Wednesday, September 5, 2007

RECORDANDO A PAQUITA...



Conocí a Paquita Madariaga en Miami en 1992.
Voz peculiar, católica, fumadora empedernida, irreverente, y por muchos años escritora de la Revista Vanidades Internacional. Una cubana de pura sepa, a pesar de que pasó casi toda su vida en el exilio.
Su padre fue un gran especialista en enfermedades del estómago en tiempos de la República; además, médico de Fulgencio Batista bajo el Juramento de Sócrates, ya que él era un antibatistiano por principio.
A su vez, la joven Paquita recaudaba dinero para el Movimiento 26 de Julio hasta que un día recibió la visita de los agentes del BRAC (Buró de Represión Anti-Comunista), y mientras los “segurosos” de la época esperaban por ella en su sala de la casa del Vedado, Paquita se metió el pasaporte y un fajo de billetes dentro del escote del vestido, saltó por la ventana de su cuarto, y no paró hasta el aeropuerto. Salió de Cuba en el primer avión que ese día volaba a Miami.
Al triunfar la revolución regresó al país. Y cuando entró a la terminal aérea y vió –según sus propias palabras- “a aquella chusma” en verde olivo con collares y cadenas dando órdenes con sus armas largas, comprendió que todo había sido en vano.
En 1961 tomó el último avión de PanAm que despegó de suelo cubano y no regesó más.
Construyó su vida en Miami en lo que fue su segundo exilio, educó a sus hijos y deleitó a las lectoras de Vanidades con su impecable dominio de la lengua española y su sentido del humor.
Me encantaban sus anécdotas, su compañía. Cuando ella hablaba del Vedado Tennis, highball en mano y cigarrillo al labio jugando canasta, yo no podía dejar de pensar en un círculo social sucio y apuntalado y cerveza a granel en pergas. Teníamos el mismo amor por dos Cubas diferentes.
Paquita murió hace unos años atrás. Sin embargo, en estos días que esperamos el principio del fin de una época de destrucción, separaciones familiares, muertes en vano, amarguras, presos políticos y represión, recuerdo a Paquita y pienso cuánto hubiese disfrutado ella vivir esta emoción interna que lleva cada cubano dentro en estos días. Cuando llegue el momento de destapar el champagne, también alzaré la copa por mi colega Paquita, esa cubana divertida y brillante que tuve la oportunidad de conocer.

(No fuimos amigos, pero al menos una vez a la semana durante un año, almorzábamos juntos en el Dennis de la 36 calle del NW de Miami -existirá todavía ese Dennis?- y mientras comíamos mirando despegar y aterrizar aviones, ella me contaba su historia)

10 comments:

Elgentleman said...

Con el nombre de Eufrates no puedo saber quien eres. Escribeme a mi email hsoldevilla@gmail.com
Idalberto Delgado?, Alejandro Maulini? Tira pa atrás.

Saludos,
Henry

Anonymous said...

Oye, Éufrates, no le andes dando tu información este Gentleman. Me asombra que lo tengas en tu lista. El tipo es un amigo del régimen de Cuba, uno de los preferidos en los blogs de Armengol y Ruiz Ferreira, atacante acérrimo y constante del exilio, y para colmo, tremendo pretencioso. Cuidado, que posiblemente está enviándole información a Cuba... Gentleman, ¿tú te crees que la gente es tonta?

Elgentleman said...

Anonimo, eres tremendo comemierda y cobarde; por lo menos da la cara. Tu no tienes ni idea de lo que es la amistad, por lo que muy probablemente tú seas un chiva del exilio. Por otra parte, crees que defiendo al régimen porque no opino exactamente igual a ti? Soy objetivo y probablemente mas "dañino" para ellos que tú. Eufrates, ese tipo de acciones las usa el régimen para dividir a los amigos, espero que pienses por cabeza propia. Saludos,
Henry

C.K.E. said...

Su amiga tenia luz larga, sus hijos y nietos no tienen que salir corriendo de la Chusma Multiplica, ahora con los mismos collares y almas cortas.
Hay que ver los maestros de hoy, la (in) cultura popular, la ratería, la doble moral, no se como se va a resolver eso en el futuro, ¿tiene usted alguna idea? ¿tendrá solución la Chusma?

Anonymous said...

Gracias, Eufrates, imagino que detras de ese nombre- no precisamente hermoso- al menos para mi- se esconda un alma buena, un corazon puro.

Siga contandonos lo mejor de usted y sus circunstancias, tan comunes a muchos de nosotros

Ojala asi sea,

Nino

Anonymous said...

Éufrates, fíjate cuán "objetivo" es el Gentleman: al día siguiente del 26 de julio, ya él había posteado en su web el discurso íntegro de Raúl Castro, pues según él ha dicho en otros blogs, Castro II representa una apertura a la represión de Cuba y sus palabras eran portadoras de un mensaje de cambio. Y claro, la culpa la tienen los americanos, que no quieren escuchar su mensaje de paz:

“RAÚL (…) TENDIÓ A ESTADOS UNIDOS UN RAMO DE OLIVO QUE EL PORTAVOZ DEL DEPARTAMENTO DE ESTADO DE EEUU, SEAN MCCORMACK, SE APRESURÓ A RECHAZAR”.

Eso es falta de materia gris (y el Gentleman tiene de todo menos de bruto) o, lo más probable, colaboracionismo.

Anonymous said...

Yo trabajé con Paquita durante dos años, a principios de los 80, en lo que antes se llamaba Editorial América (ahora Televisa). Buena persona, un personaje, con mucho carácter, brillante, llena de historias divinas de todos los sitios donde había vivido (Paquistán, África, Bélgica, etc.) y una excelentísima escritora. Curiosamente, su verdadero apellido era "de Onís", pues su padre verdadero era hijo (creo) de Federico de Onís.

Elgentleman said...

Anónimo again: puse el discurso por inmediatez periodística, y completo para ofrecer objetividad y no viciar a nadie con mi punto de vista,lo cual sería subjetivo.Y no fue al día siguiente, pues no lo publicaron unas 72 horas después,dando tiempo a revisar la versión impresa a la que le suprimieron algunos comentarios que expresó en vivo el discursante.Y la otra cita no es mia sino probablemente del autor de alguna noticia que reproduje. Cuando escribo algo yo, de mi cosecha, lo firmo.
Pero veo que desde tu anonimato te has convertido en un fanático de mi proyección. Dame tu número de fax para enviarte una foto firmada. Eso sí,no la vayas a subastar después.Es sólo para ti.

Anonymous said...

No, esa foto se la tienes que enviar a Villoldo, que está en el negocio de subastar las reliquias de los comunistas.

Anonymous said...

Con personas con tanto odio como el anonimo de las 12.46 no se podra reconstruir Cuba con todos los de adentro y los de afuera, pues son esclavos de sus rencores y por lo tanto cuadrados del otro bando, asi como inflexibles como los izquierdosos: los que no piensan como ellos son enemigos o segurosos. No conozco al elgentleman, pero al menos da la cara porque no tiene miedo ni a los de andentro ni a los de afuera. Si Eufrates no se quiere identificar tambien hay que respetarlo, al menos su blog es interesante. Es una pena que dos personas que se conocen de antes y que una de ellas no se quiera dar a conocer. sera por magia o por paranoia como secuela de lo vivido en cuba? Quien sabe?