Friday, March 14, 2008

EL CLIENTE 9


Este hombre que ven en la foto es Eliot Spitzer, Gobernador del Estado de New York… hasta el miércoles pasado.

Cuando en el 2006 el demócrata Spitzer ocupó la silla de gobernador, electo con devoción por la mayoría de los neoyorquinos, prometió que los cambios comenzarían desde el primer día. Lo avalaba la reputación que ya traía como fiscal general del estado desde 1998.

En sus años como fiscal general, por ejemplo, Spitzer logró abrir una investigación en Wall Street, que acabó con la corrupción que había en el mundo financiero, desde la de los bancos y las compañías de seguro, hasta la de la industria de la música y la del crimen organizado. Un hombre duro que utilizó la ley para una cura social. No por gusto la revista Time lo había nombrado en el 2002 “Crusader of the Year”.

Sin embargo, durante esta semana que aquí hemos tenido a Spitzer hasta en la sopa, me he ido enterando qué pasaba detrás de las mamparas políticas de la capital del estado, Albany. El servidor público que blandió la ley como una espada contra la corrupción, también era un hombre déspota y truculento, con bastantes enemigos. El mejor artículo que he leído sobre el hasta hace dos días gobernador de mi estado, lo acabo de leer en Time; un excelente resumen de toda la carrera política de Spitzer.



Silda y Eliot Spitzer el lunes pasado.

Pero, el héroe ha caído del pedestal, y ahora se le conoce como El Cliente 9.




Desde hacía seis meses, Eliot Spitzer estaba siendo investigado por el FBI, tras un pitaso de su propio banco, después de negarle al gobernador un unusual pedido: Que quitaran su nombre de las transferencias bancarias que él ideó para dividir $40,000 en pequeñas cantidades. A su vez, los agentes del IRS (el coco en este país) descubrieron que algunas transacciones financieras realizadas por él, eran con unas compañías pantallas que encubrían una red de prostitución.




El 13 de febrero de este año, a Spitzer lo cogieron, literalmente, con las manos en la masa. Viajó a Washington, D.C., con el pretexto de asitir a una reunión del comité del congreso -que no requería su presencia- y se hospedó en el hotel Mayflower, donde ordenó por teléfono que le enviaran desde New York a “Kristen”.


Ashley Alejandra Dupree, “Kristen”. Foto del New York Post online.

La canita al aire de $4,300 la noche con “Kristen”, grabada por el FBI, levantó la tapa de la Caja de Pandora: El gobernador se había gastado en la última década $80,000 en prostitutas. Nos hemos enterado desde eso, hasta de que el gobernador era conocido como El Cliente 9, del cual ya se había quejado una de las muchachas, porque él le había pedido las bendiciones del sexo oral sin protección.

Si desean más detalles, los encuetra en el New York Post. O en cualquier publicación neoyorquina, porque por estos lares no se habla de otra cosa. Ya le dedican oraciones a su bellísima y distinguida esposa, Silda, y a sus tres hijas adolescentes; ya quieren crear un movimiento para exigir que declaren el 13 de febrero como el Mistress’ Day. Pero, sin duda alguna, quienes más han disfrutado de esta noticia han sido los muchachos de Wall Street. Los periódicos cuentan que el lunes pasado, cuando la bomba explotó a mitad del día, la bolsa de valores se paralizó y las botellas de champagne comenzaron a pasar de mano en mano.


7 comments:

Amadeus said...

Independientemente de los desmanes justos o no, o las irregularidades cometidas por Spitzer, lo envidio. Esa Kristen es un bombón. Aleluya!!!

LOS MIQUIS said...

detrás de un extremista, siempre hay un oportunista. ¿no es así como decía una frase en cuba? amadeus, estamos contigo, la Kristen merecía más, mucho más,ja,ja,ja.

TAORO said...

Uffff Eufrates, ya nos hicistes regresar a la "real life", nos tenias embobecidos con tus exoticos paseos por parques y mansiones de NY.
Como le cambia la vida a las personas en solo minutos, eh?, a unos para bien y a otros para mal. Para Elliot lo peor no ha pasado aun y para Kristen lo mejor esta por venir, millonarios contratos de exclusividad, portadas de revistas, libros, entrevistas, etc. Esto me recuerda el caso Clinton-Lewinsky.....al parecer la bola pica y se extiende.

GeNeRaCiOn AsErE said...

Eu, la verdad es que
me da pena con la esposa y las hijas del hombre.

Un saludo,
tony.

Nino said...

Lo que mas me ha gustado de todo esto es la respuesta del nuevo gobernador - legalmente ciego! estos americanos son la candela a la hora de inventar nombres y categorias!- cuando le preguntaron si habia tenido negocios o reuniones con prostitutas. El hombre, apenas sin pensarlo, dijo: bueno, a no ser con los cabilderos ("lobistas").

Espero que el broder venga por la goma, que crees Eu?

GaviotaZalas said...

el moralizador, MORALIZADO, aqui se está hablando del tema, aunque con todas las cosas q estan sucediendo en estos momentos x la Italia,,,pasa a segundo plano SALUDOS

Aguaya Berlín said...

Y por qué será que las esposas de estos personajes los apoyan no obstante??? Fíjense en la cara de ella en la última foto... Qué tal si hubiera sido al revés?????? Hmmmm, tienen idea???