Thursday, November 12, 2009

DONDE CELIA DESCANSA…


En mi lista de cosas pendientes tengo anotada una visita a Woodlawn Cemetery, en El Bronx, uno de los cementerios de New York donde descansan numerosos artistas, escritores y celebridades del mundo del espectáculo locales e internacionales. Lugar donde reposa nuestra Celia Cruz.

Woodlawn Cemetery se estableció en 1863 y en sus 400 acres de espectacular panorama de jardines, esculturas y mausoleos convertidos en tesoros arquitectónicos, ha ido guardando los restos mortales de neoyorquinos y destacadas personalidades de todo el mundo. Allí también se encuentran Miles Davis, Duke Ellington, Irving Berlin, The Four Cohans, Augustus Julliard y Milt Jackson, entre otros nombres venerados por acá.

Cuando encontré en wikipedia esta foto del mausoleo privado de Celia, recordé aquel día de verano en que ella paseó por última vez por la 5ta Avenida hasta la Catedral de San Patricio, cual Reina que fue en vida, en una carroza blanca tirada por un esbelto caballo del mismo color. Nunca había visto, ni he vuelto a ver, un funeral tan elegante y conmovedor como el de ella en esta ciudad. Hasta el día estuvo sobrecogedoramente triste con su constante llovizna.

La corporación donde yo trabajaba en aquella época cambiaba de dueños en ese justo momento. Los nuevos propietarios, un par de canadienses, miraban incrédulos y asombrados las pantallas de los televisores que rodeaban el amplio piso estilo loft donde trabajábamos. No entendían cómo una mulata cubana con pelucas -imágenes de Celia que pasaban a ratos- cerraba Fifth Avenue y la ciudad más cosmopolita del mundo la lloraba. De Cuba sólo conocían una palabra, como me di cuenta cuando le escuché a uno decirle al otro: “Donde quiera que hay un cubano hay una revolución”. Me mordí la lengua y me alejé. El discurso que ya comenzaba a hilvanarse en mi mente me hubiese costado el empleo.

Foto: Flickr.



12 comments:

Anonymous said...

Las imágenes, recuerdo, fueron estremecedoras. Su anécdota lo es mucho más. Niobe.

Anonymous said...

Sí, a veces hay que morderse la lengua... Sandokán.

Taoro said...

Interesante paseo y bello homenaje a nuestra gran Celia.
Recuerdo haber visto el funeral en NY por TV, imágenes que nunca se borran.....como su sonrisa.

Zoé Valdés said...

Bello homenaje a Celia, y su anécdota dice mucho de las situaciones en las que a veces tenemos que bandearnos.

Charlie Bravo said...

Cuando vayas al Woodlawn, creo que se puede ver el interior del mausoleo a traves de la puerta.... espero la fotocronica....

Frida M said...

Conmovedor texto. Celia Cruz, inolvidable...Gracias.

Alfredo Pong said...

Yo La recuerdo aún, cuando siendo un niño sentado en el mostrador de la bodega de mi padre en la calle San Leonardo, a veces joven y muy alegre venía a hacer algún mandado y siempre se metía conmigo, me llamaba "chinito lindo" , muchos años depués en Miami un día le recordé la anecdota y ella me dijo: ¿ Tú eres el hijo de Juan el bodeguero? muchacho si tienes la misma cara de " chinito lindo".. que memoria, cuanto afecto, la unica para nosotros los cubanos que siempre andamos haciendo "revolución" donde quiera que vayamos,aunque tanto le moleste a algunos por ahí.
Pong

JULY DEL RIO said...

FUE UN DIA MUY TRISTE CUANDO ELLA PARTIO.
CUANDO TRABAJABA CON EL LATIN FIRE UNA TEMPORADA EN NEW YORK
EN MI CORTINA DEL ESPECTACULO TENIA QUE CANTAR EL CARAMELO A QUILO UN NUMERO DE SU REPERTORIO Y ME DIJERON QUE ELLA SE ENCONTRABA ENTRE EL PUBLICO LE PEDI PERMISO PARA PODER CANTARLO ELLA ME APLUDIO DE PIE.

Eufrates del Valle said...

Estimada July, que anecdota mas emotiva! Yo las aplaudo a las dos!

Yosi said...

Grande nuestra Celia, aun recuerdo el funeral televisado y los homenajes que le siguieron en la tv. Espero con ansias las fotos del Cementerio. Saludos

Gustavo Valdes said...

Gracias por tan emotivo post. Acabo de llegar a casa, y de apagar el ipod con musica de Celia. Bella coincidencia. Muchas gracias, Don Eufrates por recordarnos siempre.

Aguaya said...

...y yo que vine a enterarme de quién era realmente Celia Cruz viviendo ya en el extranjero... Algún día me gustaría visitar también su tumba.