Tuesday, November 18, 2008

COMPLANDO PESCALO FLESCO


Chinatown nunca deja de sorprenderme. No importa que sus calles estén medio vacías porque no es temporada turística en New York o por aquello de la recesión que no cesa en nuestros bolsillos; en mi caso particular, esas calles descongestionadas se vuelven una bendición. La vitalidad de este vecindario va más allá de los foráneos que le visitan. Debajo de sus calles centenarias hay un submundo exclusivamente chino al que nosotros, simples mortales “occidentales”, no se nos permite llegar, observar, para luego hacer el cuento.


A lo que iba. Tal como la vieja leyenda habanera (¿fue Guillén, Hemingway, o... quién puso la frase de moda?) del mojito en La Bodeguita y el daiquirí en El Floridita, para mis frutas, vegetales y pescados frescos y baratos, el barrio chino es obligado.




Y siempre me asombra como Chinatown, de todos los barrios étnicos neoyorquinos, se mantiene –aparentemente- inmutable. Yo sé que es sólo apariencia, que detrás de esa “calma chicha”, en este lugar común de chinos y más chinos vendiendo, negociando, defendiéndose de los regateos, hay una comunidad que se re-inventa día a día. Durante los últimos 10 años, por ejemplo, ha sufrido el embate policial contra la venta de CDs piratas o artículos de imitación a los de marcas famosas. Dichos artículos falsos no han desaparecido del comercio. Solamente han cambiado los códigos para las transacciones.


Entre las sorpresas que recibí ayer mientras compraba unos filetes de tilapia, fue ver por primera vez el distintivo camión de bomberos de la estación del vecindario. Dicididamente, inconfundible. Uno de sus bomberos, también chino, compraba en la misma pescadería en la que me encontraba.


No les voy a hacer el cuento chino; digo, la historia de este barrio chino, porque ya lo hice el año pasado, en dos partes: la una y la dos. Pero quería mostrarles las nuevas imágenes que tomé ayer, mientras me dedicaba a “complal mi flesco pescalo”.




Fotos: Eufrates del Valle.


11 comments:

Alfredo Pong said...

Eufrates en las dos ultimas fotos corresponden al restaurant que mejor Dim Sum brinda los domingos de 10am a 3 pm es lo mejor que he probado en EEUU.

Eufrates del Valle said...

Que sorpresa me das, estimado Pong. No sabia que en ese edificio habia un restaurante. Y mira que paso por ahi! Asi que anoto, porque si alguien sabe de comida china, se muy bien que eres tu. Gracias!!!!

Taoro said...

Ecelente viaje Don Euflate.
Siempre he admirado a los inmigrantes Chinos. A cualquier pais que llegan siempre llevan consigo su incansable espiritu empresarial y de trabajo.

Anonymous said...

Nada, que a Nueva Yol me voy, yo que tengo un chino al lado, ji,ji- y a veces atras. Lo que mas me gusta de este post es la incorreccion politica: complal pescalo flesco, ji,ji... todavia me estoy riendo


Tuta

Belkis Cuza-Malé said...

Nunca dejas de deleitarnos con esos paseos tuyos, mi querido amigo Eufrates. Y qué primor de fotos. Vegetales y frutas frescas donde escoger... Pero, por favor, perdona mi ignorancia: que son esas frutas de color cafe que aparecen en racimos? Serán chinas, lichis o qué?
Qué rico visitar de nuevo NYC sin tener que tomar un avión...

Un abrazo y bendiciones desde el rancho,
Belkis

www.belkiscuzamale.blogspot.com

Camilo said...

Que refrescante cronica, mi muy estimado Don Eufrates del Valle!

Aguaya Berlín said...

A los chinos de Berlín yo le compro yuca, plátanos de freir (enormes!) y malangas.
Qué fotos tan interesantes, Eu!

Zoe said...

Magnífico, magnífico. Ya de vuelta, gracias. Es uno de mis barrios preferidos-

Alfredo Pong said...

Belkis, esas frutas se llaman Lung-Gand, y en Cuba le llamaban mamoncillo chino, es muy similar a nuestro mamoncillo de cascara dura pero delgada que se parte con la mordida, el fruto es de masa parecida al anon, perlada dulce y astringente, se vende en conservas tambien, es pariente al Lechee.Aca en Miami se siembra mucho y es caro.
Saludos
Alfredo Pong

GerardoFilosofo said...

Eufrates, muy buenos tus fugas por NY. Me parece que lo del mojito lo puso de moda Hemingway, Guillen se lo copio.

Saludos,

G

Anonymous said...

Me gusta mucho este blog, por los paseos que nos brinda Eufrates y la historia que nos proporciona Cheo Malanga. Los dos siempre con datos curiosos y anécdotas.
Muchas gracias y saludos
Sandra, arquitecta camagüeyana