al cual su imaginación ha ubicado en Festad, donde habitan los Mir, criaturas ambiguas sexual y racialmente, de las cuales Thoth narra historias.


El se nombró Thoth tras el antiguo dios egipcio de la sabiduría; prefirió desarrollar su trabajo creativo como artista callejero antes de mantener un empleo; y hasta ha actuado en Wall Street (literalmente en la calle), en busca de un inversionista que lo patrocine, como expresa con un sentido del humor tan único como su arte. Pero, además, Thoth ha desfilado por la alfombra roja de los Premios Oscar.


La cineasta Sarah Kernochan lo descubrió un día, tal como Thoth es primeramente conocido por los visitantes del Central Park: atraída por un sonido que apenas puede identificarse procedente del Túnel del Angel. Del encuentro de ambos salió el documental de aproximadamente 40 minutos titulado “Thoth”, que ganara el Oscar en la categoría de Documentales Cortos del 2002. Acomódense para verlo, que vale la pena. Podrán seguir a Thoth hasta la intimidad de su hogar; verán y escucharán a su madre; lo observarán realizando sus pray-formances en distintas partes de la ciudad; y escucharán el desgarrador recuerdo que el artista tiene de la última vez que vio a su padre cuando él tenía 10 años.


Días atrás pasé a tomarle estas fotos y me encontré con la sorpresa de verlo acompañado por su, diría, alma gemela artística.

Fotos: Eufrates del Valle.

A continuación, un par de vídeos encontrados en YouTube, para que puedan tener una idea rápida del trabajo artístico de Thoth, hasta que tengan tiempo de ver el documental completo.

Los 4 primeros minutos del documental “Thoth”:



Vídeo filmado en mayo del 2008:




8 comments:

(Pafermi) said...

Sí que es singular este personaje, no así los que con cara de tontos asisten a su performance.¿Cuantos entenderán su intención?.

Aguaya said...

En invierno también actúa, eu? Toca muy bien!

Eufrates del Valle said...

Estimada Pafermi, el esta conciente de que los curiosos no entienden de que tratan sus piezas, por eso deja literatura sobre los temas junto a su bolsa negra que dice Thoth en rojo.

Querida Aguaya, el hace sus pray-formance siempre que la temperatura este por encima de los 44F.

Olga ADmiradora said...

"He who is like the ibis"...cada uno encuentra su mision en esta Tierra...

Anonymous said...

Pues a educarme Don Eufrates, deja ver como me le escapo al boss, para ver eso, esta historia parece muy interesante. Ya tendre que ver a ese muchacho en mi visita a New York, anota Flora, ji,ji,ji!

Tuta

Zoé Valdés said...

Un duende lorquiano.

Anonymous said...

No lo he visto, pero ahora me fijaré. Niobe.

GeNeRaCiOn AsErE said...

Siento, tremendo respeto por los mUsicos y actores callejeros.
Trato de animarlos, lo hice aun cuando vivI una temporada de estudiante en netherlands (donde hay muchIsimos) entonces casi nunca me daba pa' la cerveza, pero casi siempre aparecIa algo en el bolsillo para ellos.
Creo que tienen mucho valor personal, mAs que cualquiera de nosotros.
Un saludo,
tony.