Thursday, November 13, 2008

ALBERTO GIACOMETTI


Ya les he contado: me amparo en aquello de suggested price debajo del precio de admisión del Metropolitan Museum of Art, y muchas veces entro sólo para ver un par de piezas específicas, si es que estoy por el área. El otro día tenía antojo por Giacometti y 45 minutos libres para satisfacerlo.


Su padre, Giovanni Giacometti, fue un pintor post-impresionista con quien Alberto compartió la Galerie Aktuaryus de Zurich en 1927, cuando expuso por primera vez en su natal Suiza. Ese mismo año, el joven también mostró por vez primera sus esculturas, en el Salon des Tuileries de París.

Alberto Giacometti es uno de esos artistas raros al cual se puede ubicar en distintos movimientos: surrealista, expresionista, cubista y formalista. Experimentó tanto en la pintura como en la escultura, un creador que estuvo en constante búsqueda y absorvió la esencia de cada uno de esos movimientos, imponiendo su estilo propio. Su obra se exhibe en los museos más prestigiosos del mundo y en mayo pasado la Casa Christie’s subastó una pieza suya por $27.4 millones.

Al observar con detenimiento sus esculturas de bronce en la Sala de Arte Moderno del Museo Metropolitano, percibí detrás la mano de un artista que sigue, sigue, sigue vigente, vivo, cuarenta y dos años después de su muerte.

Foto tomada de Wikipedia. Giacometti fotografiado por el gran maestro Henri Cartier-Bresson.




Fotos: Eufrates del Valle

9 comments:

Zoe said...

Un poco perdida por el ajetreo, Giacometti es el escultor del silencio, de la sombra interior.

Taoro said...

Gracias por esta visita virtual al Metropolitan Museum.
No conocía a este artista. Sus esculturas me recuerdan, de alguna forma, la pintura de nuestro Fidelio Ponce.

GerardoFilosofo said...

Don Eufrates, Gicometti es uno de mis artistas favoritos. Que gran genio de la escultura!
Como decia Zoe es "silencio y sombra", pero tambien es condensacion del espacio y de la luz. La distancia para el ojo de Giacometti, es la realizacion total de la forma. Recuerdo haber leido un estudio de Sartre muy bueno sobre el artista.

Un saludo,
G

Isis said...

Preciso post, tienes pluma plástica, don Eufrates. Y gracias, por el suizo.

Garrincha said...

el post y el giacomo... nice!

Anonymous said...

Ay Eufrates, yo soy tan honesta como tan fea: el Giacometti ese me deja tan campante, debe ser mi problema, pero no me quejo...

Igual, gracias por la ilustracion,ji,ji,ji

Tuta

GeNeRaCiOn AsErE said...

balance, equilibrio y movimiento.
me cuadra,

tony.

Güicho said...

Lástima que las esculturas se le quemaran así. Debe haber sido un fuego grande, pues casi se funden. Supongo que fue después de muerto, porque vivo -si no lo mata la rabia- las hubiera vuelto a hacer.

Aguaya Berlín said...

Qué esculturas más raras, es verdad... pero qué singulares!
Saludos, Eu!