Wednesday, February 4, 2009

ARQ. CHEO MALANGA: HOMENAJE A JUANA BACALLAO


“Juana la cubana”

Por: Arquitecto Cheo Malanga

Hoy viajaremos a La Habana para homenajear a un patrimonio vivo de nuestra cultura, recordar, reír y bailar al ritmo de una diosa negra, la reina de los cabarets de Cuba......Juana Bacallao, la show woman más célebre que ha dado nuestro país.
Su nombre es Neris Amelia Martínez Salazar y nació en 1923 en una humilde casa de la calle Lealtad, la #123, municipio Centro Habana. Su nombre artístico se lo debe a Obdulio Morales, compositor, pianista, musicólogo y director de orquesta cubano.


Viví durante veinte años a sólo unas cuadras del apartamento de Juana Bacallao, en el bullicioso barrio habanero mencionado. Desde pequeño fui testigo de su sensual andar, extravagante vestimenta y diversidad de pelucas.

Cuando Cheo era niño y la veía actuar en algún programa de televisión, siempre lo desconcertaba ver como aquella mulata de baja estatura, algo pasada de peso, con un áspero timbre de voz y sin grandes condiciones para el canto, recibía enormes ovaciones al final de cada actuación. Luego comprendí que su enorme éxito no consistía en su talento y entrega músical, sino en que ella representaba la auténtica expresión y esencia del cubano.


Juana Bacallao era la atracción del Salón Rojo del Hotel Capri, allí ofrecía su peculiar voz, eróticos gestos corporales e imprevistas ocurrencias. Su espontaneidad y pícara imaginación eran el atractivo principal de aquel famoso espectáculo. Durante su extensa carrera artística ha cantado con la Orquesta Anacaona, Bola de Nieve, Elena Burque, recorrido cientos de escenarios internacionales y (aunque no lo crean) causado la admiración y el asombro del mismísimo rey del pop Michael Jackson, durante una actuación del show Tropicana en Los Angeles.


Hay quienes le atribuyen una famosa anécdota que nunca supe si fue cierta o no, pero viniendo de Juana no lo dudo. Dice la leyenda:

Al final de una recepción en el Comité Central, donde habían sido invitados a actuar Juana y su Banda Tiemblatierra, cuentan que el Comediante en Jefe llamó a Juana para que se sentara junto a él y conversar. Un rato después, ya avanzada la noche, Juana observó como el Comediante en Jefe comienzó a dar pestañazos, y le dijo:

-Oye Fidel, ¿por qué no te vas a dormir?

El Comediante en Jefe no dió crédito a lo que escuchó y le preguntó...¿qué dijistes?

-Sí chico, que te vayas a dormir, que te estás cayendo de sueño y mañana tienes que trabajar...... ¡Y luego no quiero que le eches la culpa a Juana...!


En la calle Neptuno, esquina Lealtad, existía una cafetería con un pequeño mostrador llamada (si la memoria no me falla) Café Serrano; por allí solía pasar Juana a tomar café diariamente entre las dos y tres de la tarde. Mientras Juana saboreaba su habitual taza de café, se podía disfrutar por unos minutos de uno de los mejores espectáculos humorísticos de la Habana, totalmente gratis.
Yo disfrutaba observándola, porque no sólo me divertía tratando de adivinar cuántas capas de polvo facial se había aplicado ese día o cuántos minutos más resistirían aquellos zapatos, de 4 pulgadas de tacón, el exceso de carnes frontales y traseras que exhibía orgullosa; también me deleitaba con las ocurrencias y expresiones espontáneas que disparaba a cada segundo.


Pero no estaría completo este homenaje sino comparto con ustedes una anécdota personal, que he mantenido en secreto por mucho tiempo y muy pocas personas allegadas conocen........el día que recibí un piropo de la mismísima Juana Bacallao.

Una tarde, mientras Juana saboreaba su humeante taza de café recién colado y pasaba yo justo frente a la cafetería, observé como se apresuraba en beber el último sorbo para dirigirme una pícara mirada y gritar a todo pulmón, delante de unas 10 personas que la rodeaban.......

¡¡¡¡Coñooooo, qué bueno está el blanco ese!!!!

Busqué ansioso, con la timidez que caracterizaba mis 20 años de edad, a mi alrededor deseando no ser yo la víctima de aquel atronador piropo, y las estruendosas carcajadas que lo secundaron....pero, desafortunadamente, no había nadie más a la redonda. Confieso que fue la primera y única vez que una mujer me ha dirigido un piropo de una forma tan eróticamente desordenada.

A finales de los 80, el músico Fito Olivares escribió la canción “Juana la Cubana”, inspirado en nuestra popular diva, que fue todo un hit en los 90 interpretada por Las Chicas del Cán. Juana nunca estudió música pero aún así toca el piano, la batería y las tumbadoras.

Muchas gracias Juana, por entregar tu inimitable arte y por las incontables sonrisas que has sabido arrancar a cada cubano con tus divertidas actuaciones......la vergüenza por aquel atronador piropo la atesoro con mucho cariño, aunque no te la perdono.

16 comments:

Isis said...

Desde el cafe internet,
esto si que esta bueno ahora, con la Juana!!!
Vuelvo mas tarde, a degustarlo comme il faut.
Bye for now,

Zoe said...

Oh, sublime, yo la adoro. Le escribí un poema en Respuestas para vivir, sí, también le escribí un poema a Juana Bacallao. También la conocí, porque tenía a mi mejor amiga que vivía en Lealtad, y nos íbamos en bicicleta cuando nadie en Cuba montaba bicicleta, y nos gritaban de todo, y Juana nos defendía: "¡Dejen a las pepillas tranquilas, caballeroooo!"
La anécdota que Cheo cuentan dicen que es cierta, y de que lo haya piropeado, me he reído tanto con esa anécdota, que por cierto, con Camilo Egaña, quien le hizo la mejor entrevista televisiva, dijo: "Camilo, te voy a hacer una 'anecda', 'estábase' (cuando ella quiere ser fina es tremenda) yo en Nueba Yol, y allí canté con Michael Jackson y con Celia Cruz'. Silencio total, ella se da cuenta que ha metido la pata, no sólo que ha dicho una mentira-verdad sensacional de las de ella, sino que ha mencionado el nombre de Celia, y de pronto rectificó: "claro, había un cristalito por el medio que no separaba a las dos". Estuvo cantando también en el barco cabaret El Comandante Pinares, y dicen que una noche llegó Vilma con unas invitadas militantes mujerangas de esas muy feministas, y Juana cambió la letra de la canción, o sea el estribillo, y en lugar de decir: "Porque yo soy, tremenda bandolera". Siguió: "porque yo soy tremenda tortillera". Un personaje esa Juana. Gracias, Cheo, qué post tan rebueno, magnífico.

Zoe said...

Debió decir: "que nos separaba a las dos"...

Eufrates del Valle said...

LOL!... Estimada Zoe, que manera de rie... "estabase"... tan Juana!!!!

Dilecto Cheo, con un piropo asi no duermo en una semana creyendome Brad Pitt con Angelina a cuesta.

Alba said...

¡Ay, qué post tan cargadito de folclor, de cubanía! Juana Bacallaó es un símbolo del barroquismo que caracteriza a nuestro pueblo. Siempre la recuerdo un día que nos cruzamos en la ruta 10, por el cine Riviera. Por supuesto, subió a aquella guagua metiéndose con todo el mundo. Eran las 12 del día y ella andaba con un mono de lamé y hasta sus tacones eran dorados. No había forma de ignorarla. Destellaba más que el mismísimo indio, ¡jajajajaja!!!!

Por cierto, me he arrastrado de la risa con la anécdota de Zoe.

Saludos,

Isbel

Anonymous said...

Juana, la gran Juana. Gracias, Cheo Malanga por recordarnos a este otro "monumento" cubano. Niobe.

Olga Admiradora said...

la gran Juana la cubana...
... y el piropo de cheo... a mis 20tambien me marcó un piropo (si así se le puede llamar) porque lo odiaba, era en la Cujae, estudiabámos juntos pero diferentes carreras, después fue un reconocido sonero, ya murió, lo perdoné, pero cada vez que pasaba delante de su cuarto de beca, y no me quedaba alternativa de ir por otra parte, me ladraba...

Anonymous said...

El arquitecto, como siempre, rescatando las ruinas preciosas de la isla, ji,ji.
La verdad, verdad, nunca fui muy fan de Juana, pero cierto que es un personaje de altura!

Tuta

el amigo de sumi said...

Estimado Arquitecto, usted vio alguna vez a La Lupe? Ya se que no en vivo, por su juventud habanera, pero yo que ya ni canas peino le digo que la Yiyiyi no era segunda de nadie. Y ya se que las comparaciones son odiosas, pero se la recomiendo de corazon.

Alfredo Pong said...

Ñooo, ya se a quién se va parecer Michelle Obama dentro de unos añitos...lástima que no toque piano ni tenga el angel de esa divina Juana Bacallao, por cierto en su época en esa cafeteria se hacian unos sandwiches buenisimos acompañados con batido de fruta bomba o de mamey.

Anonymous said...

Épica Juana. Sandokán.

Isis said...

Ya lo he leído tres veces, el homenaje del dilecto arquitecto, saboréandolo intensamente. Gracias, don Cheo.
Y claro que el "blanquito" debe estar buenísimo.

arq:Cheo Malanga said...

Muchas gracias a todos por pasar y dejar sus comentarios.

Me he divertido muchisimo con los comentarios y nuevas anécdotas de Juana.

Disculpen por no personalizar mis comentarios como siempre acostumbro.

A Cuban In London said...

Uno de los mejores reportajes del sen-or Cheo. Muchas gracias.

Saludos desde Londres.

Anonymous said...

Estimado Cheo Malanga:
Ante todo gracias por este blog, magnifico!!!
aqui le escribo otra anecdota de Juana:
Ocurrio en un festival en San Antonio de los Banios, en los 80s.
Juana inauguraba el festival como presentadora de inicio, en el cual se encontraba como invitado especial en primera fila el ministro de cultura Armando Hart Davalos.
Al comenzar su introduccion, se expeso' de la siguiente forma:
...y hoy tenemos aqui la presencia de nuestro ministro de cultura Armando Hart y sus secuaces!!!.....que les dira unas boberias !!!!!
las carcajadas fueron apoteosicas, por definirlo de alguna forma.

Cheito.

Aguaya said...

Un monumento cubano, es verdad! Yo me divertía mucho con ella... muy buena!!!