Tuesday, May 27, 2008

EL GREENWICH VILLAGE


Estas fotos las fui tomando durante el invierno y el inicio de la primavera de este año, mientras hacía gestiones por el Village. Más que las imágenes que deben haber visto en tantas películas, quise capturar la atmósfera cotidiana de este barrio conocido como la cuna de la bohemia artística e intelectual de este país en el siglo XX. Hoy, uno de los más caros de Manhattan, si es que escoger uno puede ser posible.



La historia del Greenwich Village comenzó en el área donde en la actualidad yace el Washington Square Park, del cual ya había comentado aquí. Dicho parque es el epicentro de la Universidad de New York, generalmente mencionada por sus iniciales, NYU. En la foto anterior, una de sus dependencias. A continuación, otras imágenes del parque y sus alrededores, con su peculiar energía juvenil, mezclada con la tradición bohemia que las personas mayores de los alrededores se encargan de mantener.





Oficialmente este barrio se convirtió en pueblo, villa, asentamiento, o cualquier otro sinónimo aceptable, en 1712. Se le conoció como una comunidad rural apacible, alejada del mundanal ruido que era (y nunca ha dejado de ser) el Downtown de Manhattan. Sin embargo, un poco más de un siglo después, en 1822, durante una epidemia de fiebre amarilla, se le alentó a refugiarse en el Village a los residentes de la parte baja de la Isla, y aquel paraíso bucólico comenzó rápidamente a urbanizarse y florecer.



Todavía quedan pequeñas callejuelas como la observada en la imagen anterior, perdidas entre la jungla de edificios más altos y modernos, y celosamente cuidadas por sus vecinos que las han convertido en callecitas encerradas entre altos y sólidos portones de hierro.



El Village tiene una característica muy peculiar: Su urbanización es totalmente anárquica. O, como también se dice, es el vecindario donde las calles perdieron la orientación. Mayormente son llamadas por nombres, no por números, y no se asombre si Bleecker corre en un tramo de este a oeste, y en el otro de sur a norte, o piensa que West 4th Street ha terminado y reaparece de pronto al cruzar Varick Street. En el Village, generalmente, se pierde hasta la memoria.



Quizás haya escuchado de una dirección ubicada en el West Village. No ha cambiado de barrio, sólo que así le llaman los neoyorquinos al área del Village que queda al oeste de la Sexta Avenida. Esta zona es más tranquila y residencial, y por la misma no se ven tantos turistas como en los alrededores de Washington Square Park. El West Village preserva todavía su atmósfera local, con sus pequeños restaurancitos y bares casi escondidos a la vista del foráneo.


Si quiere escuchar jazz, posiblemente haya algún célebre jazzista en la cartelera del Blue Note. Sin embargo, yo que gusto más del jazz tradicional, prefiero llegarme hasta Arthur’s Tavern, el toldo rojo que aprecian en la foto anterior, ubicado en Groove Street casi esquina con Seventh Ave. South. El lugar es pequeño y normalmente no se consigue un asiento, pero su ambiente es unique.


Si quiere desorientarse totalmente, pase un happy hour en Caliente, ubicado en la esquina sureste de Commerce St. y Seventh Ave. South. Si se llega, por supuesto, no deje de probar sus famosas margaritas congeladas. A partir de ahí, cada bar que encuentre luego en los alrededores le parecerá el paraíso.



El Greenwich Village fue el vecindario de Marcel Duchamp, Isadora Duncan, Eugene O’Neill, Norman Mailer, Jimmy Hendrix, Barbra Streisand, Bob Dylan, Joan Baez... Tantos y tantos, como ya he contado. Su re-urbanización es muy restringida y se exige preservar las fachadas, y está considerado como un lugar histórico por la Comisión de Conservación de Lugares Históricos de la Ciudad de New York.



Fotos: Eufrates del Valles

11 comments:

Aguaya Berlín said...

Wow!!! qué viaje virtual tan impresionante!! Me imagino caminando por esas calles con Eu de guía...

Saludos desde Berlín!

Isis said...

Cómo se le agradece!, Eufrates.
Otro excelente reportaje.

NC said...

No queria dejar de comentar la cronica de ayer- me mataste, broder- con lo de tu abuelo.
Pero hoy, revivi con este paseo por el Village, a ver cuando lo damos juntos y nos damos unas margaritas heladas de esas que anuncias.

Gracias por la variedad y el esfuerzo, tu si que trabajas duro!

Anonymous said...

Don Eufrates,me gusta mucho el village, ¿todavía existe el Charlie? Fui con mi hermano, y ya le contaré mis experiencias. Grosse Tête.

Eufrates del Valle said...

El Charlie? Vegetal, animal o mineral? Digestivo, etilico o pasarela....? Hay una calle, Charles St., pero ahora me has dejado intrigado, mon amis....

Laz said...

Off topic
Urgente: acusan a Yoani de estar al servicio de la Cia
http://cubaindependiente.blogspot.com/2008/05/acusan-yoani-de-estar-al-servicio-de-la.html

Anonymous said...

Que manera mas bella de comenzar el dia, querido Eufrates- asi me escapo de la oficina, y el jefe en Babia,ji,ji.
La verdad es que no quiero morirme sin visitar Nueva York!

Tuta

Eduardo Frias Etayo said...

Estimado Eufrates, no nos recomiende, invítenos a desorientarnos que hasta le autorizamos pague un par de margaritas, aunque yo tengo dos en casa. Por cierto respecto a su comentario en mi blog acerca de la foto de Teresa Melo y su servidor en Romerías, después de la foto, ese día hubo un choque etílico violento en el que fallecieron caja y media de cervezas Mayabes y dos botellas de algo que Joaquín Borges Triana bautizó alguna vez como Dragón Pestín, ahora si se refiere a mi estampa actual el choque fue con 30 libras de barriga que no las vi venir en algun cruce.

bustrófedon said...

Dilecto: Se impone un café o alguna cerveza por este vecindario que tanta estima le merece. ¡Gracias por el tour!

Al Godar said...

Muy interesante Eu. A mi me fascinó NY. He estado solo dos veces, pero me resulta todo muy familiar.
Saludos,
Al Godar

Los Miquis de Miami said...

algun dia, algun dia, y cada vez mas me siento comprometido a realizar ese viaje. cada foto que usted publica es una tentacion para mi bolsillo.