Wednesday, November 11, 2009

ARQ. CHEO MALANGA: SANTOVENIA


"Asilo de Santovenia"


Por: Arquitecto Cheo Malanga

Fotos: Remigia Tuero


En la Calzada del Cerro existe una importante y reconocida institución que brinda abrigo a personas de la tercera edad, el Asilo de Santovenia.

El actual Asilo de Santovenia era conocido como “La Quinta del Cerro”, una vivienda palaciega propiedad de los Condes de Santovenia.

El Cerro fue la primera opción de escape de los ricos hacia nuevos territorios en su huida de la congestionada ciudad intramuros. La casa quinta fue construida entre 1832 y 1841 por Manuel Eusebio Martínez de Campos en la Calzada del Cerro, el barrio de lujo habanero del siglo XIX.

La edificación es de estilo neoclásico, en particular del arte italiano. Posee un impresionante portal frontal de 40 metros de largo y una capilla de estilo gótico. En su construcción se utilizaron materiales de gran riqueza ornamental, maderas preciosas, mármoles policromados, bronces, coloridos vitrales y rejas. La arquitectura de estilo neoclásico de las antiguas casas quintas del Cerro, es uno de los conjuntos urbanos más importantes de La Habana.


Los Condes de Santovenia vivieron en la residencia por varios años y luego la pusieron en venta. En 1886 fue adquirida por los albaceas testamentarios de la acaudalada cubana Susana Benítez de Parejo, fallecida en Madrid en 1885, con el objetivo de crear un asilo de ancianos con capacidad para 200 personas. El asilo fue dirigido originalmente por las Hermanitas de los Ancianos Desamparados.



La Casa Quinta de los Condes de Santovenia es el ejemplo más significativo de restauración y conservación de casas quintas en la Habana y constituye un testimonio inapreciable de lo que fue la evolución urbana de la capital. Actualmente es una institución modelo en su tipo en Cuba y Latinoamérica, y ha sido declarada Monumento Nacional. El asilo continúa administrado y atendido por las monjas, quienes lo mantienen en excelentes condiciones.



Quisiera agradecer las imágenes de este post a la señora Remigia Tuero, quien luego de recuperarse de una delicada intervención quirúrgica ha retomado su arcaica bicicleta “Niagara” y se ha reincorporado a sus habituales pedaleadas por La Habana, para regalarnos las imágenes de su ciudad, a través del lente mágico de su vetusta Leica 1939.











10 comments:

Zoé Valdés said...

Buenos días, me alegra mucho este post. Estuve allí infinidad de veces, pues tuve a una persona muy querida en ese asilo. Y tal como lo describe Don Cheo, es un lugar de paz.

Eufrates del Valle said...

Gracias a todos los amigos y lectores por soportar la incomodidad de los cambios de tipografia en El Imparcial Digital, y el cambio de colores de los enlaces. En esta semana espero a alguien que me va a ayudar a encontrar la solucion para que la estetica vuelva a primar en esta espacio. Gracias por la paciencia.

Taoro said...

Nunca visité el lugar pero siempre escuche hablar muy bien del cuidado de las monjitas y de como conservaban el lugar.
Imagino que debe ser un Oasis dentro de tanta destrucción y suciedad que existe actualmente en el Cerro.

Abel said...

un bello lugar, las quintas del Cerro son una joya de La Habana,poco conocido, una mas con riesgo de quedar sepultadas bajo los escombros, un lujo mas de esa ciudad tremenda que fue La Habana, que ,aun hoy, asoma entre esas ruinas.

JULY DEL RIO said...

GRACIAS A USTED Y A LA SENORA TUERO
POR LAS FOTOS QUE NOS DEJAN VER ESA BELLEZA DE VITRALES.

Arq:Cheo Malanga said...

Muchas gracias a todos por pasar y dejar sus comentarios.

Zoé:
Al parecer el lugar continua siendo un remanso de paz. Gracias por pasar.

Taoro:
Tiene razón, la atención y el cuidado de las monjitas con sus pacientes es de primera.

Abel:
Tristemente, la mayoria de las Casas Quintas del Cerro hoy permanecen semidestruidas, despintadas o convertidas en cuarterias.

Anonymous said...

Menos mal que aún quedan monjas en Cuba. Niobe.

Eon Flux said...

Una nota para la historia:

La afamada Pastorita Nuñez fue o todavia es residente del Asilo.

Yosi said...

Gracias por esta visita al asilo, yo vivia muy cerquita de ahi y muchas veces visite en mi adolescencia a amistades de mi abuela, un lugar muy lindo y tranquilo.

Aguaya said...

Es lindo! nunca lo había visto por dentro. Los vitrales y los azulejos de las paredes son preciosos!

Eu, sobre el formato del blog, cuando tú editas la entrada en Blogger tienes dos opciones a la derecha de la ventana, arriba: "Edición de HTML" y "Redactar". Si editas tu texto usando la primera de ellas, debes poder eliminar las etiquetas y código html especial para formato de texto y colores que te salen por omisión, don't you?? Has probado a editar en esa opción? Si quieres en un chat o por email podemor verlo más a lo cortico...

Saludos para ti y para el Arq.