Wednesday, November 18, 2009

ARQ. CHEO MALANGA: ¿FOTOGRAFOS O MAGOS?


“Fotógrafos de Cajón”

Por: Arquitecto Cheo Malanga
Fotos: Chiquitica Rubalcaba


Hace unos meses, mientras el tiempo me lo permitía, me daba un paseo por la blogosfera cubana y leí un artículo en el blog de Zoé Valdés sobre los fotógrafos de cajón que me llenó de nostalgia y bellos recuerdos.


La exitosa escritora mostraba viejas fotos tomadas por estos señores con sus rudimentarios artefactos y me entró la duda de la permanencia de estos artistas en el panorama urbano habanero. Hoy mostramos algunas fotos recientes que demuestran que este oficio sobrevive en nuestra capital.


Cuando pequeño tenía la impresión de que aquellos personajes, con su extraño aparato, eran magos y no fotógrafos. Aquel encantador ritual de cubrirse con una tela negra, apretar una perita de goma y luego hacer aparecer poco a poco una nítida imagen desde un papel blanco, era suficiente para convencerme de que aquello no era otra cosa que un acto de prestidigitación.


En mis tiempos de estudiante era común tomarse una foto en el Capitolio. Podía llegar a ser motivo de burla, ya que era también la actividad preferida de los "guajiros" que visitaban la Habana y deseaban inmortalizar su visita con el importante edificio a sus espaldas.


Los fotógrafos del Capitolio han permanecido por décadas ejerciendo su arte, sin modernizar su equipamiento tecnológico. Con sus cajones remendados y papel fotográfico de la peor calidad, son los únicos fotógrafos del mundo que utilizan una tecnología de un siglo de antigüedad.

Aunque los fotógrafos de cajón deben tener una licencia del estado y pagar impuestos por ejercer su función, pueden llegar a ganar en sólo unas horas de trabajo el salario mensual de un cirujano.


Para los turistas que visitan Cuba resulta exótico tomarse una foto con la tecnología de sus bisabuelos. Recuerdo que un día decidí dejar a un lado los complejos y tomando todas las precauciones para no ser visto por algún conocido, me animé a inmortalizarme también en una de esas peculiares fotos. No la tengo conmigo, pero sé que aun existe y permanece guardada, vieja y amarilla, en la gaveta de un vetusto escaparate de la Habana.

14 comments:

jecuevas said...

Recuerdo de niño, cuando paseaba por el Parque Central o el Capitolio aquellas cajas mágicas en trípode al que se le colgaba una lata con el fijador para la foto. Y me vienen a la memoria también otros trabajadores al "aire libre" como los limpiabotas y los maniseros... ha llovido y ha escampado...

Aguaya said...

Yo tengo una de esas!!! amarilla y tan linda!!! Creo que del an~o 81 u 82...
Mi papá me lo contaba, que "antes" venir a la Habana y no hacerse una foto en el Capitolio era atenerse a los peores regan~os de la familia del campo.

Javier de Castromori said...

Son unos magos, estimado arquitecto! Yo también tengo una foto de esas, ya esta en un mal estado de conservacion: papel malo, quimica inventada, ni las fotos de bromuro de plata sobre papel salado se conservan tan mal. Pero es asi, es una singularidad y son unos bravos estos fotografos. Puedes ver mi foto aqui: http://www.facebook.com/profile.php?ref=profile&id=1290066036#/photo.php?pid=30356863&op=1&o=global&view=global&subj=1290066036&id=1290066036
Un saludo

Yosi said...

Si si frente al Capitolio siempre estan !! Yo no tengo ninguna foto asi pero me hubiera gustado. Saludos :)

Eufrates del Valle said...

Estimado Cheo, como conte en el post "Los minuteros" de Zoe, el mismo dia que me iba de Cuba con un "one way ticket", fui al capitolio a tomarme una foto con ellos; en esa epoca pasaban por la television la telenovela "Dona Beija". Pues el mago que tomo la foto me retrato y luego agrego a Dona Beija a mi lado. La foto me la robaron del buro de una oficina donde trabajaba anos despues. Afortunadamente le habia hecho un negativo; tengo que buscarlo y volver a imprimirla. Una de mis fotos preferidas.

Zoé Valdés said...

Gracias a Don Cheo por este post, me fascinan estos fotógrafos llamados minuteros. Saludos, y gracias a usted Don Eufrates.

SelgasArt said...

La magia de detener el tiempo...que ya no tenemos.

Taoro said...

Yo tambíen tengo mi foto con ellos.
Los he visto con dos omnibus de turistas alemanes haciendo cola para tomarse una foto con ellos. Creo que cobraban $2.00 CUC por cada foto.

Olga ADmiradora said...

que nostalgia, tambien tengo la mia en el Parque Central...

Anonymous said...

Los recuerdo más elegantes, con traje y cuello y corbata, incluso hasta sombreros de paja. Niobe.

Anonymous said...

¡Cómo que no! Así mismo, aunque en mi época eran más viejitos. Sandokán.

Arq:Cheo Malanga said...

Muchas gracias a todos por pasar y dejar sus comentarios.

JECuevas:
Tiene razón, ha llovido mucho pero esos personajes siguen ahi. Tambien se han incorporado algunos nuevos oficios al "aire libre", como bicitaxis, coleros, merolicos, parqueadores estatales, jineteros, jineteras, etc.

Aguaya:
Que suerte la suya. Yo no conservo la mia. Saludos.

Javier:
Su foto no luce tan deteriorada. Saludos.

Yosi:
Pues algun dia tiene que hacerse una de esas fotos. Al parecer estos personajes permaneceran por mucho mas tiempo en el panorama urbano habanero. Gracias.

Eufrates:
Tiene que buscar el negativo e imprimir esa foto.
Pero no entiendo, se la habran robado del buro de su oficina para conservar un recuerdo de usted o de Doña Beija?.

Zoé:
Gracias a usted por inspirar este post. Realmente no recordaba a estos pintorescos personajes hasta que leí su post.

Selgas:
Nuestro tiempo ahora se traduce en Megabytes, Gigabytres y Terabytes. Gracias por pasar.

Taoro:
Ser fotógrafo de cajón resulta un oficio bastante lucrativo, mas de lo que imaginabamos.

Olga:
Pues a buscar esa foto y recordar esos bellos recuerdos de cuando se paseaba por el Parque Central. Gracias por pasar.

Niobe:
Los que yo puedo recordar son mas actuales y menos elegantes. Los trajes, corbatas y sombreros de paja se fueron deteriorando y no pudieron reponerlos.
Puede fijarse en las fotos actuales, son el reflejo de la involución de una sociedad, del traje y la corbata a la camiseta.

Sandokan:
Y usted no se tomo nunca una foto en el Capitolio?. No tenga pena confesarlo.

Carlos said...

Lo que hace la necesidad...que lejos esa camara de las actuales y que tan exactamente igual el proceso

Marta G. said...

ahora me pregunto porque si siempre los veia nunca me tire esa foto tan deseada??? siempre estaba un buen rato viendo posar a las personas ante el "retratista" (asi le digo en broma a los que le gustan tirar muchas fotos)
Gracias por recordarlos, no pense que existieran aun.