Monday, September 29, 2008

JARDINES ENCANTADOS


(A The Fan-Frates Club: Belkis, Zoé e Isis; la Sra. Tuta Fidelidad y Olga Admiradora)


Si el Central Park es un oasis en medio de la Babel de Hierro, su Jardín Botánico es el paroxismo de la belleza, refinamiento y paz. A la altura de la calle 105 de la Quinta Avenida, casi frente al Museo del Barrio, se encuentra el único jardín formal del Parque Central.


Este paraíso terrenal de seis acres está dividido en tres jardines de diferentes estilos, representando la jardinería italiana, francesa e inglesa. La entrada se hace por el jardín italiano, cuya fuente puede verse desde diferentes puntos. Muchas parejas usan este escenario para tomarse sus fotos de boda.






Al sur del jardín italiano queda el inglés, el cual tiene como pieza central la fuente Burnett Memorial, esculpida por Bessie Potter Vonnoh, a pedido de los amigos de Frances Hodgson Burnett, la autora de cuentos infantiles clásicos. Las dos figuras representan a Mary y a Dickon, protagonistas de su libro The Secret Garden.



Al norte se encuentra el jardín francés, presidido por una de las fuentes más bellas, sensuales y alegres que he visto en mi vida: Three Dancing Maidens, del alemán Walter Schott.





Al oeste del jardín italiano, a un nivel más alto, hay como especie de un mirador de pérgola, refugio de estudiantes, enamorados o lectores.




Hasta 1934, en este lugar había un gran invernadero de cristal, que fue demolido en ese año debido a lo costoso que resultaba mantenerlo. En 1937 se inauguró el jardín tal como lo conocemos hoy día.


Para entrar o salir del Jardín Botánico hay que pasar por esa majestuosa puerta de hierro, la cual se llama Vanderbilt Gate. La misma fue diseñada por George B. Post en 1894 para la residencia de Cornelius Vanderbilt en la calle 58 y Quinta Avenida. La puerta y la reja fueron donadas para el jardín por la hija de Cornelius, Gertrude Vanderbilt Whitney (¡qué par de apellidos sobre una persona!) en 1939.


Se cuenta que los Vanderbilt vendieron la residencia de la calle 58 y Quinta Avenida, cuando construían el Hotel Plaza, ya que el nuevo edificio les obstruía la vista del Central Park. Dicen... Hoy día, el palacete que era protegido por esta espléndida puerta y su reja, es la exclusiva tienda Berdorf Goodman.



Fotos: Eufrates del Valle

14 comments:

Isis said...

Miles de gracias, dilectísimo Eufrates.
Más maravillosas fotos que nunca, gracias por este regalo.
Fan-frautes Isis

Zoe said...

Por favor, qué sorpresa grandiosa, maravillosa. Gracias, trés honorée de Balzac!

Anonymous said...

Bello panorama, las fuentes, un escándalo, todo lo que adoro: tranquilidad, belleza, agua pura, verdor, y cerca el asfalto. soy muy parquera. Niobe.

Olga Admiradora said...

Estos recorridos neoyorquinos dan para una buena publicacion.
Es una visita obligada en mis mañanas despues del delicioso cafe cubano ...

Marta G. said...

Es el verde mi remanso de paz. Maravilloso lugar, lo tendre en cuenta para mi proxima visita.

Anonymous said...

!Ay, pero que bonitos, el paisaje y el gesto. Eufrates, usted es todo un caballero, suerte que tiene su Escolastica. Muchas gracias sigo luego que el boss anda por aca

Tuta

Taoro said...

Realmente encantador su post de hoy, Don Eufrates.
Imposible imaginar que esos bellos jardines puedan estar rodeados de tanto asfalto y hormigón. Es uno de los contrastes que me encantan de su ciudad.
Gracias por este bello paseo.

GeNeRaCiOn AsErE said...

caballero,
es una suerte bloguera, el poder contar con un blog como el imparcial digital.
Gracias nueva-mente, por este divino post.

abrazos, de la pandilla. ;)

Belkis Cuza-Malé said...

Ay, si yo tuviera el don de la ubicuidad, alli estaria ahora disfrutando de la brisa otoñal que usted, mi querido amigo Eufrates, regala como un rico postre, en esas maravillosas fotos!!!

Qué envidia (de la buena)!!!

Muchos cariños y bendito lunes para usted,
Belkis
www.belkiscuzamale.blogspot.com

Aguaya Berlín said...

Qué belleza!!! y qué contraste con la Babel de Hierro, es verdad!!!
Muy lindas fotos, muy lindas fotos...

el amigo de sumi said...

Lo dicho, Eufrates, ante Ud hay que quitarse el sombrero con la camara. Buen ojo

Alina. said...

Eufrates,me encanta el imparcial,lo disfruto mucho...gracias.
Alina.

A Cuban In London said...

Sublime!

Saludos desde Londres.

Gabiotany said...

Yo no sabia que habia un jardin botanico en el Central Park. Me alegro de haber leido su blog, Don Eufrates...gracias por la informacion!