Wednesday, November 7, 2007

¡ENTREVISTA EXCLUSIVA CON YOANI SANCHEZ DE GENERACION Y!




YOANI SANCHEZ, LA INGENIOSA ESCRITORA DE GENERACION Y, AYER CONCEDIO VIA E-MAIL ESTA ENTREVISTA PARA EL IMPARCIAL DIGITAL. Sólo he hecho un copy & paste, para que puedan leer el texto íntegramente, dada la importancia que tiene escuchar una voz cubana dentro de la Isla, que expresa con valentía sus opiniones. Gracias a los periodistas independientes y otras voces temerarias como la de Yoani, el mundo está conociendo la triste realidad de Cuba expuesta desde dentro de la isla, y la imperiosa necesidad que tienen más de 11 millones de cubanos de esa palabra que tanto la sociedad moderna menciona: LIBERTAD.

Viviste fuera de Cuba. ¿Qué te hizo regresar?

Me gusta ubicar la decisión de regresar en el mismo grupo donde pongo mi derecho a expresarme libremente, a asociarme con quien me plazca o a abrazar la ideología que quiera. Cuando decidí retornar a mi país, di un pequeño -y muy personal- golpe a esos retorcidos conceptos de “salida definitiva”, “habilitación del pasaporte” y “permiso de residencia en el extranjero”. El detonante para llegar a ese punto, es lo de menos. Asuntos enteramente familiares -que no pudieron ser resueltos en la distancia- y que son un denominador común en muchos de los casos, que conozco, de “retornados”. Creo que lo más importante de esa decisión fue empujar en la dirección de lograr un marco legal, en el cual radicarse “aquí o allá” no tenga más ese carácter de definición política o de alineación con una u otra ideología que tiene ahora.
Soy una persona acostumbrada a nadar contracorriente. Los caminos preconcebidos me aburren. Así que en el hecho de regresar a mi país, está resumida esa tendencia a probar nuevos derroteros. Ni la nostalgia a los frijoles negros ni la inadaptación a una sociedad competitiva fueron la causa. Los finos resortes de las relaciones emocionales y el apego a ese cerrado mundo del hogar me “halaron” con más fuerza y me hicieron dejar atrás la posibilidad de una vida mejor y con más libertad. Parafraseando a Milán Kundera, la conclusión que saqué después de dos años de mirar a la isla –desde la distancia- fue que para mi “la vida no está en otra parte” sino en otra Cuba.

¿Por lo que escribes y publicas, sientes miedo en tu vida cotidiana?

Claro que siento miedo. Miente el que diga que no teme estar tras las rejas, que no se sobresalta al pensar en las oscuras cosas que pasan cuando el peso de un Estado te cae encima. Sin embargo, nada de eso es superior el pánico que me produce mirar a los ojos de mi hijo y leer en ellos un claro reproche por no haber hecho más. Comprender que el país donde mis nietos vivirán no se parece en nada a lo que una vez soñamos y reconocer que uno ha sido cómplice o parte de eso, resulta peor que el pánico al ostracismo, la celda o el ataúd. He tratado de oponer, a ese miedo natural, la tranquilidad de decir lo que pienso, el reconfortante sentimiento de no tener que fingir. Aún no lo he logrado del todo y Generación Y forma parte de esa automedicación que me obligo a seguir cada día.

¿Tienes posibilidades de leer los blogs cubanos en la Internet? Que te ha parecido como ha sido acogido tu blog en medio de tantos excelentes blogs que se publican diariamente y las menciones que te han hecho en la prensa?

Producto de las dificultades que tengo para conectarme a Internet, se me hace muy complicado leer asiduamente los blogs que me interesan. A pesar de eso, cuando logro colarme por los intersticios que llevan hasta la red, leo algunas bitácoras dedicadas al tema cubano. Me gusta el tono personal y sin ataduras editoriales que brinda el espacio de un Blog -por eso escogí ese formato para volcar mis reflexiones-. Tengo en una magnífica estima a Penúltimos días, que a manera de resumen –de aquí y de allá- nos ayuda en esa tremenda labor de buscar la información. También visito frecuentemente otros Blogs hechos desde Cuba como Mi isla al mediodía y Fogonero Emergente de Jorge Alberto Aguiar. Especial deleite me generan Cuaderno de Cuba, de Alejandro Armengol y el blog de Tania Quintero.
Las diferentes reacciones que ha provocado Generación Y me han sorprendido. En realidad sólo he querido decir lo que pienso desde una óptica muy personal y no creo que eso pueda equipararse a la labor más analítica y profesional de otros excelentes Blogs que tocan el tema de Cuba. No soy periodista, así que el concepto de una bitácora me resulta muy cómodo pues no exige imparcialidad, objetividad o actualidad. Dejo correr mis interrogantes, sobresaltos y temores en cada post, y parece que precisamente eso ha sido lo que más ha gustado. No obstante, reniego del protagonismo, prefiero que mi Blog contagie a otras personas dentro de Cuba a expresar lo que sienten. En esa dirección estoy trabajando, para crear una plataforma blogger con usuarios que escriban desde adentro.
Agradezco a todos los que han hecho mención a Generación Y, incluso a los que han aludido a cierta fantasiosa conexión raulista o a los que creen que soy un ente virtual. Como diría una conocida canción infantil: “me tiene sin cuidado”. Cada cual puede formarse la idea que quiera al leer mis post, pues precisamente fomentar esa amplísima gama de opiniones es algo que me motiva a seguir escribiendo.
Espero ver llegar el día en que un Blog como el mío sea apenas noticia, oculto en la jungla de diarios y bitácoras que aflorarán cuando la gente en Cuba pueda expresar libremente su criterio y acceder a Internet sin limitaciones. O sea, que lo mejor que puedo desear para Generación Y es el olvido, que se pierda en el enorme número de páginas web que brotarán cuando -como diría mi esposo, el periodista Reinaldo Escobar- “
se despenalice la discrepancia”.

¿Cómo piensas que va a desencadenarse la situación de la Cuba actual?

La “situación en Cuba” tiene dos tiempos en los cuales transcurre: el de la historia y el de nuestras vidas –este último es apenas un fugaz momento en el destino nacional-. Soy optimista con el futuro de esta Isla a largo plazo, sin embargo el pesimismo me embarga cuando intento proyectar los años más inmediatos.
En estos momentos la mayoría de los cubanos estamos de acuerdo, al menos, en un punto: “las cosas tienen que cambiar”. Claro que algunos –especialmente los que están en el poder- desean que esos cambios transcurran por un camino “a lo chino”, con ciertas mejorías económicas pero pocas libertades políticas. Están los que entonan los cantos del socialismo del siglo XXI (sistema que nadie ha definido con exactitud, y que parece ser extremadamente escurridizo y subjetivo). Por otra parte los hay que sueñan con despertarse un día y comprobar que alguien desde afuera ha venido a cambiar las cosas, sin haber tenido ellos que “embarrarse la camisa”.
Por mi parte pienso que sólo pasará aquello que nosotros permitamos que ocurra. De manera que el futuro será aquel que logremos construir para nuestros hijos o el que aceptemos –pasivamente- que otros decidan por nosotros.
Más…
Agradezco a los muchachos de San Nicolás del Peladero por encomendarle a Eufrates del Valle que me hiciera estas preguntas. ¡Nos vemos en la Flor de Lis!

10 comments:

Los Miquis de Miami said...

eufrates, te felicitamos, una buena exclusiva.

Los Miquis de Miami said...

eufrates, te colgamos entre nuestros links y mucha suerte con tu blog. saludos del sargento arencibia.

Eufrates del Valle said...

Gracias Miquis de Miami, con su Sargento Arencibia....!!!!!

Anonymous said...

EXCELENTE - este es rapido, estoy en clase- Kudos, es un palo periodistico
PS: la chiquita es un taco!

Anonymous said...

Coincido con el anonimo, Eufrates esa muchacha es de respeto: me quito el sombrero. Y ante usted tambien, como no!

Nino

Anonymous said...

Es una pobre idiota que ha sacrificado el bienestar de su propio hijo a su capricho personal.

Medea said...

Anonimo de las 12:37, me parece que le has faltado el respeto a la muchacha, sin mas. Es su decision, sus anhelos, y en cuanto al ninno, quizas se sienta muy orgulloso de tener una madre tan valiente.

Eufrates del Valle said...

Bravo, Medea!!!

Mamey said...

Bravo x 10, Medea!!!

Anonymous said...

Claro que el anónimo de las 12:37 p.m. tiene toda la razón, y lo dijo sucintamente. Felicidades al anónimo de las 12:37.
Mis respetos para Eufrates del Valle, y mi admiración. Pero bastante de lo que dice en esta entrevista Yoani mucho me recuerda a lo que esgrimen allá en la Isla justo los que no quieren ningún tipo de cambio. No obstante, lo único que en realidad pienso acerca de ella es lo que dijo tan bien el anónimo de las 12:37