Thursday, September 11, 2008

NYC SIETE AÑOS DESPUES DEL 9/11


Así era Manhattan antes del 11 de septiembre del 2001. Esta foto en blanco y negro se la compré a un fotógrafo en la calle, junto con otras de una serie sobre la ciudad, antes de los ataques terroristas a las Torres Gemelas. Lástima que no recuerdo el nombre del artista. Los Twin Towers eran mi paisaje diario desde la ventana de la oficina donde trabajaba en aquella época.

Foto: Alberto Mendez.

Así vi los sucesos de aquel día. Ya había colapsado la primera torre cuando un colega tomó esta foto. El año pasado publiqué mis impresiones generales de dichos momentos. Un día contaré las memorias más íntimas. Una de esas siluetas oscuras observando desde la ventana es la mía.

Foto: Eufrates del Valle.

A mano derecha se nota el hueco en el paisaje dejado por los ataques terroristas. Desde aquella ventana vimos, por más de un mes, el humo que salía desde los varios pisos de escombros en que quedó el área que fuese el World Trade Center. Mi cotidianidad fue violada con alevosía. La de casi 3,000 personas se volvió polvo.

Foto: Eufrates del Valle.

Foto: Eufrates del Valle.

Ya ambas torres no sobresalen entre los edificios del perfil de Downtown Manhattan. Nos ha costado trabajo acostumbrarnos; no están cuando las necesitamos para ubicarnos dónde se encuentra el sur de la Isla.

Pero, si los extremistas islámicos saben cómo destruir, los Estados Unidos conocen muy bien lo que es construir. En menos de doscientos años y medio construyeron la nación. En el 2012 debe estar terminado completamente el proyecto para la zona, que ya está en fase constructiva. En el 2009 debe quedar lista la Freedom Tower, presidiendo un área de esparcimiento de múltiples usos, incluyendo un museo y un memorial honrando a las víctimas.

Ellos destruyen. Nosotros seguimos construyendo.







Imágenes tomadas del sitio NYCFreedomTower.

14 comments:

Anonymous said...

Gracias, muy duro, pero NY es la ciudad esperanza. ZV.

Aguaya Berlín said...

Un día para no olvidar nunca, y una ciudad bella y moderna que se recupera de su peor tragedia...

Saludos, Eu! Muy buenas fotos!!!

lola said...

Yo lo vi en la televisión mientras daban las noticias, vi cuando impactó el segundo avión, de verdad que pensé por un momento que era el fin del mundo.
Un familiar de una cuñada murió ahí, nunca encontraron el cuerpo, sólo un anillo.
Aquí también tuvimos lo nuestro un par de años después. Fue horrible.

Taoro said...

Muy bello y necesario homenaje, Eufrates.
Nunca podré olvidar, cuando visité la Zona Cero, la solemnidad y el silencio que existían en aquel lugar, interrumpidos solo por los finos acordes de "Imagine", interpretados por un músico de la calle.
Imposible evitar las lagrimas y un gran nudo en la garganta.
Gracias Eufrates, este post hoy no podía faltar.

bustrófedon said...

Gracias por el homenaje, maestro.

GeNeRaCiOn AsErE said...

Un abrazo para todo aquel que perdió algo el 9/11, amigos, lugares y recuerdos.
HOy estamos con ustedes.

G.A.

GeNeRaCiOn AsErE said...

Eu, quien mejor que un newyorker para hablarnos hoy. Eso que dices "...Ellos destruyen. Nosotros seguimos construyendo...",
me parece justamente la galleta honorable que la humanidad espera de los Estados Unidos.

Al suceder lo del 9/11 solo tenía unos meses de vivir aquí, y pude ver con mis propios ojos, como -en Miami- desde los autos de lujo hasta el transportation mAs 'desbaratao', todos tenían en la defensa trasera su banderita americana.
Aquello me conmoviO! !mucho!. Ese gesto representó una lección (otra) de lo grande que es esta nación y de los valores que representa en la gente.


No voy a terminar down esto, les cuento por aquellos días, la ciudad de Hialeah, decidió poner unas banderas en los postes de luz,donde se leía "Hialeah apoya a América" (?) Maylin y a mi nos daba mucha risa aquello, pues aun con buenas intenciones y puede que hasta 'inconsciente-mente' se situaba a nuestro pueblo cubiche (90 y pico%) y el resto de los latinos fuera del contexto de América. De todos modos la gente salió a las calles con una bondad tremenda, con esa sencillez de tener poco, pero compartirlo sin remilgos que es lo que me hace sentir orgullo por este sitio donde trabajo y cultivo mis amistades día a día.

Saludos cordiales a mi amigo EU y también a todos los neoyorquinos,
tony.

Güicho said...

Escuché por radio el resultado de dos encuestas entre niños con hasta diez años de edad. Una en EE.UU. y la otra en Egipto.

De 400 niños americanos niguno (cero = 0) sabía qué paso el 9/11.

De 180 niños árabes casi 150 sí sabían que fue el día que Alá castigo al demonio estadounidense.

Creo que Alá volverá a golpear al demonio en el futuro, porque los demonitos están creciendo muy mongos, muy vagos y muy blanditos.

Constancio Baraguá ( alias Cuco) said...

Si, creete eso Güicho. Excelente EU.

Yoana said...

Qué imágenes! Gracias Don Eufrates. New York es y seguirá siendo espectacular, pésele a quien le pese. Y eso es lo mejor de la civilización, su poder para construir y reconstruir y brillar, que tanto contrasta con el poder de destrucción de los bárbaros y los barbudos ya sin barba que conocemos.

Eufrates del Valle said...

Cuco, lamentablemente Guicho esta diciendo la verdad...

TIROFIJO said...

http://tirofijomalanga.blogspot.com/2008/09/olvido.html

Constancio Baraguá ( alias Cuco) said...

Discrepo. Saludos.

EDUARDO JO said...

Este día once, séptimo aniversario, lo pase en nueva york y por supuesto pase por la zona cero donde se realizaba la ceremonia y también pase por el memorial que hay cerca del battery park donde exponen las botas y algunos uniformes de bomberos y una escultura gigantesca y muy dañada que estaba en el lobby de una de las torres. Ese día me emocione mucho. Ya estoy de regreso en mi casa en Miami y no me salen de la cabeza las imágenes de esa cantidad de botas sacadas de los escombros.